24 de septiembre de 2021, 10:15:01
Opinión

DESDE ULTRAMAR


Aniversarios redondos y vacunas

Marcos Marín Amezcua


La semana nos deja su alforja repleta de notas a comentar.

Las Filipinas celebran el V centenario de presencia del cristianismo llegado de la mano de la Iglesia católica. Una solemne y evocadora misa en Roma presidida por el Papa y el que fuera arzobispo de Manila, monseñor Tagle –barajado como posible sucesor del Vicario de Cristo– que ha marcado el acontecimiento abriendo un año de conmemoraciones en el lejano archipiélago avistado por la expedición de Magallanes-Elcano hace ya cinco siglos, cuyo periplo se recrea desde hace un tiempo por el buque escuela de la armada española Juan Sebastián Elcano, emulando el afamado viaje de circunnavegación que demostró la redondez del planeta. El quincentenario apunta a la isla de Cebú como su origen y a la isla de Limasawa, al sur de Leyte, como sitios de los primeros actos sacramentales efectuados en aquellas lejanas ínsulas.

Tal expedición ha resultado asaz interesante. Ya se encuentra en Filipinas. Hoy, los expedicionarios son de otra índole y pertrechos, pero no menos aguerridos en las condiciones pandémicas actuales. Ya transitaron por Guam, ahora un territorio yanqui donde los recibió con bombo y platillo la gobernadora Lourdes Aflague Leon Guerrero, en cuyo nombre se invoca la herencia hispánica preexistente.

Cuán significativo resulta y cuán ligado a México es el país aludido, que fuera colonizado décadas después de su descubrimiento a los ojos europeos, por tlaxcaltecas guiados por españoles y novohispanos y estebleciera la riquísima ruta comercial del Galeón de Manila, cuyas mejores piezas se quedaron en Nueva España. La catedral metropolitana de la Ciudad de México posee la exquisita reja del coro pagada por su cabildo, a cuyos costados se yerguen sendos órganos monumentales, ensamblada en Macao y transportada a Manila desde donde se envió a Acapulco en el trajín de aquella Nao de China. El facistol colocado cerca de la sillería fue un obsequio del arzobispo-gobernador Rojo del Río –novohispano canónigo de la sede catedralicia mexicana, fallecido durante la ocupación británica de Manila de 1762-64 – que recuerda el estrecho contacto entre ambas entidades del Imperio español, cuya principal herencia es que la Virgen de Guadalupe aparecida en el Tepeyac, sea además de emperatriz de México y de América, reina de las islas Filipinas. Cien millones de católicos filipinos no son pocos.

La placidez de estas conmemoraciones contrasta con el tironeo con las vacunas. Que si dañan, que si se suspende determinado antígeno, que si dejan secuelas o causan trombosis, que si aprueban o no a otras, que si se retrasan las entregas y se trastocan los planes de vacunación masiva que reclaman que no podrá regresarse a la normalidad si no se tiene un 70% de la población ya vacunada. Todo avizora un panorama mucho más complejo del pronosticado y es muy preocupante. La politiquería sobra y nada aporta.

Acciones es lo que se requiere y apremia. Ejemplar resulta la decisión del Comité Olímpico Internacional (COI), que ha reelegido al señor Bach –deben reconocerse su mano firme y su preclara idea de cómo conducir al movimiento olímpico en tiempos de crisis metaolímpica– anunciando de pasada y no sabemos si embargado por la alegría de su hazaña, la buena nueva de que el COI financiaría la vacunación de los deportistas participantes en la justa veraniega sin precisarse si transcurrirá con público o sin él como se rumora, calculándose que la posposición resultante a precios 2020 cuando se anunció su cancelación, ascendió a 900 millones de euros, cifra que ya suena irreal proyectándolo todo al verano de 2021, sospechándose que ya es mucho más. Que el COI pague las vacunas ofrecidas por China, es loable. Da un respiro al movimiento olímpico.

El décimo aniversario de la guerra en Siria merece que se remarque. Empezó por azuzar grupos contra un dictadorzuelo al que le heredaron el cargo de presidente. Tiene sus simpatizantes y sus detractores, pero Siria no solo es eso: es su importancia geopolítica. A contramuro de Turquía –miembro de la OTAN– con los rusos metidos allí y paso frustrado del petróleo proveniente de Irán. Audaz, Rusia siempre ha buscado meter un pie firme en el Mediterráneo. El desbarajuste sirio abona a meter ese pie que tanto han anhelado mantener para estar en primera fila en esa zona estratégica, puesto que quien la controla, controla el comercio de tres continentes. El masacrado pueblo sirio es el gran perdedor. Y ni para cuándo levantar cabeza. Esa masacre es una vergüenza para la Humanidad, ya que tanto Estados Unidos como Rusia han usado a Siria de ring. Ahora que Biden insulta al ruso, no anticipa acuerdo alguno.

Igual que España, México cumple ya un año del primer infectado, del primer fallecido, del primer confinamiento y un año sin clases presenciales. Medida acertadísima que ciertos padres de familia, dueños de escuelas y medios opositores exigen que cese. Irresponsables. Podríamos escarmentar en el ejemplo europeo: regresaron a clases presenciales (en persona, dice un diario editado en español situado en Arizona) y la contagiadera se desató. Pero ya se sabe: nadie escarmienta en cabeza ajena. Y sume la gente necia que no se cuida y registramos casi 200 mil muertes, cosa inadmisible cuando ya sabemos de sobra acerca del virus asesino. Sigo responsabilizando a esta sociedad indolente. Confío en que sí quepa la cordura entre personas irresponsables que saben perfectamente bien que el contagio sucede por convivir colectivos de seres humanos, esparciéndose así el COVID-19. Es tan sencillo de entender.

Bolivia pone orden. Está claro que Jeanine Añez paga los platos rotos y su encarcelamiento demuestra que sus secuaces la han dejado sola. Fue lo pertinente que ocupara la presidencia acéfala de su país. Que ya luego prestarse a permitir la introducción de transgénicos y otras medidas que Evo Morales había tratado de retrasar e impedir, la desacreditan junto con sus fechorías golpistas y ahora está presa. Para variar, Luis Almagro, el impresentable titular de la OEA, abre la boca interfiriendo opinando de asuntos bolivianos a base de tuitazos y desde la Secretaría de Relaciones Exteriores de México le instan a que se abstenga de polarizar. Bien hecho por exhibir a ese aturdido.

Cerramos este paseo informativo con la noticia de que el nauseabundamente corrupto líder sindical petrolero Carlos Romero Deschamps, ligado al PRI, se marcha luego de aferrarse al puesto por más de 30 años, podrido estúpidamente en una fortuna incalculable, derivada de ordeñar a Pemex. Insaciable, es la viva muestra de que el PRI solo sabe trinquetear. Deja saqueadas las finanzas de la petrolera y se marcha con leyes de jubilación a modo, luego de “exhortos” presidenciales a que se largara o si no….No sabemos a cambio de qué no. El PRI nos deja cuentas bancarias en Andorra de destacados priistas. Montos inexplicables que se presumen dinero del pueblo de México, ya que la cuentas y sueldos de los involucrados no concilian. La hija senadora del conspicuo priista Manlio Fabio Beltrones aparece en la lista y con un cuentón que no sabe explicar. Otro caso de corrupción con dinero público es el de la lideresa sindical priista de Notimex con sus malos manejos. El pleito interno en Notimex proviene de su desempeño. Y encima ya es perseguido por lenón Cuauhtémoc Gutiérrez, exlíder del PRI en CDMX. Otra vez el PRI, lacra de partido que asegura que Morena falló, pero que nos recuerda que el PRI no es opción y sí irremediablemente corrupto e incapaz. El PRI no merece ni regresar ni quedar impune con el saqueo que ha efectuado al pueblo de México. Así que mejor ni adornarse tanto, priistas.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es