30 de julio de 2021, 21:53:33
Deportes

PESO SUPERMEDIANO


Boxeo. 'Canelo' Álvarez rompe al guerrero Saunders y prosigue su senda histórica

M. Jones

El británico dio la talla de sobra, pero en el octavo encajó un trueno que le cerró el ojo derecho.


Este domingo se planteó uno de los combates más importantes de 2021. La cita tuvo lugar en el AT&T Stadium de Arlington, Texas, como parte del camino legendario que está empeñado en recorrer Saúl 'Canelo' Álvarez. El mexicano, considerado como el mejor boxeador del planeta sin límite de peso, comparecería para tratar de arrebatar el cinturón de la Organización Mundial (OMB) que portó hasta esa región de Estados Unidos el británico Billy Joe Saunders.

Las rancheras darían la bienvenida al púgil azteca de 30 años, campeón del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Con respaldo generalizado del público congregado (más de 73.000 espectadores, récord de aforo en un recinto cubierto en Estados Unidos), que coreó las tonadas tradicionales del país norteamericano hasta poner la piel de gallina, el peleador tapatío irrumpió en escena. Después de los bailes irreverentes que desarrolló el inglés y en plena celebración del Cinco de Mayo.

Sea como fuere, Álvarez iría a abordar, sobre los pronósticos, uno de los combates más duros que se le han cruzado en estos meses. Su récord de 55 victorias, una derrota (ante Floyd Mayweather) y dos no contest se puso sobre la mesa, engordado con los paseos dados frente al turco Avni Yildirim -en febrero- y el británico Callum Smith -en diciembre de 2020-. En esos eventos exhibió un pico de forma que catapultó sus posibilidades de unificar todos los títulos del peso supermediano. Quedándole el mayor desafío: el cara a cara ante el estadounidense Caleb Plant por el cinturón de la Federación Internacional.

Saunders, que actuaba como visitante, arribaba con un balance invicto de 30 triunfos y ninguna derrota. 'Super B', de 31 años, había competido por última vez en diciembre, en Londres. Aquella noche doblegó por decisión unánime a su compatriota Martin Murray. En cambio, este fin de semana afrontó la velada más pomposa y trascendental de su trayectoria deportiva. Se trataba para él de una prueba de fuego. La más exigente imaginable.

El europeo salió deslizando sus 'jabs', amortizando la prudencia inicial de su rival. 'Canelo' se limitó a estudiar en el primer asalto y a partir de ahí fue subiendo las revoluciones. El inglés daría la cara desde un eficiente movimiento de pies, si bien sería tambaleado abajo en el tercero y su cuerpo comenzaría a padecer erosión. La presión del mexicano evolucionaría, fiscalizando la resistencia y el aguante de Saunders.

'Super B' encajaría varios 'uppercuts' al tiempo que le costaba llegar a la cara del competidor que ejerció como local. Luciría una excepcional técnica defensiva el tapatío, congelando la pretendida mezcla de golpes británica. Mas, en el quinto round buscó un salto ambicioso el bicampeón mundial, que llegó a embocar un gancho. Álvarez, en su caso, respondería apretando. Había constatado la dificultad del reto, con Saunders cómodo en su rebeldía y dureza mental.

Hubo de escalar varios escalones el campeón en cuatro divisiones (superwelter, mediano, supermediano y semipesado).con respecto a su peleas previas. La crítica le acusa de esquivar vérselas con el ruso Guennady Golovkin, así que esta madrugada también representaba una posible reivindicación para el sector más purista. El nacido en Hertfordshire repetiría chispazo en el séptimo, corroborando la sensacional protección que mantuvo su cara despejada. Sacrificaría las costillas para mantenerse con opciones.

Pero en el octavo abriría Álvarez el párpado derecho del isleño. Mientras arrinconaba contra las cuerdas a su contrincante, al fin, jaleaba a su público. Le tocaba mostrar capacidad de supervivencia al inglés y lo logró. Se fue a la esquina. Mas no volvería al centro del ring. Su equipo tiró la toalla. Billy Joe tenía el ojo cerrado y se sospechaba una dolorosa fractura. Así que se dio por terminada la pelea .Con Saunders cayendo con orgullo y buen hacer. Y 'Canelo', que había olido la sangre, alzó los brazos con una victoria por abandono. Acaparando el cinturón de la OMB.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es