1 de agosto de 2021, 22:24:57
Deportes

FÓRMULA UNO


GP de Baréin. Hamilton sobrevive a Verstappen y Alonso paga la novatada

E.I.

El neerlandés perdió el cuerpeo con el británico cuando tenía ganada la carrera. El asturiano hubo de abandonar y Sainz se conformó con la octava plaza. Exhibición de 'Checo' Pérez.


Quizás se trate de un espejismo. O igual no. Sea como fuere, el Gran Premio de Baréin de Fórmula Uno, el primero del calendario del Mundial de 2021, regaló a la afición algo que llevaba mucho tiempo esperando: interés. La carrera celebrada en el circuito de Sakhir revivió los duelos entre iguales por la victoria. Una tesitura desconocida desde hace más de un lustro. Lewis Hamilton y Max Verstappen ejecutarían un cuerpeo espectacular en el día en que Fernando Alonso volvió a sentirse como en casa a bordo de un monoplaza.

El Red Bull del neerlandés y el Mercedes del británico dibujaron un combate de pilotaje y estrategia maravilloso. Se repartieron el liderato de la prueba de principio a fin, gestionando los neumáticos de manera diversa. Y todo ello condujo a un desenlace sensacional. Con la competitividad por las nubes, 'Mad Max' se aventuró a una persecución abrasiva en las últimas 10 vueltas. El escuadrón germano había conseguido adelantarle a base de paradas -se adelantaron a los austriacos- y todo quedó en el aire en el tramo definitivo.

Verstappen se tiró con todo hacia el rebufo del siete veces campeón del Mundial y llegó a rebasarle, a tres vueltas, en lo que parecía como la sentencia de su triunfo inaugural. Sin embargo, para sorpresa de la hinchada presente, frenó su monoplaza cuando iba a despegar. En una aparente pérdida de potencia repentina. Tuvo que devolver la posición al inglés después de haberse salido de la pista para adelantarle. Y no volvería a acercarse a la estela de un Hamilton que sobrevivió con agonía. Pilotando un coche menos veloz y peor que el del joven y pujante piloto centroeuropeo. En el entretanto, Valtteri Bottas amplió su inercia y fue tercero, víctima de un horroroso cambio de neumáticos.

En paralelo se disfrutó de otro evento. Fernando Alonso partía desde la novena plaza de la parilla en su regreso a la Fórmula Uno. Había disparado las prestaciones del Alpine muy por encima de lo esperable e la clasificación y quería refutar su jerarquía en carrera. No lo logró. El astro asturiano abandonó por un problema mecánico -frenos y motor- cuando bregaba por instalarse entre los diez mejores. La vuelta 34 fue su límite. Y a sus 39 años regaló fogonazos de su calidad, rozando la séptima plaza y tras pasar a los McLaren y Aston Martin.

Estas fueron sus sensaciones: "Tenía ganas de acabar la carrera y no ha podido ser. Tuvimos algún problema y al final los frenos fueron la causa del abandono, pero antes teníamos también un problema con las baterías y en las rectas tenía que hacer una carrera a contrapié. Para mí ha sido un buen día igualmente, desde el himno a la vuelta de formación. Estar otra vez en la parrilla es bonito. Una pena no acabar, pero ya estoy pensando en Ímola (siguiente Gran Premio). "Fue emocionante todo. Y esas primeras vueltas luchando con los demás coches me devolvieron la adrenalina. Tienes emoción y te late el corazón un poco más rápido. Pero me falta tiempo en el coche. Como los demás que han cambiado de equipo pero multiplicado por dos años y medio", sentenció.

Uno de esos que ha saltado de una escudería a otra es Carlos Sainz. El madrileño se reivindicó después de haber sufrido la mala pasada propia de la clasificación inicial del curso. Pilotó su Ferrari con personalidad, trabajando de lo lindo para arrancar el octavo puesto definitivo. La salida le dejó en tierra de rivales más lentos que le forzaron a retrasar los pasos por boxes, relegando la capacidad de volar a la parte final del evento. Ahí sobresalió y dejó una pasada formidable a Alonso y un Sebastian Vettel que se erigió en uno de los puntos negativos del día.

El alemán se midió con el ovetense y con Kimi Raikkonen, reviviendo épocas más gloriosas de su biografía. En cambio, más tarde reprodujo uno de los múltiples errores que han lastrado su reputación hasta ser fichado por Aston Martin. Concluyó 15º, justo por delante de Mick Schumacher (hijo del Kaiser). En una jornada que abrió Mazepin con un injustificable trompo en el segundo giro. Los puntos se los repartirían Lando Norris (McLaren, cuarto), Sergio 'Checo' Pérez (Red Bull, empezó último y acabó quinto), Charles Leclerc (Ferrari, sexto), Daniel Ricciardo (McLaren, séptimo), el prometedor debutante Yuki Tsunoda (Alpha Tauri, noveno) y Lance Stroll (Aston Martin, décimo).

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es