25 de julio de 2021, 14:40:32
Nacional

DISTURBIOS


Ábalos, en contra de la prisión para Hasel y de la violencia para pedir su libertad

EL IMPARCIAL/Efe


El ministro Transportes, José Luis Ábalos, se ha pronunciado en contra de que el rapero Pablo Hasel se encuentre en prisión por expresar sus ideas, pero también opina que no debería reivindicarse su libertad de expresión con algaradas y violencia callejera.

El miembro del Gobierno entiende que una expresión, por más que "duela", no debería conllevar la "privación de libertad", que debe ser "el último recurso", pero también ha insistido en que para cambiar esto no hace falta "ninguna algarada", sino que "basta" con una iniciativa legislativa, como la que el Gobierno "está decidido a hacer", para que la consecuencia de determinados hechos sea "proporcionada".

"Hay situaciones poco comprensibles, pero deben resolverse con la vía del derecho y siempre pacíficamente", ha insistido Ábalos, quien ha señalado que no le gustan las pintadas ni que haya personas que se vean afectadas "por el derecho de alguien", porque "no hay derechos ilimitados" ni "absolutos".

A diferencia de lo que apuntan miembros del partido socio del Gobierno de coalición, cree que que si las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado actúan en las protestas por la detención del rapero Pablo Hasel es porque "seguramente hay motivo para intervenir".

Ábalos no tiene "ningún prejuicio" en reconocer su papel y sí otorga siempre la "presunción de profesionalidad" a la Policía. En Valencia, considera que siempre va a prevalecer la confianza en las fuerzas de seguridad, lo que no quiere decir "ni cheque en blanco, ni todo es posible, ni todo está bien".

Ha admitido que puede haber "alguna actuación aislada" que "indigna", pero ha insistido en que los poderes públicos deben actuar "con responsabilidad y no tomarse esto como una cuestión de bandos o de bandas". Ha rehusado pronunciarse sobre las declaraciones del alcalde de Valencia, Joan Ribó, que ha calificado de "desproporcionada" la actuación policial en estas protestas, porque opina "como ministro de un Gobierno, y no desde la posición de quien está en una manifestación".

Ábalos apuntaba: "No comparto el uso de la violencia en ninguna de sus expresiones, ni en la vida cotidiana, ni en el ámbito doméstico, ni en el ámbito público... Cualquier expresión de violencia surge de un carácter violento... la gente de paz no hace actos violentos". Entiende que en democracia "no se ejerce ningún derecho por la violencia", ni siquiera en situaciones "objetivas o subjetivas de represión", sino que los derechos "se reivindican desde el Derecho, y el Derecho se cambia desde el Derecho".

Ábalos ha indicado que si se considera que hay legislación desproporcionada respecto a los hechos que merecen sanción, el camino es modificar la legislación penal, y ha opinado que cuando se sobredimensionan opiniones puede que alguien "adquiera una talla que tampoco se merece".

Tampoco ha querido pronunciarse sobre si el apoyo de Podemos a estas protestas agrava la crisis entre este partido y el PSOE, ya que acoge "con la mayor tranquilidad las diferencias", trabaja "por resolverlas" y no opina sobre cómo se comporta el otro partido, entre otras cosas porque es socio de gobierno y les merece "mucho respeto".

Por otra parte, fuentes policiales han asegurado a Efe que la imagen de uno de los jóvenes que aparece en los disturbios de ayer sangrando en la zona del cuello es anterior a que se produjera ningún incidente. Han señalado también que el jefe del operativo policial se acercó al joven para interesarse por el origen de la herida y este no le quiso aclarar nada al respecto.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es