30 de noviembre de 2021, 9:11:45
Los Lunes de El Imparcial

Novela


Jesús Carrasco: Llévame a casa


Seix Barral. Barcelona, 2021. 320 páginas.19, 90 €. Libro electrónico: 9, 99 €.

Por Adrián Sanmartín


“Ya no puedo más, Juan. Yo también tengo derecho a seguir mi camino, como has hecho tú siempre, sin preocuparte de nadie que no fueras tú. ¿Acaso me preguntaste qué es lo que hacía falta en casa cuando decidiste, de la noche a la mañana, que te ibas a vivir a Escocia? No. Tuviste aquella discusión con papá, os enfadasteis muchísimo y ese cabreo ya te pareció que te daba derecho a cualquier cosa. Hiciste una maleta y adiós”. Estas duras palabras, cargadas de reproches, se las dirige Isabel a su hermano Juan Álvarez, protagonista de la nueva novela de Jesús Carrasco (Badajoz, 1972). E Isabel podría recriminarle mucho más por su comportamiento. Juan se fue de su casa a vivir su vida, y apenas se preocupó por sus padres.

Ni siquiera cuando su hermana reiteradamente le avisaba de que su progenitor estaba muy enfermo: “Podría haber estado junto a su padre la noche en que murió pero, en cierto modo, Juan Álvarez prefirió no hacerlo”. Sin embargo, tras el fallecimiento, no puede seguir desoyendo las llamadas. Vuelve a su casa en un pueblo toledano, donde se ambienta la novela, y allí se encontrara con un panorama no precisamente halagüeño.

Su madre, que cuidó a su marido con abnegación hasta el final, sufre un gran declive y todo apunta a que irá de mal en peor, cayendo en las garras del alzheimer. En estas circunstancias, ¿qué hará Juan? Parece que su intención es repetir la jugada de la huida, con una capa edulcorada: “Yo me podría organizar para venir con frecuencia”, le dice a su hermana intentando acallar sus reproches y su mala conciencia. Porque Juan no es un sinvergüenza ni un malvado. Su actitud es más prosaica y frecuente, la de quien busca subterfugios para escapar de responsabilidades ineludibles, la de quien es débil para estar a la altura de los momentos más difíciles de la existencia. “Rara vez se habla de la responsabilidad de ser hijos. Llévame a casa trata de esa responsabilidad y de las consecuencias de asumirla”, ha señalado el escritor extremeño afincado en Sevilla.

En 2013, Jesús Carrasco debutó brillantemente en la novela con Intemperie, (Seix Barral) que se alzó con numerosos premios dentro y fuera de nuestras fronteras, como el English Pen Award y el Ulysse a la Mejor Primera Novela, y fue llevada al cine por Benito Zambrano. Posteriormente, publicó La tierra que pisamos en la misma editorial, que obtuvo el Premio de Literatura de la Unión Europea.

Con un trabajado realismo, en Llévame a casa traza una dura historia, con sólidos personajes más allá del blanco y negro, cargada de hondo calado ético.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es