24 de julio de 2021, 20:30:47
Deportes

FÓRMULA UNO


GP Azerbaiyán. Fernando Alonso descubre y destapa el principal problema del Alpine

EL IMPARCIAL

El asturiano se muestra más ilusionado de cara a este fin de semana.


Fernando Alonso viaja en el puesto 13º del Mundial de Fórmula Uno. Sabía que su regreso a la máxima categoría del automovilismo le depararía dificultades de adaptación, pero, según ha confesado, no esperaba tener que quemar más de tres o cuatro carreras en aclimatarse a las nuevas condiciones de pilotaje. Ahora, ha expuesto, calcula en ocho o nueve los Grandes Premios en los que va a rodar por debajo de lo que pauta su talento. Y todavía se encuentra a la espera de la aparición de la mejoría que le ha prometido Alpine.

Con todo, el piloto español, doble campeón de esta disciplina, mira a este fin de semana con una mayor ilusión que como afrontó la cita de Mónaco. La escudería francesa ha preparado un monoplaza que cuenta con mayor coherencia en el trazo de Bakú, así que las expectativas pasan por sumar más puntos y acceder a un puesto entre los diez primeros. Apuntando a igualar algo más la relación de fuerzas que mantiene con su compañero, Esteban Ocon (en cuatro ocasiones de cinco ha quedado por debajo de su colega).

En la rueda de prensa previa al evento, organizada por la FIA, el ovetense señaló que "este lugar es especial por cómo influyen los coches de seguridad y entonces tuve suerte, porque en la primera vuelta había tenido dos pinchazos, un enorme daño en el fondo plano y no sabíamos si tendríamos que abandonar". Así habló sobre lo que visualiza y en comparación con la séptima plaza que autografió en ese circuito y en el curso de 2018. "Aquí puede pasar cualquier cosa más allá de la 'pole'. Será por la combinación de la recta, larga, que abre la posibilidad para adelantar, y porque la velocidad es muy diferente", analizó.

Cuestionado por qué enseñanza extrae de su vuelta a la Fórmula Uno, explicó que "es un deporte diferente, completamente diferente". "Todo lo que haces ahora, cuando tienes un paquete que no ganará el Mundial, es, en realidad, prepararte para cuando te llegue ese momento. Mejorar cada día las debilidades del coche y de tu pilotaje, los procedimientos de salida p los pit-stop (...) Todos los detalles de un fin de semana que deberán estar resueltos el día que tienes un coche ganador. Y un coche ganador es la magia de este deporte, pero hasta que llega ese día sólo puedes prepararte para ese momento", argumentó.

Y para arribar a ese punto que anhela, a sus 39 años, Alonso y su equipo necesitan averiguar qué está fallando. Y parecería que ya han empezado a trabajar sobre ello. "Estoy más o menos satisfecho con los domingos, hemos hecho dos carreras en los puntos y muy cerca de los puntos cuando no los he logrado. Mi principal limitación es 'encender' los neumáticos, pero es cuestión de tiempo que se pongan las cosas en su sitio y en ese sentido no estoy muy preocupado", admitió.

Se marcharía, de vuelta a la búsqueda de la ruta para renacer, tras declarar que "por la felicidad de volver, es mejor de lo que esperaba". "Disfruto mucho cuando piloto en cada fin de semana, lo echo de menos cuando no hay carrera y ahora viene un triplete en Francia y Austria que disfrutaré". Y es que, pese a todo, el piloto español sigue gozando de una etapa a la que sólo le falta despegar sus opciones cuando el semáforo da la salida.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es