9 de diciembre de 2019, 9:57:32
Cultura

Su nombre estaba entre los finalistas


El escritor catalán Juan Marsé gana el Premio Cervantes 2008



Juan Marsé ha sido galardonado con el Premio Cervantes 2008, considerado el más importante de las letras hispanas y que concede el ministerio de Cultura en reconocimiento al conjunto de la obra de un escritor. Así lo ha anunciado este jueves el ministro de Cultura, César Antonio Molina, quien ha resaltado del autor "su gran labor, su arquitectura literaria, y el haber contribuido desde Cataluña a la lengua común de 500 millones de personas".

Tras muchos años en los que su nombre siempre quedaba como finalista, Marsé, de 75 años, se ha hecho este jueves con el Premio Cervantes "por su decidida vocación por la escritura y por su capacidad para reflejar la España de la posguerra". Su nombre era uno de los que figuraba entre los posibles candidatos, junto a los de Ana María Matute, José Manuel Caballero Bonald, Francisco Nieva, Javier Marías y Mario Benedetti.

Los libros de Marsé, que ya ha obtenido galardones como el Premio Juan Rulfo, están impregnados del rigor ético y la exigencia de las que nunca ha abdicado este escritor realista, uno de los miembros más jóvenes de la generación de los 50 y posiblemente el novelista del que más relatos se han llevado al cine.

El ministro de Cultura ha aclarado que con este premio no se pretende saldar ninguna deuda, sino "agradecer la labor continuada, una gran obra que ha acompañado a los de nuestra generación". Se trata, según César Antonio Molina, de "un subrayado más a los méritos que siempre ha tenido".

Juan Gelman, miembro del jurado, ha señalado con su habitual ironía que el Cervantes no saldará ninguna deuda, "pero sí le permite saldarlas al escritor que lo gana". Marsé, ha proseguido el poeta argentino, "es un gran escritor que ha marcado a varias generaciones".

Molina ha dicho que había intentado ponerse en contacto con el ganador, pero tuvo que darle la noticia a su mujer porque Marsé se había ido al médico.

Este premio ha visto incrementada este año su dotación de los 90.000 euros de ediciones anteriores a 125.000. El Cervantes de 2008 es también el primero que se otorga tras los cambios introducidos por el Ministerio en la composición del jurado, para dar más presencia al mundo de las letras y de la cultura en general y menos a las instituciones dependientes del Gobierno.

El Premio Cervantes no puede ser dividido ni declarado desierto o concedido a título póstumo y ha distinguido hasta ahora a diecisiete escritores españoles y dieciséis latinoamericanos, de los que sólo dos han sido mujeres, la española María Zambrano y la cubana Dulce María Loynaz.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es