23 de septiembre de 2021, 19:07:39
Nacional

14-F


La campaña catalana acaba como empezó: vetos cruzados y falacia independentista

EL IMPARCIAL

Los líderes nacionales de los partidos participaron para dar apoyo a sus candidatos.


Este viernes ha finalizado la campaña electoral de los comicios catalanes que tendrán lugar este domingo, 14 de febrero. Los partidos han desarrollado sus mítines y actos postreros en la culminación de un recorrido que ha confirmado los vetos pronosticados -dentro del bloque constitucionalista, en el seno del independentismo y cruzados-, ha acogido un rosario de debates que refrendan la atmósfera de confrontación y que ha colocado a Vox y a Salvador Illa en la diana. Con el compromiso secesionista para obviar al PSC y la polémica por la negativa del otrora ministro de Sanidad a realizarse pruebas PCR como elementos subrayados.

A lo largo de estas semanas Carlos Carrizosa (Cs), Laura Borràs (JxCat), Pere Aragonès (ERC), Salvador Illa (PSC), Jéssica Albiach (En Común Podemos), Dolors Sabater (CUP), Alejandro Fernández (PPC), Àngels Chacón (PDeCAT) e Ignacio Garriga (Vox) han tratado de convencer al electorado en unas condiciones atípicas, marcadas por el Covid y la ausencia de público en los actos electorales. Una tesitura que, según algunos analistas, bien podría desembocar en un crecimiento de la abstención que derivaría en un ascenso de las formaciones radicales.

Para combatir contra este horizonte, los líderes nacionales de los partidos concurrentes han entrado en la campaña. Pedro Sánchez acompañó a Illa en Barcelona y lanzó este mensaje: "El domingo, Cataluña puede tomar el volante, enderezar el rumbo y abandonar ese camino que sólo ha llevado a la decadencia y a la división". "Nunca debemos olvidar esta década estéril y dolorosa para la sociedad catalana y el conjunto de la sociedad española. Queremos escribir juntos una nueva página, la de la Cataluña sin revanchas e imparable", añadió, apoyando el discurso de su candidato, insistente en el "diálogo", el "reencuentro" de los catalanes, la bajada de la tensión y la necesidad de "pasar página".

Pablo Casado ha intervenido en esta jornada, en el cierre de campaña de los populares catalanes celebrado en Montjuïc, Barcelona. Desde ese lugar ha apoyado a Fernández en su crítica al "populismo" de Vox y al independentismo. "Somos coherentes porque decimos siempre lo mismo y en todas partes. No somos un producto de moda, somos un producto de principios y de valores. Por cierto, los que han funcionado aquí y ahora, en todas partes y siempre", ha proclamado, antes de dirigirse a Garriga para afearle su propuesta de disolución de las autonomías y de salida de la Unión Europea. "¿Entonces le dejamos toda la sanidad a Salvador Illa? Rechazamos los radicalismos iliberales, sean independentistas o populistas de derechas, que quieren acabar con el Estado de las autonomías", sentenció.

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha comparecido en el acto final de Carrizosa este viernes. La política más votada en las pasadas elecciones catalanas ha instado al voto para terminar con "la doble P", en referencia al "procés" y a "la mala gestión" de la pandemia. "Si nos quedamos en casa los constitucionalistas, los independentistas dirán que no existimos y seguirán actuando como si no existiéramos", incidió, enfatizando la propuesta de la formación naranja de cohesión en el bloque no independentista.

Santiago Abascal, que sufrió uno de los múltiples ataques padecidos por los miembros de Vox en estas semanas de mítines en Cataluña, aprovechó su visita a Lérida para atizar al PP porque, dijo, "tenían las herramientas en su mano para detener el golpe de Estado", pero tuvo que "intervenir el Rey y la acusación popular de Vox" porque el Gobierno de Mariano Rajoy "no fue capaz de aplicar un 155 contundente y permanente". Y asentó las tesis de Garriga sobre el incremento de la inseguridad y la islamización en la región, abogando por "llenar las urnas de libertad" para que su partido entre en el Parlament a "decir lo que ninguno ha dicho durante estos años". "Ante el secesionismo sólo queda Vox", ahondó.

Dentro del ala independentista, ERC, que parte como favorita en las encuestas, contó con la voz de Oriol Junqueras. Centró su alocución en Illa. "Se trata del peor ministro de Sanidad del mundo, y el único que ha abandonado su puesto de responsabilidad para luchar contra la pandemia para ser candidato, es decir, que ha priorizado sus intereses personales. Pretende ser presidente sin rechazar los votos de la extrema derecha, cuando el pueblo catalán "quiere políticos que estén a la altura del país al que quieren servir, como Pere Aragonès", argumentó.

Juntos por Cataluña conectó con Waterloo (Bélgica) este viernes. Carles Puigdemont ha alertado de que "cada voto cuenta, más que nunca", y ha añadido: "Desde Europa nos volverán a contar". "Este domingo hagamos que el 'no surrender' (no rendición) de la república catalana suene en cada una de las urnas y colegios; la historia se hace así, la independencia se hace así, voto a voto, avanzando cada día más", alegó. Y arguyó que el PSC, "si algún sello lleva, es el de la represión", llamando a apostar por Borràs, el "voto útil" que "molesta" al Estado. Al tiempo que Chacón reivindicó que "el PDeCAT recoge lo mejor de los gobiernos de Convergència" y Arturo Mas reclamó que sin el PDeCAT no existiría el "sueño" de una Cataluña independiente, antes de afear las rencillas entre las propuestas catalanistas.

Por último, las dos formaciones de izquierda radical, CUP y En Común Podemos, coincidieron en nacionalizar el sector sanitario, pero difirieron en el parámetro secesionista. Sabater, cabeza de cartel de los anticapitalistas catalanistas, apeló al "voto antifascista" porque "rendirse no es una opción" y toca "enterrar el miedo", amén de mostrarse como el partido más próximo a la declaración unilateral de independencia. Mientras que Pablo Iglesias, al lado de Ada Colau y de Albiach, insistió en que en España no existe una situación de "plena normalidad política y democrática" porque hay políticos independentistas "en las cárceles y en el exilio". Y aseguró que "las verdades duelen, pero mejoran la democracia", por lo que, dijo, hay que "llenas las urnas de verdades".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es