24 de junio de 2021, 1:59:29
Nacional

HOMENAJES A ETARRAS


Vox maldice a Bildu por equiparar el dolor de los asesinados por ETA con el de los asesinos

EL IMPARCIAL


El diputado de Vox, Francisco José Alcaraz, ha maldecido a Bildu por equiparar el dolor de los asesinados por la banda terrorista ETA con el de asesinos después de que la formación independentista expresara este miércoles en el Congreso su "profundo pesar" por todas las víctimas de la violencia del "conflicto vasco".

Alcaraz defendía una moción sobre las medidas que se pensaba adoptar para acabar con los homenajes a etarras en las calles cuando expresaba con contundecia: "Maldigo su enmienda, a usted y a todos los que le blanquean".

Esta era la respuesta después de que la diputada de Bildu Mertxe Aizpurua expresara el "absoluto respeto" de su partido por el dolor de todas las víctimas, "también las derivadas de las consecuencias de ETA" y afirmara: "Sin ambages, nuestro profundo pesar por todo el dolor de la violencia en tantas víctimas de este largo conflicto, cuyas heridas tardarán en restañar".

El debate sobre la moción de Vox se tensó cuando Bildu presentaba una enmienda que solicitaba a Vox eliminar la mayoría del articulado para "reconocer a todas las víctimas de la violencia ocurrida en el Estado español y asegurar el derecho a la verdad, la justicia y la reparación para todas ellas".

Delegados de ETA

El diputado de Vox, que ha calificado a los cinco diputados de Bildu como "delegados" de ETA, ha roto el texto de la formación vasca y ha mostrado fotografías de José Antonio Ortega Lara y la de los féretros del atentado en la casa cuartel de Zaragoza, así como del etarra Josu Uribetxerria Bolinaga.

Alcaraz ha recibido el reproche del vicepresidente de la Cámara Baja, pero Alcaraz ha insistido en que el "jefe" de esos diputados es el "terrorista" Arnaldo Otegi y, por tanto, "ellos trabajan para ETA". Del mismo modo, ha cargado contra el expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero: "Me quedé corto en llamarle embajador de ETA".

La diputada de Bildu no ayudaba: "Tenemos que ser capaces de entender los diferentes sufrimientos sin clasificar ni equiparar: hay que empatizar". Y desde el PNV, Mikel Legarda se preguntaba por qué hay que mantener la política de dispersión diez años después de que ETA declarara el cese de la violencia y ha pedido promover las condiciones más favorables para la reinserción de los victimarios.

Unas palabras que no han gustado al diputado de Ciudadanos Miguel Gutiérrez, que ha dicho no saber qué le había producido "más dolor de estómago", si las palabras de Bildu o las de Legarda.

Por su parte, el diputado del PSOE Patxi López ha advertido que su partido nunca va a enfrentar a unas víctimas con otras y aunque ha reconocido que hubo un "tiempo oscuro" en el que las víctimas fueron abandonadas por todos, se ha arrogado el papel de partido defensor de las libertades: "No me hablen de memoria a las víctimas ni de libertad, porque, si hoy nadie tiene que arriesgar su vida por defender sus ideas, es porque algunos, entre ellos, el ministro del Interior, se jugó la vida por defender la democracia... Como orgulloso socialista vasco que soy, lo sé, porque lo viví y sé perfectamente que en este país socialismo es libertad y que sin el socialismo no habría libertad".

La respuesta de la diputada del PP Teresa Jiménez-Becerril recordaba a Patxi López que las víctimas no tienen que acudir a los tribunales si no están de acuerdo con la política penitenciaria del Gobierno, pues tienen que ser el presidente del Gobierno, el titular de Interior y la fiscal general del Estado los que deben defenderlas: "Y si no quieren hacerlo, váyanse los tres a su casa, porque España no merece ser gobernada por un presidente que no respeta el Estado de Derecho".

Becerril entiende que "la mayor humillación" es tener en el Congreso a Bildu y la "segunda" (humillación) es que el PSOE pacte con ellos "confundiendo a los jóvenes, que nunca sabrán quiénes son sus héroes".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es