16 de junio de 2021, 0:48:30
Deportes

UNA JOVEN FUE HOSPITALIZADA POR UN BOTELLAZO


Incidentes entre Ertzaintza y seguidores del Athletic por saltarse la normativa anticovid

M. Jones

Las aglomeraciones en el centro de Bilbao obligaron a intervenir a los antidisturbios.


Los prolegómenos de la final de la Copa del Rey 2020, esa que se aplazó por el coronavirus hasta este sábado, han demostrado la pasión euforia que los aficionados de Athletic y Real Sociedad han depositado en este evento histórico para el fútbol vasco. El problema es que la pandemia no ha aflojado y en pleno repunta de la cuarta ola, las hinchadas se han agolpado en las calles. Sin cumplir las medidas sanitarias ordenadas por todo tipo de autoridades.

Comenzó la inercia de cierto descontrol en la despedida de ambos conjuntos. Cuando rojiblancos y donostiaras partieron hacia Sevilla, ciudad en la que se disputó el encuentro-, recibieron todo el apoyo de su masa social. La Ertzaintza calcula que el jueves se reunieron en Lezama ocho mil aficionados vizcaínos, mientras que el viernes se habrían contado por miles los seguidores -más que cifra del día anterior- txuri-urdin congregados en Zubieta. El portavoz del Ejecutivo vasco, Bingen Zupiria, alegó que las fuerzas policiales no actuaron por "prudencia y proporcionalidad".

Pues bien, con ese precedente, hoy se esperaba que los hinchas volvieran a tomar las calles de sus respectivas ciudades en la previa del partido. Así lo han hecho. Mas, con una gran diferencia: los de San Sebastían se han comportado con la normalidad que marca el contexto sanitario y los de Bilbao, no. La calle Licenciado Poza, una de las de más actividad de ocio de la urbe y aledaña a San Mamés, ha lucido abarrotada.

Cientos de jóvenes se ocuparon hasta el límite de lo posible aceras y el pavimento. Además, por las calles María Díaz de Haro y Doctor Areilza, circundantes, también se desplegó el seguimiento en las horas previas al encuentro copero. Varias dotaciones de la Ertzaintza esperaron órdenes en las inmediaciones hasta intervenir. La acumulación de gente incumplía las normas anticovid y ante la negativa a moverse de los aficionados, la situación ha derivado en cargas policiales. Registrándose un lanzamiento de una botella que ha mandado al Hospital de Basurto a una joven. Zupiria especificó que habían contabilizado dos heridos más. Y ha dado parte de la quema de contenedores, el lanzamiento de petardos y bengalas, y la construcción de una suerte de barricadas.

El lendacari, Iñigo Urkullu, lamentó "el comportamiento denigrante por parte de sectores de jóvenes mayoritariamente". "Pensando en el sufrimiento padecido por culpa de la pandemia, ni como aficionado al deporte, ni como ciudadano vasco me salen las palabras ante las muestras de incivismo, de insolidaridad, de irresponsabilidad, a las que ya veníamos y estamos asistiendo", señaló, antes de agregar esto: "Duele, también, por la falta de sentimiento honesto para con la letra de los himnos de Athletic Club y Real Sociedad por parte de todas las personas que, atentando contra la salud pública y contra quien como la Ertzaintza tan solo pretende mantener un orden en el cumplimiento de las medidas en beneficio común, desprecian la grandeza que sí debería ser expuesta como hecho diferencial"

Finalmente, conedó lo sucedido el presidente del Athletic. Aitor Elizegi manifestó que "hay que lanzar un mensaje a la afición joven de prudencia porque es importante que podáis celebrar con los mayores lo que va a ocurrir en abril". "Por eso es importante que después de abril sigamos juntos. Hay mucho aficionado mayor que nos necesita sanos, aunque es difícil controlar la distancia entre afición y club. Sabemos que es difícil ser joven y vivir este abril pero les debemos pedir cada día que estén con nosotros y salir juntos de esta pandemia", zanjó. Y tomó la palabra el alcalde de Bilbao. Juan Mari Aburto instó a los "energúmenos" a tener "un poco de cordura". "No representáis los valores de nuestro Athletic ni de nuestra ciudad. Por favor, un poco de cordura y dejadnos disfrutad en paz", sentenció.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es