13 de junio de 2021, 23:12:44
Mundo

CORONAVIRUS


Putin decreta un "megapuente" de diez días para intentar frenar los contagios

Efe


Rusia entró hoy en un "megapuente" decretado por el presidente Vladímir Putin por recomendación de las autoridades sanitarias para frenar el repunte de la pandemia que, según los datos oficiales, se ha cobrado ya más de 110.000 muertos en el país.

Por disposición del jefe del Kremlin, los días 4, 5, 6 y 7 de este mes fueron declarados no laborables, a los que se suman cuatro días de fin de semana y dos festivos, -el Primero de Mayo y el Día de la Victoria, el día 9-, que por caer en sábado y domingo, respectivamente, se trasladan al siguiente día hábil.

Sin embargo, según una encuesta realizada por el portal SuperJob.ru., cerca de la mitad de las empresas (48 %) decidieron que su personal trabajará durante los días declarados no laborables con el argumento de que no pueden asumir el coste económico la medida.

Un Primero de Mayo sin celebraciones masivas

Ante la situación epidémica las autoridades de muchas ciudades rusas, incluida Moscú, prohibieron por segundo año consecutivo las tradicionales celebraciones masivas del Primero de Mayo, a fin de evitar riesgos sanitarios.

La mayoría de sindicatos y partidos políticos se limitaron a celebrar mitines virtuales, aunque los comunistas se hicieron presentes en el centro de Moscú pese a las restricciones sanitarias.

El líder del Partido Comunista de Rusia, Guennadi Ziugánov, acompañado de dirigentes y activistas de su formación depositó una ofrenda floral en la tumba del soldado desconocido junto a la muralla del Kremlin, aunque inicialmente estaba previsto que fuera en el mausoleo de Vladímir Lenin, el fundador del Estado soviético.

Rusia admite un aumento de la morbilidad pero niega una tercera ola

Las autoridades sanitarias rusas niegan que el país esté siendo afectado por una tercera ola de la pandemia, aunque admiten un repunte la morbilidad en las últimas semanas, en particular, en la capital rusa.

Según los datos publicados este sábado en la web de gabinete de crisis creado por el Gobierno para hacer frente a la pandemia, en las últimas 24 horas en Moscú se detectaron 3.208 positivos por coronavirus, un 56 por ciento más de las cifras registradas a comienzos de abril pasado.

El número de casos en la capital rusa representa más de un tercio del total de los documentados en todo el país en el mismo período, que fue de 9.270.

A nivel nacional, las estadísticas oficiales muestran en el último mes una estabilización de los contagios con entre 8.000 y poco más de 9.000 casos diarios, muy lejos de los cerca de 30.000 que se registraron en diciembre pasado.

"Es una situación explosiva. De coincidir ciertas condiciones puede producirse un brusco incremento de la morbilidad", advirtió en declaraciones al canal de televisión Dozhd el doctor Mijaíl Kagan, experto de Vrachu.ru, un centro digital de perfeccionamiento médico.

Lento avance del proceso de vacunación


Según las autoridades rusas, la vacunación masiva es la única vía para conseguir la inmunidad de rebaño contra el coronavirus.

Pese a que Rusia cuenta con tres vacunas anticovid propias, entre ellas la Spunik V, pionera mundial, el proceso de inmunización de la población, que comenzó de manera masiva el 18 de enero de este año, avanza con mucho más lentitud que en otros países.

De acuerdo con Gogov.ru, una página web que ofrece datos actualizados y detallados por regiones del número de vacunas administradas en el país, a día de hoy en Rusia 12.377.978 personas, el 8,47 % de la población, han recibido al menos un componente de los preparados anticovid rusos, todo ellos bidosis.

Del total de las personas vacunadas, 7.556.421 o el 5,17 % de la población han recibido la pauta completa.

En la última semana, según Gogov.ru, fueron vacunadas diariamente una media de 163.301 personas, por lo que de mantenerse este ritmo para inmunizar al 50 por ciento de la población se necesitarían 371 días a contar desde hoy.

El Ayuntamiento de Moscú anunció que todos los centros de vacunación de la capital trabajarán de manera habitual durante los 10 días del "megapuente".

A fin de incentivar a los mayores de 60 años para que acudan a vacunarse, el alcalde moscovita, Serguéi Sobianin, lanzó esta semana el programa "Un millón de premios", por el cual cada habitante de la capital que se vacune recibirá una tarjeta de regalo por un monto de 1.000 rublos (unos 13 dólares).
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es