25 de septiembre de 2021, 21:25:04
Economía

TEJIDO EMPRESARIAL


España se prepara para una oleada de quiebras cuando se retiren las ayudas

EL IMPARCIAL


Crece el temor en los observatorios económicos a que detrás del rebote de la economía española se esconda una oleada de quiebras en e insolvencias en el tejido empresarial español. Como advertía este jueves la Comisión Europea, la retirada de las ayudas a las empresas puede desencadenar una cascada de cierres en las empresas.

El director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce, advertía durante la presentación del ‘Informe Económico y Financiero’ de Esade de que el 40% de las empresas españolas tienen dificultades para cubrir sus gastos financieros tras los resultados de 2020. La situación es más acuciante entre las empresas de hostelería, donde el apuro financiero se ha disparado hasta el 75%.

Los hosteleros consideran que el Gobierno "cada día es más consciente" de la necesidad de dar ayudas directas a un sector que se dirige a la ruina y que se ha convertido en el principal perjudicado de las restricciones establecidas para frenar los contagios por Covid-19.

"Estamos hartos de pagar los platos rotos, nos están arruinando", lamentaba el presidente de la patronal Hostelería de España, José Luis Yzuel, quien participaba en un acto de protesta el pasado martes en Madrid, frente al Ministerio de Hacienda.

Desde el Banco de España, Óscar Arce abogaba este jueves por estudiar la puesta en marcha de mecanismos que faciliten la inyección de fondos públicos en empresas pequeñas con problemas de solvencia que sean viables.

En un discurso en el European Economics and Financial Centre publicado por el Banco de España, Arce ha considerado que, en este momento de la crisis, las políticas económicas deberían centrarse en afrontar los problemas de solvencia de las empresas, especialmente aquellas que no pueden acceder al fondo para sociedades estratégicas.

La insolvencia de las empresas supondrá un duro golpe para el empleo. El Informe Económico y Financiero presentado por Esade prevé que entre 600.000 y 800.000 personas continúen inmersas en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en el primer semestre del año por el auge de la tercera ola y el endurecimiento de las restricciones por la pandemia de la Covid.

El horizonte de retirada de los ERTE es un problema de fondo para la economía española. Una vez que concluya la moratoria de los expedientes temporales de regulación de empleo (ERTEs), el 31 de mayo, más de la mitad de las empresas que han solicitado este procedimiento tendrán que cerrar o se verán abocadas a realizar severos ajustes de personal mediante despidos individuales, según los datos del despacho de abogados Castaño Asociados.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es