14 de diciembre de 2019, 1:41:28
Deportes

Partidos


Villarreal y Mallorca empatan con un gol de penalti cada uno



Güiza marró una ocasión clamorosa para adelantar a los de Gregorio Manzano, pero no pudo definir en su mano a mano con Diego López, quien sigue mostrando el gran portero que lleva dentro. El encuentro ofrecía un buen espectáculo con dos equipos que trataban bien el balón, aunque en los metros finales las zagas de los conjuntos se mostraron muy eficaces.

Capdevila tuvo la primera oportunidad clara para el Villarreal a los 24 minutos, y uno después Cazorla aprovechó su velocidad para adelantarse a Héctor y provocar un penalti que el italiano Rossi transformó en gol y adelantó a los castellonenses en el luminoso.

El Mallorca trató de reaccionar. Los bermellones no demostraban una gran fluidez en su juego, pero a la salida de un córner, el colegiado Rodríguez Santiago decretó una pena máxima a instancias de su asistente que sólo él vio. Basinas no desaprovechó para igualar la contienda.

Los dos equipos buscaron la victoria con ahínco
El partido bajó en calidad, pero no en intensidad. La lucha en la línea medular fue titánica, pero el balón no llegaba a las áreas. Con el paso de los minutos, el Villarreal se fue haciendo con los mandos del partido ante un Mallorca que se iba diluyendo en el centro del campo ante el empuje de los castellonenses. Rossi tuvo una gran ocasión para adelantar a su equipo, pero no lo consiguió.

Entonces, Gregorio Manzano dio entrada en el campo a Ibagaza y el Mallorca comenzó a carburar y a acercarse con peligro a las inmediaciones de Diego López. Los instantes finales del encuentro se convirtieron en un “toma y daca” entre un conjunto y otro. El balón circulaba con rapidez en busca de un gol que se antojaba definitivo para la suerte del partido, pero ninguno de los dos estuvo certero en los metros decisivos y el choque concluyó en igualada.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es