18 de enero de 2021, 14:50:51
Economía

No contaba con el respaldo del PSE y del PP


La asamblea de Kutxa rechaza el proyecto de fusión con la BBK



En ambas asambleas era necesario el apoyo de dos tercios de los asistentes, por lo que en la Kutxa no ha prosperado el proyecto, ya que de los 100 compromisarios asistentes se han contabilizado únicamente 63 votos a favor, frente a 33 en contra y 4 abstenciones, mientras que en la BBK ha sido suscrito por 68 apoyos y 26 rechazos, del total de 94 votos emitidos. Esto hará que ambas entidades, que esperaban lograr ahora la fusión y que en el futuro se sumara la Caja Vital alavesa cuando sus órganos de gobierno lo considerasen oportuno, continúen de momento su andadura en solitario.

En Kutxa los 100 compromisarios convocados han asistido a la asamblea, compuesta por 51 representantes de PNV y EA, 9 de CCOO, 2 del colectivo Pixkanaka, 3 de EB y 1 de Aralar, en principio favorables a la fusión, así como por 18 del PSE, 3 del PP, 3 de ANV, 1 de ELA, 1 de LAB y 8 de la agrupación de impositores de la izquierda abertzale Banatuz, que habían expresado su oposición al proyecto. Las cuatro abstenciones, cuyo origen no ha sido desvelado puesto que el voto en la Kutxa ha sido secreto a petición del PSE/EE y de la izquierda abertzale, han propiciado el rechazo a la fusión, algo que no ha ocurrido en la BBK, donde el voto era nominativo.

La operación impulsada por los presidentes de ambas entidades, Xabier Irala (BBK) y Xabier Iturbe (Kutxa), contó desde el principio con el respaldo de PNV y EA, que en negociaciones posteriores llegaron a un acuerdo con los sindicatos CCOO y Pixkanaka y en los últimos días consiguieron también el apoyo de Aralar y Ezker Batua. Antes de que comenzaran las votaciones, el presidente de la Kutxa, Xabier Iturbe, ha explicado a los compromisarios la conveniencia de llevar a cabo esta fusión, con la que la entidad resultante, que llevaría el nombre de Kutxa, convertiría a esta caja de ahorros en la tercera de España por beneficios y patrimonio neto y la sexta por activos totales.

A puerta cerrada y en un ambiente de tensión, hacia las nueve de la noche han comenzado las votaciones, en las que los compromisarios han sido citados uno a uno, por orden alfabético, para depositar sus votos en una urna situada dentro de una cabina. Al término del escrutinio, el presidente de Kutxa, Xabier Iturbe, ha comparecido con semblante serio ante los medios de comunicación y ha reconocido que el rechazo a la fusión supone una "decepción", aunque ha recalcado que la caja guipuzcoana tiene "suficiente fuerza para seguir adelante".

En una breve declaración, en la que no se han admitido preguntas, Xabier Iturbe ha asegurado que pese a este resultado seguirán adelante, ya que Kutxa también tenía establecido un "plan" para este supuesto. El presidente de la BBK, Xabier de Irala, por su parte, ha comentado tras conocer el rechazo en Guipúzcoa, que se ha perdido la oportunidad de crear "una herramienta sin precedentes" para hacer frente a la crisis y contribuir "al progreso económico" de Euskadi y "a su cohesión social".

"Cada uno sabe la responsabilidad que ha asumido", ha añadido Irala, quien ha remarcado que "tenía el deber de intentarlo una vez más, pero siempre hay intereses que se oponen a lo que dicta el sentido común. Ahora sólo nos queda seguir trabajando para enfrentarnos a la crisis de la mejor forma posible", ha agregado. El secretario general del PSE/EE de Guipúzcoa, Iñaki Arriola, ha dicho a los periodistas que el rechazo es un "mensaje claro para el PNV" que, a su juicio, "tiene que ser más humilde y no puede pensar que el país, las instituciones y las kutxas son suyas". Arriola, cuyo partido se oponía a este plan de unión a dos, ha reiterado la disposición de los socialistas a trabajar en un "proyecto que sirva al país, reconozca la pluralidad, cohesione a Euskadi y garantice los intereses de futuro de Guipúzcoa".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es