23 de enero de 2022, 23:26:56
Editorial

EDITORIAL


El Gobierno, impotente ante la desorbitada subida del precio de luz

EL IMPARCIAL


Pocas veces ha creado tanta expectación y, luego, ha resultado tan decepcionante, la intervención de una ministra en el Congreso de los Diputados. Ante el histórico y desorbitado incremento del precio de la luz, Teresa Ribera reconoció que nada puede hacer el Gobierno. Que seguirá subiendo durante todo el año, mientras el Ejecutivo es incapaz de evitarlo. Incapaz de evitar que la factura energética se multiplique por tres, como hasta ahora, y por cuatro en poco tiempo.

Durante lo que va de legislatura y aprovechando la inactividad parlamentaria por la pandemia, el Gobierno ha endosado innumerables decretazos. Pero Ribera se mostró impotente para atajar el incremento del precio de la luz. La ministra, en realidad, se dedicó a contestar a Podemos, a desmontar todas las propuestas de su socio de Gobierno. Rechazó con rotundidad la creación de una empresa energética pública así como intervenir los precios, algo ilegal y que choca con las normas comunitarias.

La ministra se limitó a rogar al cielo “la empatía social” de las empresas eléctricas. No se le ocurrió otra solución. La conclusión, en fin, está clara: el precio de la luz seguirá batiendo récords históricos durante una larga temporada. Pero el Gobierno no moverá un dedo. No quiere reconocer que la factura energética afecta, sobre todo, “a los más vulnerables”. A quienes Pedro Sánchez no para de engañar prometiéndoles cada día que “nadie se quedará atrás”, mientras él gobierne. Por eso, y por su habitual desprecio al Parlamento, el presidente se escabulló de la Comisión y mandó a la ministra.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2022   |  www.elimparcial.es