19 de septiembre de 2021, 19:51:17
Editorial


La abismal diferencia entre Almeida, Ayuso y Colau

EL IMPARCIAL


Al día siguiente de que se produjeran los incidentes en la Puerta del Sol por la violenta manifestación de los radicales de extrema izquierda, el alcalde y la presidenta de la Comunidad de Madrid acudieron al centro de la capital para evaluar los destrozos y para solidarizarse con las fuerzas de seguridad. Este viernes, en previsión de que se recrudecieran los disturbios, diseñaron un plan de coordinación con la Policía Nacional y la Municipal para contener la violencia. Y así ha sido. En la noche del sábado, se manifestaron unos pocos activistas pero no pudieron desplegar sus violentos ataques.

En Barcelona, en cambio, la alcaldesa escribió en un su cuenta de Twitter que había que evitar la violencia, pero justificaba que se celebraran manifestaciones a favor de la libertad de expresión. Y los dirigentes de la Generalidad se limitaron a solidarizarse con Pablo Hasel como si fuera una víctima de la represión cuando se trata de un delincuente reincidente, el motivo por el que está encarcelado. El resultado fue el previsible. De nuevo, los cachorros de Torra y compañía devastaron la ciudad, asaltaron tiendas robando todo lo que encontraron, incendiaron el hall de la Bolsa, contenedores, coches y motos, intentaron asaltar el Palacio de la Música destrozando algunas de sus históricas vidrieras, desplegaron sus explosivas barricadas por todas las avenidas principales y provocaron otra noche de terror, de terrorismo callejero.

Se trata de la abismal diferencia entre unos dirigentes políticos que velan por el bienestar de sus ciudadanos y, otros, que solo quieren aprovechar cualquier circunstancia para atornillar su siniestro pensamiento político. Los ciudadanos de Madrid pueden sentirse satisfechos de la actuación del alcalde y de la presidenta de la Comunidad. Los barceloneses deberían repudiar a Colau y a los dirigentes de la Generalidad por permitir, si no alentar, las impunes algaradas de los vándalos que provocan que el pánico se adueñe cada noche de la capital de Cataluña.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es