19 de septiembre de 2021, 15:33:35
Deportes

17:30 | EUROSPORT


Roland Garros. Esto se han dicho Rafa Nadal y Djokovic antes de enfrentarse

E.I.

Los dos astros del tenis mundial se medirán en el segundo duelo de semifinales.


Rafael Nadal y Novak Djokovic sabían, desde el sorteo del cuadro final de Roland Garros 2021, que podían verse las caras en las semifinales. La clasificación de ambos en el ranking de la ATP, primero -el serbio- y tercero -el español-, favoreció una distribución en la que también se entremezclaba la presencia de Roger Federer. Confeccionando un lado del torneo plagado de leyendas. Y dejando el otro abonado para el crecimiento de las candidaturas de los jóvenes talentos llamados a conquistar un Grand Slam.

El nacido en Basilea optó por retirarse antes de batallar por el billete hacia los cuartos de final. Sin embargo, el de Belgrado y el de Manacor compitieron con todo hasta arribar al pronosticado choque de altura. Previo a la gran final parisina. Y a 'Nole' le ha costado bastante más facturar el permiso para jugar este viernes (a partir de las 17:30 horas) que al balear. En octavos hubo de remontar dos sets en contra ante Lorenzo Musetti (6-7, 6-7, 6-1, 6-0 y 4-0) y en cuartos se las vio y deseó frente a Matteo Berrettini (6-3, 6-2, 6-7 y 7-5).

El mejor deportista español de la historia, en su caso, sólo ha sudado un poco en el enfrentamiento de cuartos contra Diego Schwartzman. Eso sí, no le exigió el argentino como para conceder más que el único set que ha perdido en lo que va de competencia -no cedía una manga desde la final de 2019-. Ganó al bonaerense por 6-3, 4-6, 6-4 y 6-0, confirmando que se encuentra en un estado de forma y mental sobresalientes.

Tras el encuentro del miércoles, preguntado por la posible pelea ante Djokovic explicó esto: "Nos conocemos bien. Todo el mundo sabe que puede pasar cualquier cosa. Y el que juegue mejor tiene más opciones de ganar. Pero es una semifinal, no una final, así que el que gane luego tiene que repetir en la final". "Necesitas jugar tu mejor tenis. Si haces lo que debes, tendrás opciones. Es un gran reto y algo bueno porque es para lo que juegas. Pero, por otro lado, es muy difícil", añadió. Y dejó claro que "le prefiero en la final, porque estaría ya en la final". "Es la puñetera verdad. Si gano, bien; si no, a casa. Necesito mi mejor nivel en semifinales", sentenció.

El zurdo legendario ofreció esta reflexión cuando se le puso sobre la mesa el esfuerzo de las semis de 2013, partido en el que batió a Novak en una maratón (6-4, 3-6, 6-1, 6-7 y 9-7): "Fue dramático. Hubo de todo. Fue un partido muy emocionante y con un nivel altísimo. Pero la diferencia de una final a unas semifinales es toda. En una final no te quedan más partidos. Y si ganas una semifinal, te alegras, pero no has ganado nada aún". "Yo encaro todos los partidos con la misma mentalidad. Las finales son más especiales, pero esta vez puede ser en semifinales porque yo estoy el tres y tengo dos jugadores por encima de mí", indicó, antes de despedirse alegando que "si no juego bien, no hay nada que hacer aunque tenga confianza".

Djokovic, tras perder los nervios en su triunfo de cuartos, habló ante los medios de comunicación. Visualizando ya la revancha de la traumática derrota encajada en la pasada final del torneo francés (6-0, 6-2 y 7-5). "Creo que puedo ganar. De lo contrario, no estaría aquí. Vamos a tener una bonita batalla" (...) Espero poder jugar a un nivel superior que el año pasado, en los dos primeros sets de la final del año pasado. La calidad y nivel de tenis que he tenido durante tres o cuatro semanas sobre tierra en Roma, Belgrado y aquí me permiten tener buenas sensaciones y un sentimiento positivo para este partido", proclamó.

"Hay una tensión y unas expectativas extra, unas vibraciones diferentes cuando salgo a la pista con Rafa. Por eso es una rivalidad histórica para el deporte y he tenido el privilegio de jugar contra él muchas veces", defendió. Y cerró su intervención haciendo hincapié en que "las rivalidades con él y con Roger me han hecho ser un jugador más fuerte (...) Me han permitido entender qué necesitaba para llegar al nivel en el que ellos estaban cuando empecé a jugar. Y con Rafa, la anticipación de cualquier partido en cualquier superficie u ocasión es diferente a cualquier otra".

Con las espadas en alto, también ha tomado la palabra Carlos Moyá. El entrenador de Nadal ha resaltado que el partido del Masters 1.000 de Roma -Rafa venció a Novak por 7-5, 1-6 y 6-3, el 16 de mayo- "es un punto de referencia". "Los que le vemos cada día, sabemos que puede jugar mejor todavía. Cada partido es distinto y es lógico que él vaya ajustando cosas para intentar ganar. Nosotros debemos fijarnos en lo que le va bien y en lo que le molesta al rival (...) Hay altibajos y dudas, pero está claro que es Djokovic y siempre encuentra la manera de escapar. Ambos lo saben hacer, con diferencias en el juego, pero son supervivientes natos y hasta que no les das la mano no puedes dar por seguro que has ganado", enfatizó.

"Tenemos mucha información, al igual que él de nosotros. Esperamos que mueva ficha. Igual que nosotros intentamos hacerlo rápidamente para ajustar y hacérselo más difícil", especificó. Y además confesó que "creemos que está mejor preparado este año". "Venimos de menos a más y de Montecarlo hasta aquí la progresión ha sido muy buena. El año pasado llegamos con más dudas, porque sólo había podido preparase en Roma y no fue muy bien, pero luego jugó como jugó", concluyó.

Lo cierto es que algunas de las dos estrellas en liza probablemente pesará al terminar el duelo lo que Schwartzman, resignado, compartió ante las cámaras tras ser eliminado por el balear. "Espero que en el futuro pueda estar al otro lado del cuadro, porque cuando gano partidos en polvo me vuelvo muy fuerte. Y sé que los otros no quieren jugar contra mí a cinco sets. Pero cada vez que llegué lejos en Roland Garros siempre perdí con Rafa", reconoció.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es