20 de septiembre de 2021, 19:35:41
Nacional

RECURSO


La Audiencia Nacional da la razón a Ayuso y suspende las medidas de ocio y hostelería en Madrid

E.I.


La Audiencia Nacional ha dado la razón a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y ha suspendido de forma cautelarísima la aplicación en la región de las restricciones al ocio nocturno, la hostelería y los eventos acordadas en el Consejo Interterritorial de Salud y publicadas el sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) ante "el riesgo de generar situaciones de incertidumbre y de menoscabo (que pudiera ser grave) a los intereses de los afectados últimos por la decisión de imponer restricciones distintas a las ya existentes".

Lo confirmaba en redes sociales el viceconsejero de Salud Pública de Madrid, Antonio Zapatero:



Horas antes, la Comunidad de Madrid había presentado un recurso por la orden de Sanidad con unas restricciones que no comparte el Gobierno de Díaz Ayuso y había pedido su suspensión como medida cautelarísima (sin ni siquiera escuchar a la otra parte) para impedir "un daño inmediato, irreparable e insubsanable".

Una vez adoptada esta decisión, la Sala da plazo al Gobierno central para que presente alegaciones y decidir entonces si mantiene la suspensión o reactiva las medidas.

La propia presidenta en funciones era la encargada de comunicarlo en su cuenta de Twitter, en la que justificaba el recurso contra unas medidas que considera "arbitrarias" y que atentan "contra el sentido común e interés de los madrileños".

El recurso fue presentado ante la sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional contra la orden Comunicada de la Ministra de Sanidad, de 4 de junio de 2021, mediante la que se aprueba Declaración de Actuaciones Coordinadas frente a la COVID-19, y contra el acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud sobre la Declaración de Actuaciones Coordinadas frente a la COVID-19, de 2 de junio de 2021.

Aunque la impugnación de la Orden Comunicada pretende su íntegra anulación, la pretensión cautelar deducida se refiere a la suspensión de las medidas que causan un daño inmediato, irreparable e insubsanable.

En la Comunidad de Madrid rige actualmente la Orden 572/2021, de 7 de mayo, de la Consejería de Sanidad, por la que se establecen medidas preventivas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 una vez finalizada la prórroga del estado de alarma declarado por el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre.

"Hay que subrayar el perjuicio que se deriva como consecuencia de la invasión de competencias que ha supuesto la Orden de la Ministra", explica en un comunicado la Comunidad de Madrid, que defiende que ostenta la competencia para la adopción de medidas especiales en materia de Salud Pública.

Sumir al ciudadano en un régimen de medidas "voluble, impuesto sorpresivamente sin razón alguna, sustituyendo de un día para otro la regulación existente, es una afrenta clara a la seguridad jurídica", añade.

La Declaración de Actuaciones Coordinadas "se encuentra viciada ante el hecho incuestionable de no haber sido adoptada por consenso en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud", concluye.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es