10 de diciembre de 2019, 22:38:52
Economía

McCain y Obama se unen para evitar la "catástrofe"


Bush:"Tuvimos que intervenir para evitar el pánico financiero"



En un discurso a la nación, pronunciado desde la Casa Blanca, el presidente trató de convencer al pueblo estadounidense de que se debe apoyar el plan de rescate "contundente" que propuso su Gobierno al Congreso, y que asciende a 700.000 millones de dólares.

"Estamos en medio de una grave crisis financiera y el Gobierno está respondiendo con acciones contundentes", dijo Bush, quien advirtió también de que los mercados no están "funcionando apropiadamente" y se ha perdido la confianza en ellos.

Bush insistió en que los principales sectores "están en riesgo" y más bancos podrían entrar en bancarrota si el Congreso no accede a apoyar el plan de medidas del Gobierno, que permitirá al Tesoro adquirir la deuda "tóxica" que tienen los bancos. De no aprobarse este plan, afirmó Bush, "Estados Unidos entrará en recesión. No podemos dejar que eso suceda", por lo que hizo un llamamiento al Congreso para que lo apruebe con urgencia.

Asimismo, dijo entender "la preocupación y la frustración" de los ciudadanos y afirmó que se vio obligado a intervenir para "evitar el pánico financiero" y la "recesión".

Bush se dirigió al país inmediatamente después de invitar a los líderes del Congreso y a los candidatos republicano, John McCain, y demócrata, Barack Obama, a una reunión mañana jueves en la Casa Blanca para tratar de llegar a un compromiso conjunto sobre el plan de rescate. "Sin una acción inmediata por parte del Congreso, Estados Unidos podría caer en un pánico financiero, a lo que seguiría una situación agobiante" en el país. "No debemos permitir que esto ocurra", señaló Bush, quien instó a actuar "lo antes posible".

McCain y Obama, "unidos" para resolver la crisis
Los candidatos presidenciales John McCain, republicano, y Barack Obama, demócrata, destacaron este mismo miércoles que "este es el momento de unirnos" para resolver la crisis financiera y demostrar que Washington "es capaz de conducir al país".

En un comunicado conjunto, distribuido poco antes de que el presidente George W. Bush, se dirigiera al pueblo estadounidense en un mensaje a la Nación sobre la gravedad de la crisis, McCain y Obama indicaron que EEUU "afronta un momento de crisis económica" que "no importa cómo haya comenzado. Todos tenemos la responsabilidad de resolverla".

En el mismo comunicado, se afirma que se trata de "devolver la confianza en nuestra economía. Los empleos, los ahorros y la prosperidad del pueblo estadounidense están en juego" añadiendo que “el plan presentado al Congreso por el Gobierno de Bush tiene fallos, pero los esfuerzos por proteger la economía de Estados Unidos no deben fracasar".

El comunicado, que no se refiere a si se celebrará finalmente el debate presidencial del viernes, concluye señalando que "éste es el momento de estar por encima de la política por el bien del país". "No podemos correr el riesgo de sufrir una catástrofe económica. Esta es nuestra oportunidad de unirnos para demostrar que Washington es, una vez más, capaz de conducir a este país", señalaron los candidatos.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es