24 de septiembre de 2021, 8:00:57
Nacional

MURCIA


PSOE y Cs acusan a los tránsfugas de "venderse" al "mafioso" PP y exigen su dimisión

EL IMPARCIAL/Efe


El portavoz adjunto de Cs en el Congreso, Edmundo Bal, ha acusado al PP de "haber comprado tres bocas" -en referencia a los tres diputados de Cs en la región de Murcia que han renunciado a votar a favor de la moción de censura- para tapar su corrupción en la región: "Nadie puede tener la más mínima duda de que se han vendido, el PP ha comprado su silencio". "Se ha perpetrado una indignidad y las personas deben elegir entre corrupción y dignidad", ha dicho Bal confirmando que la moción de censura, que se votará el próximo jueves, sigue adelante "con más razón que antes".

Lo que sí ha dejado claro es que no hay un responsable político en la dirección por no haber anticipado esta maniobra que ha dejado en suspenso la moción de censura al ser preguntado si debería dimitir el vicesecretario general segundo, Carlos Cuadrado, por ser el artífice de esta operación para desbancar al PP en la región. Según ha recordado, estos tres "tránsfugas" (Isabel Franco, Valle Miguélez y Francisco Álvarez) firmaron la moción de censura y, por tanto, no era posible prever que se saltaran su compromiso, preguntándose de este modo "con qué bola de cristal" se puede pronosticar que "no iban a ser leales a la palabra dada".

A quien debe culparse, ha subrayado Bal, es a los que "han realizado los actos de corrupción, a los que han comprado y han vendido voluntades" y ha criticado al PP por no respetar el Pacto Antitransfuguismo que firmaron hace unos meses la mayoría de las fuerzas políticas. Para Bal, el PP de Murcia ha vuelto a confirmar con esta maniobra "sus comportamientos mafiosos", mencionando las vacunaciones ilegales o la corrupción denunciada en el Ayuntamiento de Murcia que es, entre otras cosas, ha señalado Bal, lo que motivó que Cs planteara con el PSOE esta moción de censura.

En la misma línea se ha pronunciado el PSOE murciano, que ha exigido la dimisión de los tres diputados regionales de Cs que han frustrado con su entrada en el Gobierno autonómico la moción de censura de ambos partidos contra el PP y que entreguen su acta por "no tener vergüenza", dejarse "sobornar y comprar" y "arrodillarse ante sus verdaderos amos".

En rueda de prensa este viernes, su secretario general, Diego Conesa, que ha avanzado que la moción sigue adelante y se debatirá la próxima semana, no ha aclarado si aceptaría los votos de los tres diputados de Vox expulsados de este partido, a los que Cs ha propuesto un acuerdo para que la apoyen, tras ver cómo la incorporación al Ejecutivo murciano de diputados naranjas acababa con la mayoría absoluta.

En su opinión, la moción es ahora más necesaria que nunca tras haberse producido "el mayor caso de corrupción política" y "perpetrado "el mayor ataque a nuestra democracia en la historia de España" por parte de un PP "condenado por corrupción y perdedor de las elecciones" autonómicas.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es