20 de noviembre de 2019, 2:53:55
medioambiente

red ibérica de comercio forestal


España y Portugal, juntos contra la tala ilegal



La Red a la que se han incorporado España y Portugal para acabar con la tala ilegal se ha presentado este jueves en el marco del Salón Construtec 2008, en un acto en el que ha participado la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, quien ha destacado que las actuaciones medioambientales y sostenibles tienen cada vez más peso en las políticas de ayuda al desarrollo.

Así, en el nuevo Plan Director de cooperación española 2009-2011 las políticas de sostenibilidad "van a tener un eje prioritario y un carácter transversal importante en cada uno de los proyectos sectoriales en los queremos trabajar", ha asegurado Rodríguez.

La secretaria de Estado ha denunciado que las consecuencias de un comportamiento irresponsable recaen más en los seres humanos de los países más pobres y ha recordado que existen 2.000 millones de personas desnutridas en el mundo, de las que un 75% vive en el medio rural y en "un porcentaje muy importante" en los bosques.

Las empresas que integran la Red Ibérica se comprometen a desarrollar un programa de compra sostenible de madera, papel y corcho, que aumenta progresivamente el abastecimiento de productos certificados por sistemas creíbles como el FSC, que garantiza que se han extraído de forma sostenible y dejando beneficios en las comunidades locales.

El secretario general de Adena, Juan Carlos del Olmo, ha destacado que España y portugal son las puertas de entrada de madera ilegal procedente de bosques de países como Congo, Camerún, Borneo o Indonesia, en los que no solo se está destruyendo la biodiversidad sino que, además, se está generando pobreza.

Aproximadamente, el 17 por ciento de volumen de productos de madera importados por el mercado ibérico y el 3 por ciento de los de papel proceden de países donde las talas ilegales o la gestión forestal insostenible están degradando de forma alarmante los bosques.

Según el Banco Mundial, las talas ilegales ocasionan pérdidas anuales de unos 10.000 millones de euros a los países productores y el marcado español de la madera es responsable de entre el 3,6 y el 7,2 por ciento de estas pérdidas.

Del Olmo ha señalado que aunque ha habido avances en los últimos años y cada vez llega a España más madera legal, las administraciones públicas deben optar por planes de compra sostenible.

De las 17 empresas que integran la Red, once son españolas y seis portuguesas, entre ellas, algunas tan importantes como Leroy Merlin España, Lafarge Cementos o Amorin Revestimientos.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es