4 de diciembre de 2021, 18:43:35
Deportes

BALONCESTO


NBA. Terror en los Lakers: LeBron James se vuelve a lesionar y es pesimista

E.I.

El astro de Akron admite que no podrá ayudar a su equipo con su mejor versión en los playoffs.


LeBron James tiene 36 años y lleva 18 temporadas jugando a la máxima exigencia en la NBA. Su derroche físico y mental no tiene parangón con el de ningún otro jugador en la historia de la liga de baloncesto estadounidense. Y es que el referente de Cleveland ha competido más minutos por partido que ninguna otra estrella que haya pisado una cancha en la élite. Debido a su jerarquía, los distintos entrenadores que le han dirigido han decidido exprimirle del todo, recibiendo muy poco descanso como contraprestación.

Pese a ello, y con el apoyo de una genética impresionante y de los millones de dólares que se gasta anualmente en la prevención de lesiones, sólo ha sufrido dos infortunios físicos graves en su larga y exitosa trayectoria deportiva. Y la más dura de esas dos lesiones arribó el pasado 20 de marzo. Un esguince en el tobillo derecho le dejó en el dique seco durante 20 partidos del apretado calendario que maneja el curso del básquet americano.

'King' James regresó el 1 de mayo, con derrota ante los débiles Sacramento Kings. Sumó 16 puntos, ocho rebotes, siete asistencias y dos tapones en 32 minutos de juego, tras la inactividad padecida. "Honestamente, ha sido horrible. He estado más estresado que nunca" declaró en esa fecha, sincerándose sobre cómo ha gestionado un parón exótico dentro de la asfixiante carrera que ha trazado en los Cavaliers, Miami Heat y Los Angeles Lakers. En total estuvo 41 días sin practicar un cinco para cinco.

Sea como fuere, LeBron sabe que a su edad cuesta más volver en plenitud. Y lo ha asumido y verbalizado con la naturalidad que le caracteriza. "Ha sido una temporada complicada y todo parece muy precipitado. Hay un partido cada dos días y otros muchos consecutivos. Puedes jugar cuatro o cinco partidos en una semana", añadió, antes de confesar que "he sentido esa urgencia por volver de la lesión, pero regresar al 100% ha sido imposible".

"Me he sentido bastante bien, aunque mi tobillo estaba algo rígido en alguna ocasión", sentenció. Y días después se anunció que esa articulación se dañó, de nuevo, en el cruce ante los Toronto Raptors, el pasado tres de mayo. Esa fue la sexta derrota en los últimos siete duelos disputados, un récord que está provocando un desplome preocupante para los defensores del título. Y es que los californianos yacen sextos en la Conferencia Oeste, sin haberse asegurado el acceso a los playoffs y con la posibilidad de caer en el resbaladizo play-in.

La lesión del base alemán Dennis Schroder y el infortunio no superado de James bien pueden congelar al coloso entrenado por Frank Vogel. A estas alturas, con sólo siete jornadas por delante, los angelinos acumulan 37 victorias -gracias al renacer de Anthony Davis- y 28 derrotas. El mismo balance que los Dallas Mavericks de Luka Doncic, un partido por delante de los Portland Trail Blazers y con sólo tres duelos y medio de colchón con respecto a Golden State Warriors y Memphis Grizzlies -octavo y noveno, respectivamente-.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es