21 de septiembre de 2021, 9:19:12
Economía

PLAN DE SANIDAD


La hostelería y el turismo, en pie de guerra contra el Gobierno por las nuevas restricciones

EL IMPARCIAL

La Mesa del Turismo de España lamenta que el Gobierno no pidiera ayudas a Bruselas para el sector mientras los competidores europeos sí lo han hecho.


La hostelería y el turismo han mostrado ya su rechazo frontal a las medidas adoptadas por el Ministerio de Sanidad este miércoles en el Consejo Interterritorial de Salud. Consideran que no se les está ayudando en el momento que más lo necesitan después del año que han pasado y que el embrollo que supone las nuevas restricciones del Gobierno de Pedro Sánchez solo deterioran más la imagen de España en el exterior.

Baste con apuntar que España puede perder más de 12 millones de turistas británicos de aquí a fin de año tras la decisión del gobierno de aquel país de mantener en ámbar a todo el territorio español, lo que significa que a la vuelta a su país deben hacer cuarentena o presentar una PCR negativa en covid 19.

Reino Unido es el principal emisor de turistas extranjeros a España, por lo que la decisión del Gobierno británico dificulta que se cumplan las previsiones. Las comunidades que más ansían el "verde" de los británicos son Canarias, que recibió 2,90 millones de turistas de esa nacionalidad entre junio y diciembre de 2019, y Baleares, que acogió en ese mismo periodo a 2,86 millones. Tras las islas se sitúan Andalucía, con 1,86 millones; Comunidad Valenciana, con 1,83 millones, y Cataluña, con 1,36 millones de turistas británicos.

No solo Reino Unido todavía no nos ha incluido en su lista de países a los que recomienda viajar, sino que la patronal estatal del ocio nocturno Spain Nightlife cree que las condiciones de reapertura del sector aprobadas por Salud no son rentables para muchos locales y calcula que un 40% de ellos continuará cerrados. Así, rechaza la reapertura hasta las 3 de la madrugada y sin pista de baile, porque "desnaturaliza y vacía de contenido la actividad esencial de gran parte de locales de ocio nocturno de España" por lo que pide que se mejoren y flexibilicen.

Representantes de Cataluña, Ibiza, Madrid, Valencia, Andalucía e Islas Canarias han pedido una reunión urgente con la ministra de Sanidad, Carolina Darias, para proponerle un sistema facultativo u opcional a favor del empresario y la implementación de los test previos de detección de contagios de covid para poder reabrir más horas y con pista de baile. Entienden que esta fórmula es "más proporcionada y segura". La otra opción, recuerdan es que “se cierren más establecimientos y que las pérdidas de los puestos de trabajo sean mayores".

España renuncia en la UE a ayudas al Turismo

Además, por si fuera poco, la Mesa del Turismo de España ha sabido por parte de la Comisión Europea que el Gobierno español no contactó con Bruselas para obtener algún régimen de ayudas específicas al sector turístico. No se pueden creer que mientras Europa ha aprobado en los últimos meses regímenes estatales especiales de apoyo al turismo para Italia, Grecia, Portugal o Croacia (todos ellos competidores turísticos), España ha desistido de dicha aprobación de ayuda extraordinaria para paliar el durísimo impacto de la pandemia en su sector turístico.

El presidente de la Mesa del Turismo de España, Juan Molas, no sale de su asombro: “Es una absoluta vergüenza que el Gobierno de España no haya sacado la cara por el turismo en Bruselas y que no haya defendido los intereses de su principal actividad económica en su momento más vulnerable, cuando afronta la peor crisis que podemos recordar”.

La indignación y la incredulidad ante la insensibilidad del Gobierno para con el turismo han corrido como la pólvora en el sector toda vez que las empresas y los trabajadores del sector turístico han sido de los más golpeados por la crisis económica desencadenada por la pandemia.

La Mesa del Turismo de España recuerda que las pérdidas cuantificadas en 2020 superaron los 135.000 millones de euros y han acarreado el cierre de miles de empresas, con la consiguiente destrucción de puestos de trabajo. Incluso ahora, cuando se constata una progresiva desafectación de trabajadores de los ERTE a nivel general, el turismo continúa estando entre las actividades más penalizadas por la situación y por el persistente clima de incertidumbre.

Ni un euro de ayudas

Ante esta cuestión sangrante, el Ministerio que dirige Reyes Maroto mira para otro lado e insiste en que la mejor ayuda para el sector turístico es restaurar la movilidad de los ciudadanos lo antes posible. Para el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo resultan suficientes los 7.000 millones en ayudas directas que se aprobaron el pasado mes de marzo y de los cuales el sector aún no ha recibido un solo euro.

El órgano ministerial desvía la atención sobre el aspecto esencial –que es la inconcebible indiferencia hacia un sector que es locomotora de nuestra economía- y se obceca en que los “dichosos”7.000 millones son compatibles con el marco temporal europeo de ayudas estatales, lo que hace innecesario solicitar de Bruselas un régimen específico de ayudas al turismo.

“No hay mayor ciego que el que no quiere ver –apunta Juan Molas-; y la postura del Gobierno español en este asunto ha sido el último jarro de agua fría para un sector al que se le pide todo –resiliencia y bonanza-, pero casi todo se le niega”.

Ayuso, en guerra contra Sanidad

En la arena política, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha insistido este jueves, entre otras muchas cuestiones, en que no va a ir contra los trabajadores de la hostelería y el turismo, extensible a la ciudadanía en general: "Mientras no sea obligatorio, lo que no vamos a hacer es ir contra los intereses de los ciudadanos; este Gobierno se las tendrá que apañar como sabe hacer para imponer y arrollar, pero desde luego mientras estemos dentro de nuestras propias competencias tomaremos las decisiones más equitativas y las más productivas".

Ayuso ha lamentado que el Gobierno "se vuelva a cebar con la hostelería" ahora que las cifras epidemiológicas van "mucho mejor" y después de "no haber hecho absolutamente nada durante toda la pandemia". "Conmigo no cuenten para arruinar a más ciudadanos, ni hosteleros ni comerciantes", ha dicho.

Un día antes, Díaz Ayuso ya apuntaba que "los establecimientos de hostelería son lugares seguros y aliados para superar esta crisis. No pueden pagar la ineficacia del Gobierno de Sánchez".

Por su parte, el alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido al Gobierno de Pedro Sánchez que "deje hacer" a las autonomías en la gestión de la pandemia porque "ni come ni deja comer. Sólo aparece cuando las cosas van bien, y cuando las cosas van mal, desaparece".

Para terminar, el principal índice de la Bolsa española ha bajado este jueves un 0,42%, lastrado por los valores relacionados con el turismo y con las energías renovables. Ya suma dos sesiones a la baja.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es