29 de julio de 2021, 10:53:37
Cultura

EXPOSICIÓN


La historia poco conocida de los códices de Da Vinci en la corte de los Austrias

E.I.


La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando inaugura El ingenio al servicio del poder. Los códices de Leonardo da Vinci en la corte de los Austrias, una exposición que propone un viaje a la tecnología y los ingenios en una época en la que Madrid, sede de la corte de los Austrias, era además el centro del conocimiento científico y técnico.

"Los mejores artistas y técnicos venían para realizar ambiciosos proyectos de arquitectura hidráulica o ingeniería civil", explica la Rabasf.

El establecimiento por Felipe II de la corte en Madrid determinó que el Alcázar Real, residencia del monarca y sede de los Reales Consejos, se convirtiera en el centro neurálgico de la monarquía."En sus dependencias se pensaron, y desde ellas se dirigieron, ambiciosos proyectos ejecutados por matemáticos, cosmógrafos, astrónomos, ingenieros, arquitectos, médicos, botánicos, ensayadores, artistas, relojeros", explica la Comunidad de Madrid, coorganizadora de la muestra.

La región de Madrid, tanto la capital como Alcalá, Aranjuez o El Escorial se convirtió en uno de los focos científico-técnicos más activos de Europa: "Contribuyeron a ello científicos y técnicos españoles, pero también napolitanos y milaneses, flamencos, portugueses, alemanes e incluso algunos ingleses y franceses. Con estos ingenieros viajaron propuestas e invenciones, libros e ideas que se compartieron más allá de las fronteras políticas".

La muestra reúne piezas de pintura, escultura, instrumentos científicos y técnicos, manuscritos, libros, planos y grabados procedentes de instituciones nacionales e internacionales, así como de colecciones particulares. En total, en la exposición se han reunido 81 obras cedidas por 23 instituciones, entre las que destacan la Biblioteca Nacional de España, el Museo Arqueológico Nacional, Patrimonio Nacional, el Museo Nacional del Prado, el Archivo General de Simancas, el Archivo Histórico de Protocolos de Madrid, la Biblioteca de la Universidad de Turín o la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Los manuscritos conservados de Da Vinci manifiestan una "creatividad desbordante" y una "admirable capacidad" de expresarse mediante imágenes.

Algunas obras originales de Leonardo muestran anotaciones hechas por estudiosos. Gracias a la existencia de estos apuntes, es posible conocer el grado de recepción de las ideas y los hallazgos del maestro y evidencia la circulación y el interés por tales obras.

En algunos ejemplares de gran calidad que formaron parte del legado patrimonial de Pompeo Leoni, y que permanecieron en Madrid al menos hasta 1613, se aprecian breves comentarios realizados por distintas manos en español y en italiano. Se trata de los manuscritos denominados Windsor Collection, Manuscrito B y el Codice sul Volo degli Uccelli. En cambio, los llamados Códices Madrid I y II, de excepcional valía y actualmente conservados en la Biblioteca Nacional, carecen de apostillas.

Información

  • Sala de exposiciones temporales
  • Martes a viernes: 10.00 a 14.00 y 17.00 a 20.00 h
  • Sábados, domingos y festivos: 10.00 a 20.00 h
  • Cerrado: lunes y 1 de mayo
  • Tarifa: 2 euros
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es