28 de septiembre de 2021, 3:38:11
Nacional

JUSTICIA


La libertad de expresión, nuevo conflicto entre PSOE y Podemos

EL IMPARCIAL

Moncloa se adelanta a Unidas Podemos, que registrará este martes una proposición de ley de similares características.


Nuevo capítulo del enfrentamiento que sostienen PSOE y Podemos, con la oposición atónita, en este caso a cuenta de los delitos de la libertad de expresión. Un día antes de que Podemos presentara en el Congreso su iniciativa para tramitar por la vía urgente la modificación de los delitos de expresión en el Código Penal, el Ministerio de Justicia se adelantaba y anunciaba su intención de incluir una reforma similar, sin dar más detalles.

La ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha tenido que aclarar este martes, que la reforma del Código Penal sobre delitos relacionados con la libertad de expresión debe salir del Consejo de Ministros, liderado por Justicia e Interior, y no a través de los grupos parlamentarios y por vía urgente como quiere Unidas Podemos.

De este modo, el Gobierno escenifica un nuevo conflicto de forma, que no de fondo, en plena campaña electoral catalana. Unidas Podemos comparecía poco antes del Consejo de Ministros ante los medios de comunicación.

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, y el portavoz de IU, Enrique Santiago, han restado importancia a que Moncloa comunicase anoche por su cuenta que estudiaría reformar la libertad de expresión en el código penal porque entienden que la ahora mismo la única propuesta sobre la mesa es la suya y que sus socios la van a apoyar.

"Nos hace presuponer que tenemos el visto bueno, que están absolutamente de acuerdo", ha dicho Santiago para, acto seguido, remarcar que la propuesta contaba con el visto bueno de la Secretaría de Estado de Relaciones con las Cortes y por tanto entiende que de los ministerios implicados ya están informados.

"El grupo socialista y Unidas Podemos pensamos lo mismo respecto a este asunto", ha manifestado por su parte el portavoz del grupo socialista, Rafael Simancas, antes de explicar que lo que pretende el Gobierno es la protección reforzada de la libertad de expresión y que los excesos verbales en manifestaciones culturales o artísticas, siendo rechazables, no sean castigados penalmente.

La oposición, harta de cortinas de humo

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, ha criticado al Gobierno por plantear la reforma de los llamados delitos de expresión, "que no es urgente ni necesaria", y darse "a la fuga" en lo que debería ser su prioridad, ha dicho, que es "luchar contra la pandemia" y sus graves consecuencias.

En una rueda de prensa en el Congreso, Gamarra ha afirmado tener claro que el Ejecutivo debería estar combatiendo la pandemia y apoyando a los sectores afectados "y no hace absolutamente nada, ha dimitido de sus funciones sobre los problemas reales que tienen los españoles".

Ha invitado en este sentido a Pedro Sánchez a coger hoy el listín telefónico y llamar a cien españoles para preguntarles cuáles son sus preocupaciones. "No encontrará ninguno que le diga que su preocupación es la reforma del Código Penal en relación a los delitos que atentan contra el honor".

En la mayor crisis sanitaria, social y económica que afecta al país, ha añadido la portavoz, en vez de facilitar "los instrumentos" para remontar esta situación, Pedro Sánchez "dedica todo su esfuerzo a la lucha de poderes y contrapoderes que tiene el Gobierno".

Tras defender que la libertad de expresión en España "está perfectamente garantizada", Gamarra ha señalado que lo que busca esta reforma es la despenalización de los delitos que atentan contra el honor y, por tanto, a la dignidad de las personas.

"Primero ha sido la okupación y ahora son los delitos de injurias y calumnias" sobre los que el Gobierno quiere reducir la pena, insistiendo en que si de lo que se trata es de abordar la reforma de estos tipos penales "la prioridad debiera ser la lucha contra el enaltecimiento del terrorismo".

Sobre esta cuestión, la portavoz de Vox, Macarena Olona, ha lamentado que mientras se va a intentar "despenalizar la tipología delictiva de la libertad de expresión", se va a introducir como delito "cualquier otro tipo de proclamas".

De este modo, ha asegurado que el delito de odio "solo va a existir para unos, para aquellos a los que el Gobierno sustenta".

Justicia se adelanta a Podemos

Unidas Podemos ha registrado este lunes una proposición de ley en el Congreso para proteger la libertad de expresión y plantea la derogación de artículos del Código Penal como los delitos de injurias a la corona e instituciones del estado, contra los sentimientos religiosos o enaltecimiento del terrorismo.

Horas antes, Moncloa se ha adelantado a la propuesta del partido morado y ha informado de que el Ministerio de Justicia está estudiando una reforma de varios de los llamados "delitos de expresión". En esa categoría entrar infracciones como el enaltecimiento del terrorismo, el de odio, la humillación a las víctimas, las injurias a la Corona y aquellos delitos que atenten contra los sentimientos religiosos.

El Gobierno adelanta que el ministerio de Juan Carlos Campo trabaja en la revisión de los delitos relacionados con excesos verbales en el ejercicio de la libertad de expresión. El texto propuesto para convertirse en ley exime a las manifestaciones artísticas, culturales o intelectuales de un castigo penal.

La reacción del Ejecutivo a este respecto coincide con el ingreso en prisión del rapero Pablo Hasél. El músico ha sido condenado a nueve meses de prisión por enaltecimiento de terrorismo e injurias a la monarquía.

Según fuentes del ministerio, esta directriz tiene como meta escudriñar los delitos "más controvertidos" dentro de los llamados delitos de expresión, porque, argumentan, hay "una cierta indefinición del bien jurídico protegido". Hecho que, en base a su interpretación, por la amplitud de la conducta descrita en la ley, puede generar inseguridad jurídica. Eso sí, han destacado la dificultad de delimitar actualmente el ejercicio del derecho fundamental y la conducta delictiva, "que precisa de una interpretación restrictiva". Se apoyan, arguyen, en que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y el derecho europeo requieren que se precisen y se restrinjan estos delitos.

Un día después, este martes, Unidas Podemos ha registrado en el Congreso su proposición de ley de protección de la libertad de expresión que recoge la derogación de todos aquellos artículos del Código Penal que hacen referencia a los "delito de opinión". El partido de Pablo Iglesias propone la derogación de cuatro delitos: el de injurias a la Corona, contra los sentimientos religiosos, el de injurias a las instituciones del Estado y el de enaltecimiento del terrorismo

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es