14 de noviembre de 2019, 15:17:42
Nacional

la Benemérita y la policía estudian emprender acciones legales


Multitudinaria manifestación de Policía y Guardia Civil en Madrid



Los convocantes han cifrado en 25.000 los asistentes. El Ministerio del Interior rebajó la cifra a 7.000, según un cálculo no definitivo, e insistió en que aproximadamente una tercera parte de los asistentes no eran miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Policías y guardias civiles se han manifestado desde este mediodía por las calles en Madrid, en demanda de "dignidad económica y profesional" para los miembros de ambos cuerpos de seguridad. Al grito de "Rubalcaba dimisión" los manifestantes caminan desde la calle Miguel Ángel en dirreción a la Plaza de Colón. Durante el recorrido se han podido ver banderas de Andalucía y Cataluña que certifican la asistencia de agentes de toda España.



Además, los manifestantes portaban pancartas con proclamas en las que mostraban sus demandas al titular de Interior: "Rubalcaba súbenos la paga", "Rubalcaba, Pinocho".

A la marcha asisten los principales dirigentes de los sindicatos de la Policía y de algunas asociaciones de guardias civiles, a pesar de las amenazas de expedientes proferidas desde el Ministerio del Interior. "No han hecho mella las presiones", ha subrayado en declaraciones a los periodistas el secretario general de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), Alberto Moya, minutos antes del comienzo de la manifestación. Moya ha dejado claro que los agentes del Instituto Armado tienen pleno derecho a manifestarse, en contra de la interpretación que ha hecho el Gobierno.

Por su parte, el portavoz del comité de conflictos y secretario general del Sindicato Profesional de la Policía (SPP), Jose Ángel Fuentes Gago, señaló que la prohibición de participación de los guardias civiles es una interpretación subjetiva de la ley que será dirimida en los tribunales. No ha descartado, a este respecto, emprender acciones legales por supuestas coacciones de responsables del Ministerio del Interior.



La marcha se desarrolla en un ambiente festivo y encabezada por cuatro maniquíes vestidos con los uniformes antiguos y actuales del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil con la boca tapada y con un cartel que reza: "yo no hablo porque no me dejan".

Dirigentes de los convocantes han denunciado que alguno de los autobuses que transportan a manifestantes a Madrid están siendo parados en carreteras de acceso a la capital para ser revisados y retrasar su llegada. Según los convocantes, el número de manifestantes se va a acercar a los 15.000 antes de que termine la manifestación en la Plaza de Colón. Custodian la protesta miembros de la Unidad de Intervención Policial, a los que se ve conversar con los compañeros durante el recorrido.

Un verano conflictivo
La manifestación llega en medio de un enconado conflicto con el Ministerio del Interior, tras un verano salpicado de huelgas de celo, contestadas por el Gobierno con destituciones de agentes y limitación del ejercicio sindical, según denuncian los convocantes.

La última vez que los sindicatos policiales organizaron una manifestación en Madrid, el acto acabó con incidentes. Muchos agentes no se conformaron con el recorrido autorizado por la Delegación del Gobierno y decidieron cortar el Paseo de La Castellana. Hoy, los convocantes no prevén incidentes. "No va a pasar nada. Vamos a meter 15.000 policías en Madrid que van a gritar alto a Rubalcaba sus justas demandas", explicó a Europa Press el portavoz de la Unidad de Acción Sindical, José Angel Fuentes Gago.

El sueldo medio de los miembros del Cuerpo Nacional de Policía es inferior en 16.167,12 euros al de los mossos de Esquadra. Una tabla elaborada por la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, a la que tuvo acceso Europa Press, compara las diferencias retributivas entre los agentes de uno y otro Cuerpo, mayores según asciende la graduación. Esa diferencia alcanza, en los agentes 'rasos', los casi 10.000 euros al año.

Sin embargo, la postura del ministro Rubalcaba es que la Administración central no puede someter las subidas salariales de sus funcionarios a las que realicen otras administraciones. Además, según Rubalcaba, en los últimos cuatro años los policías nacionales y los guardias civiles han recibido la misma subida que el resto de funcionarios más un 10 por ciento.

El Gobierno, ahora, dispuesto a dialogar
Después de la multitudinaria manifestación de este sábado y de las “amenazas” de expulsión del Cuerpo a los guardias civiles que se manifiesten, el Ministerio del Interior ha mostrado su voluntad de diálogo con los sindicatos policiales. Sin embargo, las diferentes asociaciones están estudiando plantear acciones legales contra el Ministerio por coacciones.

Por su parte, el portavoz del comité de conflictos y secretario general del Sindicato Profesional de la Policía (SPP), Jose Ángel Fuentes Gago, señaló que la prohibición de participación de los guardias civiles es una interpretación subjetiva de la ley que será dirimida en los tribunales. No ha descartado, a este respecto, emprender acciones legales por supuestas coacciones de responsables del Ministerio del Interior.

En la nota, el Ministerio del Interior, además de reiterar su voluntad de diálogo, subraya que nunca ha abandonado ese diálogo que se ha visto plasmado en una agenda de trabajo ofrecida a los representantes sindicales para discutir las mejoras en la carrera profesional de los policías.

Asimismo, el departamento que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba recuerda que los policías han visto incrementados sus salarios en los últimos cuatro años por encima del resto de los funcionarios del Estado, y que entre 2005 y 2008, esa subida salarial fue el doble que la del resto de los trabajadores de la Administración.

El Ministerio asegura que, en total, las retribuciones de los policías se incrementaron en 10,52 puntos porcentuales más y que además, desde 2004 se ha producido una oferta de empleo para el Cuerpo Nacional de Policía y para la Guardia Civil de 40.641 plazas, que han permitido que el número de funcionarios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado haya aumentado en 20.430 agentes.

Tras repasar estos datos, el Ministerio del Interior destaca que, en un momento de crisis como el actual, los Presupuestos Generales del Estado exigen austeridad a todos los que reciben un sueldo de la Administración.

No obstante, insiste en que seguirá realizando un esfuerzo en 2009, ejercicio para el que se ha incluido una partida adicional en los presupuestos de 35,5 millones de euros para mejorar las retribuciones de los policías.

De esta forma, asegura Interior, el 2009 será el quinto año consecutivo en el que el sueldo de los policías sube por encima de la media del resto de funcionarios públicos que dependen de la Administración General del Estado.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es