26 de septiembre de 2021, 2:06:29
Sociedad

TRIBUNALES


'Igor el Ruso' afirma que mató a los dos guardia civiles por una biblia

Efe


El criminal serbio Norbert Feher, Igor el Ruso, ha negado hoy las pruebas que le incriminan por los asesinatos con alevosía de un ganadero y de dos guardias civiles en una zona rural en Andorra (Teruel) en diciembre de 2017, al afirmar que no disparó con la intención de matar, sino de protegerse para poder escapar.

En el juicio con jurado iniciado hoy en la Audiencia de Teruel por estos hechos, Feher ha resaltado que disparó en primer lugar al ganadero José Luis Iranzo cuando éste se disponía a entrar en una caseta de campo (masico) de su propiedad a la que Igor el Ruso había accedido previamente para robar, y que cuando Iranzo trató de escapar, le volvió a disparar.

Un acto, ha admitido, carente de "lógica", tras el que se apropió del vehículo del ganadero para dirigirse a otro masico cercano en el que había pernoctado la noche anterior y en el que guardaba distintas cosas, entre otras una de las tres pistolas que portaba.

Ha relatado que mientras cargaba sus pertenencias en el vehículo del ganadero para huir, ya con la oscuridad de las últimas horas de la tarde, vio que un todoterreno se acercaba y se escondió con una pistola en cada mano ante la posibilidad de que se tratara del propietario o de unos cazadores.

Feher ha añadido que decidió esperar en lugar de fugarse porque en el interior del masico se había quedado una biblia de su propiedad "muy importante" para él de la que no quería separarse, subrayando a renglón seguido que los guardias civiles asesinados "estarían vivos" si la hubiera tenido en sus manos.

Piden prisión permanente

Los representantes de la fiscalía y de las acusaciones particulares y populares han pedido la pena de prisión permanente revisable ante el jurado encargado de enjuiciar al criminal serbio. La representante fiscal ha explicado que las pruebas obtenidas durante la instrucción prueban que Feher, que ya había protagonizado robos y otros intentos de homicidio en la provincia, abatió en primer lugar al ganadero José Luis Iranzo de un disparo en el corazón y que lo remató cuando trataba de huir.

Ha relatado que posteriormente se escondió tras el coche del ganadero para sorprender a los dos agentes de la Guardia Civil desplazados a la zona tras ser alertados de los disparos, Víctor Caballero y Víctor Romero, a quienes, ha añadido, "disparó por la espalda en zonas no protegidas por sus chalecos, con una pistola en cada mano, y a los que remató en el suelo".

A juicio de la fiscal, el acusado no actuó en defensa propia ni estaba afectado por un "miedo insuperable" que le llevara a actuar así, como alega la defensa para atenuar la responsabilidad de su cliente, sino que obró con "frialdad y sangre fría".

Estos argumentos han sido apoyados y desarrollados por los representantes de las acusaciones en representación de las familias o viudas de las tres víctimas, así como de las asociaciones Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y Española de Guardias Civiles (AEGC) y de la organización agraria UAGA.

Por su parte, el letrado de la defensa, Juan Manuel Martín, ha defendido las atenuantes de legítima defensa y de miedo insuperable planteadas en su escrito y ha vuelto a cuestionar la validez de la instrucción debido a los dos días que se tardó en preservar la escena de los crímenes para la obtención de las pruebas.

A pesar de que sus recursos para instar la nulidad de la instrucción fueron rechazados por la instructora del caso y, posteriormente, por la Audiencia de Teruel, ha insistido en la falta de validez de las pruebas.

En su intervención, este letrado ha instado a los miembros del jurado a no "sentirse responsables" de la situación personal de su cliente, ya que la decisión finalmente adoptada "no afectará a la vida entre rejas que espera a Feher", condenado a cadena perpetua en Italia y con una condena previa en España por un doble intento de asesinato llevado a cabo unos días antes de los crímenes de Andorra en otra caseta de campo situada en Albalate del Arzobispo (Teruel). El juicio se reanudará esta tarde con la toma de declaración a Feher, que comparece en la vista en una jaula de cristal blindado.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es