21 de abril de 2021, 19:40:37
Cultura

CÁCERES


Una reliquia olvidada en Coria: 4 metros de tela que sirvieron de mantel en la Última Cena

Efe


El museo de la catedral de la localidad cacereña de Coria exhibe un desconocido tesoro: un mantel que fue testigo, según la tradición, de la última cena, y que ahora pretende mostrarse al mundo como una de las reliquias universales de la cristiandad.

Actualmente, el mantel se encuentra expuesto al público en la sala capitular del museo de la catedral de Coria, depositado sobre una arqueta de plata repujada que protege esta reliquia que mide 4,42 metros de largo por 0,92 metros de ancho.

Se trata de un lienzo -en otra sala adyacente puede verse una reproducción a tamaño natural- que presenta una decoración en índigo natural a base de sencillos adornos geométricos en azul en un extremo y líneas, de igual color, en el otro; siendo el trenzado de sus hilos en "Z", tal y como era normal entre los judíos.

Durante siglos, la reliquia acompañó rogativas para pedir el fin de plagas, sequías o inundaciones. De igual forma, se podría decir que ha sido testigo de la historia de Extremadura ya que ha padecido exilios, ha estado escondida, ha vivido guerras, se ha exhibido en procesiones y actos de culto y en su urdimbre se esconden ruegos, oraciones y promesas de infinidad de cristianos.

A pesar de todo esto, Óscar García, técnico en el museo de la catedral, ha explicado a Efe que se trata de una pieza "un poco desconocida para todos", tanto desde el punto de vista de la investigación, como de los conocimientos que se tienen sobre ella. "Aparece no sabemos cuándo. Tenemos documentación, entre comillas, de que es partir del año 1404, cuando aparecen las reliquias y creemos que el mantel formaba parte de este conjunto" ha destacado.

García ha asegurado que se trata de una pieza "un poco olvidada, ya que, si bien, ha estado ahí durante siglos con mucho miedo de que la pudieran sustraer o robar, no fue hasta 1900 cuando un obispo, Raimundo Peris Mencheta, empezó a interesarse por la pieza y a hacer una serie de investigaciones y averiguaciones que nos han llevado hasta hoy".

Y es que, desde hace unos años se están realizando estudios arqueológicos y empíricos que arrojen luz sobre el origen del paño, un trabajo que el cabildo de la catedral de la Diócesis de Coria-Cáceres pretende dar a conocer al mundo con la puesta en marcha de un plan de comunicación.

"Llevamos trabajando mucho tiempo en este aspecto. Lo que pretendemos, sin que nadie malinterprete nuestro proyecto, no es dar a conocer la pieza de un punto de vista materialista, sino desde el ámbito histórico y cultural", ha apuntado Óscar García.

A su juicio, el dar a conocer su existencia no es solo importante para Coria, sino para toda la región, el país, la comunidad religiosa católica y mundial "ya que podemos estar ante una pieza histórica, en el sentido de que en ella se pudo haber instituido a la eucaristía, algo que puede ser de las cosas históricas más importantes, sin duda, de los últimos 2.000 años", ha concluido.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es