26 de septiembre de 2021, 9:24:20
Deportes

REDES SOCIALES


Lionel Messi estalla contra el racismo y se compromete con #StopOnlineAbuse

EL IMPARCIAL

El argentino ha dado un gran espaldarazo a la campaña que impulsan importantes deportistas y personalidades internacionales.


El altavoz del que disfruta el racismo, la homofobia y el odio en las redes sociales ha llegado a una dimensión inesperada. Son miles las personas que usan estas plataformas y reciben ataques por su color de piel, aspecto físico, condición sexual, religión, ideología política o procedencia. Instituciones como la Unión Europea ya se han remangado para tratar este problema con las multinacionales que dan cobijo a todo tipo de postulados -fake news inclusive- sin más cortapisas que unos pocos elementos de censura.

En esta década se han multiplicado los casos de suicidio o enfermedad mental provocados por la recepción de críticas desaforadas de manera sistemática por esta vía digital. El abuso campa a sus anchas y esto se está traduciendo en verdaderas complicaciones sociales. Es por eso que han alzado la voz nombres famosos de todos los sectores, exigiendo reglamentaciones más serias y estrictas a los gestores de las aplicaciones que sirven para que la ciudadanía esté en contacto con sus referentes, para construir carreras profesionales y, también, para 'cancelar' a seres humanos.

Thierry Henry, campeón de todos los títulos imaginable en el fútbol con el Arsenal, el Barcelona y la selección de Francia, ha resultado el deportista más contundente en la protesta. El que fuera goleador implacable anunció hace semanas que se marchaba de toda red social porque no aguantaba el racismo y la conflictividad que contemplaba a diario. Este fue un golpe sobre la mesa que terminó de convencer a los futbolistas negros de la Premier League para batallar contra este entuerto.

Marcus Rashford -estrella del Manchester United- se ha erigido en el líder de este movimiento, llegando a conversar sobre el asunto con el príncipe Guillermo de Inglaterra -que es, a su vez, el presidente de la Federación de Fútbol- y con el Gobierno de Boris Johnson. La indignación se ha expandido en el gremio de los jugadores británicos, pero también lo ha hecho más allá de las islas, añadiendo apoyos a esta causa en España, Alemania, Francia, Italia o Estados Unidos.

Hay, a estas alturas, multitud de campañas en las redes sociales que reclaman control a las empresas. Con diferentes hashtags, trabajadores del cine, del entretenimiento audiovisual, de la música, de la política o del comercio se han sumado a una manifestación clara: no aceptan seguir utilizando las plataformas conocidas si no se ejerce algún tipo de pastoreo de las barbaridades que brotan de forma perenne.

Y este sábado se ha añadido a esta corriente Lionel Messi. El seis veces Balón de Oro ha querido anunciar su compromiso con la campaña #StopOnlineAbuse en el momento en el que ha alcanzado los 200 millones de seguidores en Instagram. A esa barbaridad estadística ha escrito una reflexión en la que deja clara su adhesión a la amenaza de boicot que algunas celebridades han proclamado si no se toman medidas.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Leo Messi (@leomessi)

"Veo que acabo de llegar a los 200 millones de personas que me siguen en esta red, sin embargo, por lo que está pasando hoy, no voy a tomarlo como motivo de festejo. Por supuesto que agradezco todo el cariño y apoyo que siempre recibo de parte de ustedes, pero creo que llegó el momento de darle importancia a todas las PERSONAS que están detrás de cada perfil, que nos demos cuenta de que detrás de cada cuenta hay una persona de carne y hueso, que ríe, llora, disfruta y sufre, seres humanos con sentimientos", avanza el escrito.

El futbolista argentino, que no es muy dado a pronunciarse de este modo, prosigue de este modo: "Elevemos nuestra voz para detener el abuso en las redes sociales. Da igual si somos anónimos, famosos, deportistas, árbitros o seguidores de un juego, incluso alguien ajeno a todo esto, da igual la raza, religión, ideología o género... Nadie se merece ser maltratado ni insultado. Convivimos viendo y experimentando abusos, cada vez más y peores en cada una de las redes, sin que nadie haga nada por evitarlo. Debemos condenar con toda firmeza estas actitudes tan hostiles y exigir a las empresas que manejan las redes que tomen medidas urgentes contra estos comportamientos".

"Me gustaría que ustedes, las 200 millones de personas que me acompañan, se pudieran convertir en los 200 millones de motivos que existen para hacer de las redes un lugar seguro y de respeto, donde podamos compartir lo que queramos sin temor a ser insultados... y que se queden por siempre afuera de ellas los insultos, el racismo, los abusos y las discriminaciones. Para ustedes que forman parte de estas redes y que siempre están junto a mí, espero que me acompañen y apoyen en esta cruzada", ha señalado, antes de despedirse así: "Abrazo grande a todos y felicito a toda la gente del fútbol en Reino Unido por su idea de armar la campaña contra el abuso y la discriminación en redes". El mejor futbolista de la historia también ha alzado su voz.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es