25 de julio de 2021, 0:59:03
Mundo

UE


El Parlamento Europeo condena a Marruecos por usar la migración como arma de presión política

Efe

El texto deplora "la participación de niños, menores no acompañados y familias" en la entrada en masa desde Marruecos a Ceuta poniendo "sus vidas en riesgo".


El Parlamento Europeo (PE) condenó este jueves la actitud de Marruecos por permitir la llegada a Ceuta el pasado mayo de miles de migrantes, incluidos niños, para "presionar políticamente" a España, pero a la vez confió en que esa crisis no deteriore las relaciones entre Bruselas y Rabat. La Eurocámara aprobó con 397 votos a favor, 85 en contra y 196 abstenciones una resolución acordada por los cuatro grupos principales del PE (populares, socialistas, liberales y verdes).

El texto, que han consensuado populares, socialistas, liberales y verdes, deplora "la participación de niños, menores no acompañados y familias" en la entrada en masa desde Marruecos a Ceuta, poniendo "sus vidas y seguridad en riesgo" y a la vez lamenta la crisis política y diplomática entre el país norteafricano y España.

Esta crisis, apuntan, no debe socavar ni las relaciones "estratégicas, multidimensionales y privilegiadas" entre Marruecos y la Unión Europea ni la cooperación en áreas como la lucha contra el terrorismo, el tráfico de drogas y de seres humanos o la migración.

La resolución, impulsada por Ciudadanos pide que los "desacuerdos bilaterales" entre España y Marruecos se aborden a través del diálogo diplomático. Además, urge a Marruecos a que respete su compromiso de una cooperación reforzada en la gestión fronteriza y la movilidad migratoria "en un espíritu de diálogo".

Los eurodiputados también pedirán a España y a Marruecos que trabajen juntos para permitir la repatriación de los menores a sus familias tras la entrada de miles de personas de manera inesperada en territorio español el pasado mes de mayo.

Asimismo, la Eurocámara subraya que Ceuta "es una frontera exterior de la Unión cuya protección y seguridad concierne a toda la Unión", aplaude la reacción de Frontex al ofrecer recursos a España para gestionar la crisis y pide a la Comisión Europea que otorgue al Gobierno financiación adicional de emergencia para abordar la crisis, a través de mayor capacidad de alojamiento para los menores no acompañados.

Acusación de Marruecos

El ministro marroquí de Exteriores, Naser Burita, afirmó que el Gobierno español "trata de europeizar una crisis que es bilateral" entre Marruecos y España y que "no terminó el 1 de junio" con la salida del territorio español del líder saharaui Brahim Ghali.

"La crisis está ahí porque siguen sus causas profundas", continuó Burita, que se expresó así durante una comparecencia ante la prensa tras la visita de su homólogo húngaro, Peter Szijjarto.

Hasta en cuatro ocasiones repitió Burita que "la crisis es bilateral" y "política", mientras que España "trata de europeizarla y desviarla de sus causas conocidas, cada vez reconocidas por más actores", dijo.

"Es ante todo una crisis de confianza mutua, ligada a una actitud que Marruecos considera contraria al espíritu del partenariado: el fondo es la coherencia entre los actos y las palabras sobre el separatismo (pues) no se pueden prohibir el separatismo en tu país y fomentarlo en el vecino".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es