20 de enero de 2021, 18:07:23
Salud

las bondades de dormir bien


El ejercicio previene el cáncer sólo si va acompañado de un adecuado descanso



Muchas personas con altos niveles de estrés laboral creen compensarlo acudiendo al gimnasio o practicando "footing", pero si su descanso no es el adecuado, los beneficios del ejercicio moderado y regular se esfuman. Un estudio del Instituto Nacional del Cáncer de EE UU ha demostrado que la actividad física saludable no basta por sí sola. La investigación, centrada en mujeres, concluye que un buen descanso nocturno es imprescindible para aprovechar las bondades que supone mantenerse en buena forma.

El ejercicio equilibra los niveles hormonales, estimula el sistema inmunológico y mantiene la masa corporal en su justa medida regulando el metabolismo, lo que reduce las posibilidades de desarrollar un tumor, pero la falta de sueño puede contrarrestar esos beneficios. "El ejercicio constante reduce el riesgo de cáncer, sobre todo de mama y colon", los dos más comunes entre las féminas, asegura James McClain, director del trabajo.

Los investigadores analizaron la asociación entre el gasto calórico del ejercicio físico y el sueño con la incidencia de los citados tumores en unas 6.000 mujeres sanas durante una década. Los resultados mostraron un estrecho vínculo entre descanso y actividad en personas jóvenes y de mediana edad, las más expuestas al estrés.

La presión laboral, su difícil conciliación con la vida familiar y los problemas emocionales de las mujeres se encuentran entre los principales factores que afectan al descanso, bien porque empeoran el sueño debido al estrés, bien porque reducen las horas dedicadas a ello.
De todos los casos estudiados desde 1998, un 10 por ciento desarrollaron cáncer. Las mujeres que contaban con un índice calórico de actividad física (PAEE, en inglés) superior mostraron una menor probabilidad de contraer la enfermedad, pero aquellas que, aun con un PAEE elevado, dormían habitualmente siete horas o menos presentaron una mayor incidencia.

Muchos investigadores estudian los efectos de un mal descanso sobre la salud, pero ninguno había hecho hincapié en la incidencia del cáncer. Los resultados de este trabajo servirán para analizar en profundidad las implicaciones del ejercicio y diseñar mejores programas de prevención.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es