18 de junio de 2021, 18:11:54
Deportes

COPA DEL REY


El Barcelona se exhibe ante el Athletic para reivindicarse como rey de copas |0-4

Javier Nuez


El FC Barcelona se proclamó este sábado campeón de la Copa del Rey tras una exhibición ante el Athletic, al que derrotó por 0 a 4. Si bien el conjunto vasco logró aguantar el empate a cero hasta el descanso, el torrente ofensivo azulgrana desbordó a un equipo rojiblanco que jamás logró inquietar a su rival.

Dos goles de Messi, uno de Griezmann y otro de De Jong, el mejor del partido, inauguraron la cuenta de títulos de la segunda era Laporta, con un Koeman que se reivindica con el primer trofeo en dos años para el FC Barcelona.

Por su parte, el Athletic cae ante su peor rival en la competición. Los rojiblancos han perdido en las seis últimas finales de Copa, cuatro de ellas contra el mismo rival: el FC Barcelona.

La victoria azulgrana de este sábado parecía reducirse a una mera cuestión de tiempo desde el mismo saque inicial, cuando la final se convirtió en un monólogo de los de Koeman. El Athletic se replegaba a su área y se entregaba a la capacidad ofensiva de su rival.

Las facilidades del Athletic permitieron acomodarse a un Barcelona que situaba su defensa prácticamente en campo contrario y con un Busquets que asumía las labores de mariscal en tres cuartos. Todo un alivio para el veterano centrocampista.

Así, el Barcelona se internaba en el área rival con inusitada facilidad. Casi como un metrónomo, cada tres minutos generaba una posibilidad seria de hacer daño. Sin embargo, tal dominio no terminaba de cristalizarse en ocasiones claras, salvando un chut al poste de De Jong en el minuto 5.

Lo más cerca que estuvo el Athletic de generar algo de peligro fue gracias al balón parado. Una falta lejana estuvo a punto de convertirse en la gran ocasión rojiblanca en el minuto 12. Íñigo Martínez, a la caza del balón, quedó a centímetros de desviar la pelota hacia la portería de Ter Stegen.

Al igual que hace quince días en el mismo escenario, el Athletic transmitía una imagen inofensiva, incapaz de provocar la mínima alerta en un Barcelona acomodado en el ya habitual 3-5-2 de Koeman.

El 0-0 de los primeros 45 minutos en el marcador, con más del 80 por ciento de posesión para el Barcelona, quedaba como la mejor noticia para los vascos hasta el momento.

Marcelino buscó reaccionar al descanso dando entrada a Lekue por Muniain. El delantero, que llegaba muy justo de físico a la final, correteaba persiguiendo sombras en una banda izquierda, derecha para los azulgrana, convertida en autopista hasta el área de Unai Simón. Lekue se situaba en la opuesta, desde donde se trasladaba Berenguer para tratar de poner orden en la zona.

Pese a las intenciones de Marcelino, el acoso y derribo del Barcelona se recrudeció en la reanudación. Y por suerte para el Athletic, la figura de Unai Simón se agigantó.

En apenas cinco minutos, Simón protagonizó tres intervenciones providenciales. Sacando la pierna a un remate de Griezmann en el área pequeña, sacando la mano a un chut colocado de Pedri desde la frontal y otra demostración de reflejos con una nueva ocasión de Busquets dentro del área. Exhibición espectacular del cancerbero vitoriano.

Pero en un sábado como este, se podía parar mucho pero no todo. Y así, lo que parecía telegrafiado desde el primer momento acabó produciéndose en el minuto 60: gol del Barcelona.

La firma del 0-1 la puso Griezmann después de rematar en solitario al segundo palo un centro de De Jong desde la banda derecha, el punto débil señalado desde el saque inicial.

La extraña falta de ocasiones claras, solventada tras el paso de vestuarios, cambió también el porcentaje de acierto.

Sin que el Athletic pudiera reaccionar al primer tanto, llegó el segundo tres minutos después. Si De Jong asistió en el 0-1, en el 0-2 se convirtió en el goleador, rematando de cabeza, lanzándose al suelo, un envío de Alba desde la izquierda.

Marcelino, quemando ya las naves, lanzó un órdago con un triple cambio. Sin embargo, Messi aún tenía que dejar su impronta anulando por completo el intento de reacción del Athletic.

En una serie de paredes de lujo con Frenkie De Jong, el argentino acabó en el corazón del área para lanzar un “pase a la red” con el que, por si había dudas, dejaba sentenciada la final con el 0-3.

El Athletic, completamente noqueado, seguía sin parar la hemorragia goleadora azulgrana. Si faltaba algo por aparecer era un clásico culé: la sociedad Alba & Messi. En un movimiento conocido por todos y a la vez imparable, volvió a conectar el lateral con el atacante para el doblete de Messi.

En doce minutos, el Barcelona había derribado y reducido a los cimientos a un Athletic que parecía presente sólo porque su nombre aparecía en el marcador.

El triunfo incontestable del FC Barcelona, que venía de una gran mejoría en juego y sensaciones cortada por la derrota en el clásico, da de nuevo una buena dosis de confianza para el tramo final de Liga. En el que pese a tener desventaja de puntos, cuenta ahora mismo con el mejor parte de lesiones. Y a la vez, otorga un plus de vida a Koeman como entrenador azulgrana, en el caso de que Laporta siga dudando qué hacer este próximo verano.

- Ficha técnica:

0 - Athletic: Unai Simón; De Marcos, Yeray (Unai Núñez, m.67), Íñigo Martínez, Balenziaga; Berenguer (Vesga, m.54), Dani García, Unai López (Yuri Berchiche, m.67), Muniain (Lekue, m.46); Raúl García, Williams (Villalibre, m.67).

4 - Barcelona: Ter Stegen; Mingueza (Dembélé, m.87), Piqué (Araújo, m.81), Lenglet; Dest (Sergi Roberto, m.74), De Jong, Busquets, Pedri (Ilaix Moriba, m.81), Jordi Alba; Messi, Griezmann (Braithwaite, m.87).

Goles: 0-1, M.60: Griezmann. 0-2, M.63: De Jong. 0-3, M.68: Messi. 0-4, M.72: Messi.

Árbitro: Juan Martínez Munuera (Comité Valenciano), con José Luis González González (Castellanoleonés) en el VAR. Amonestó al jugador del Athletic Dani García (m.39).

Incidencias: final de la edición número 119 de la Copa del Rey disputada a puerta cerrada en el Estadio La Cartuja. Presidió el encuentro el rey Felipe VI y estuvieron en el palco, entre otras autoridades, los presidentes del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno. Los jugadores del Barcelona llevaron brazaletes negros en señal de luto por la muerte de su exdirectivo Josep Mussons.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es