23 de septiembre de 2021, 7:44:04
Mundo

CORONAVIRUS


Países Bajos cierra el ocio nocturno y recupera restricciones ante la escalada de contagios

Efe


El Gobierno neerlandés anunció hoy la imposición de nuevas restricciones hasta el 13 de agosto que incluyen el cierre del ocio nocturno, la limitación de los horarios en la hostelería y la aplicación de normas a la cultura, tras registrarse casi 7.000 nuevos positivos por covid en las últimas 24 horas en Países Bajos.

El sector de la hostelería podrá permanecer abierto, pero cerrará sus puertas como máximo a las 00.00 horas, y los clientes tendrán que estar siempre sentados con un metro y medio de distancia entre las mesas.

Los eventos para los que se requiera un certificado negativo de acceso, el test tendrá que ser de máximo 24 horas, en lugar de los actuales 40 horas, aunque solo podrán seguir abiertos los lugares y los eventos donde los clientes dispongan de un asiento fijo separado por un metro y medio de distancia, lo que supone el cierre total de los clubes nocturnos y las discotecas, donde la gente está de pie y sin distanciamiento.

En los bares y eventos de entretenimiento, ya no se permite música en directo, tanto en interiores como en exteriores, y un asiento y la distancia social pasan a ser la norma primordial, lo que se traduce en una reducción del aforo a un tercio de lo habitual y se aplica también al público de los estadios, conferencias, cines y teatros.

También quedan cancelados los eventos que duran varios días, como los festivales.

En edificios como los museos, las tiendas y los recintos feriales, se admite una persona por cada cinco metros cuadrados, aunque el Gobierno neerlandés decidió no volver a imponer el uso de las mascarillas en espacios interiores, una obligación que llegó a su fin el pasado 26 de junio, junto con el resto de las restricciones que se aplicaban por el confinamiento.

También se mantiene la relajación del teletrabajo, por lo que se recomienda trabajar el 50 % del tiempo desde casa, aunque aquellos que regresen parcialmente a la oficina deben poder mantener un metro y medio con sus colegas

Todas las medidas anunciadas entrarán en vigor mañana, sábado, y estarán vigentes hasta el 13 de agosto.

El primer ministro neerlandés en funciones, Mark Rutte, manifestó en rueda de prensa que este paso “no es agradable, pero es necesario” y enfatizó que “reducir la velocidad de contagio no solo depende de reforzar las medidas para la industria de la restauración, los eventos y el sector cultural”, sino también de la responsabilidad individual.

“Entiendo que se organicen quedadas, fiestas y barbacoas, todo el mundo necesita diversión. Eso es posible, pero háganlo con cabeza y asuman la responsabilidad. Hay que mantener las fiestas pequeñas y manejables”, recomendó Rutte.

El ministro de Sanidad, Hugo de Jonge, subrayó que “por fin hay tiempo en los hospitales para compensar el retraso en la atención sanitaria y los tratamientos” y explicó que el gobierno interviene ahora porque la variante delta se está propagando con rapidez y “si dejamos que aumente a este ritmo, pronto afectará quienes aún no están protegidos”.

Sin embargo, señaló que “existe un riesgo real, especialmente en las grandes ciudades, de que la gente termine de nuevo en el hospital”, mientras que Rutte añadió que las restricciones tienen “una serie de objetivos” para “garantizar la atención, proteger a los más vulnerables, y vigilar la propagación del virus”.

No obstante, y a pesar de haberse visto obligado a dar un paso atrás menos de dos semanas después de poner fin al confinamiento, Rutte cree que la decisión de haber relajado todas las restricciones ha sido “lógica y responsable en ese momento” y ya preveía un aumento de los contagios, pero ahora parece que “va más rápido de lo que decían los cálculos”.

Tampoco cree que la actuación de los jóvenes, que representan la mayoría de los nuevos positivos, tengan la responsabilidad de que se impongan de nuevo las restricciones y subrayó que “muchos jóvenes se adhieren bien a las normas”.

Según el Instituto de Salud Pública (RIVM), más de la mitad de los contagios están ya causados por la variante delta del coronavirus. En las últimas 24 horas, se han registrado casi 7.000 nuevos positivos, unos 1.539 más que ayer, cuando la semana pasada, había una media diaria de unos 700-800 casos.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es