24 de junio de 2021, 16:25:46
toros

Obama, el nombre propio de 2008


El año en el que la crisis lo ensombreció todo



La crisis económica, augurada por algunos y minusvalorada por otros, llegó en 2008 a España con toda su intensidad para hacer sombra informativa a hechos tan relevantes como los sucesivos golpes a la cúpula de ETA en Francia o el "asalto" de las mujeres a los primeros niveles del poder político.

Más de tres millones de parados, sectores como el inmobiliario o el del automóvil en graves dificultades por el parón del consumo, el aumento de la morosidad, la restricción del crédito, caídas históricas de la Bolsa... son algunos de los principales asientos en el "debe" de este año, en el que figura también en lugar destacado el accidente de un avión de Spanair, que costó la vida a 154 personas.

La españa adormilada del 20 de agosto se despertó de golpe con las imágenes del siniestro aéreo más grave de la última década en Europa cuando un MD82 se estrelló en la maniobra de despegue del aeropuerto de Madrid-Barajas. No están claras las causas de una tragedia por la que están imputados dos técnicos de mantenimiento y que tuvo también su polémica por la operación de rescate y las filtraciones de la investigación.

Hasta ese día la noticia habían sido las elecciones generales, en las que el PSOE revalidó mandato, y la situación en la que había quedado un PP que, aunque mejoraba resultados, había vuelto a perder. Tras esos comicios IU casi desapareció. Zapatero, ajeno todavía por entonces a la crisis económica, se aprestó a hacer un Gobierno nuevo con más mujeres que hombres y con la embarazada Carme Chacón en el Ministerio de Defensa como símbolo de su apuesta por la igualdad. No fue la única mujer que pasó a ocupar este año un puesto de verdadero peso político, ya que Leire Pajín era nombrada en julio secretaria de organización del PSOE, y Mariano Rajoy salía vivo del Congreso de su partido con un nuevo equipo en el que los puestos dos y tres -la secretaría general y la portavocía en el Congreso- eran para dos mujeres: María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría. Otro nombre: Bibiana Aído, titular del flamante Ministerio de Igualdad, desde el que se está impulsando la reforma de la ley del aborto y una nueva norma para acabar de una vez con la violencia machista.

Pasadas las elecciones y los consiguientes congresos de los partidos, fue tiempo de reconocer la crisis, especialmente después de la mayor suspensión de pagos de la historia de España, la de la inmobiliaria Martinsa-Fadesa, que certificó el principio del fin del "boom inmobiliario". Y el Gobierno empezó a tomar medidas: la devolución de los famosos 400 euros, préstamos del ICO a pequeñas empresas, congelación salarial para los altos cargos y reducción de la oferta de empleo público. A medida que las cosas se complicaban dentro y fuera siguieron otra serie de iniciativas como la elevación de las garantías de los depósitos de los ahorradores, la dotación de fondos para adquirir activos bancarios, moratorias para el pago de hipotecas, planes de rescate de sectores concretos o el programa de 11 millones de euros para fomentar la obra pública.

En este tiempo Zapatero desplegó una auténtica ofensiva diplomática para asegurarse de que España estuviera presente en la cumbre de noviembre de los países del G-20 en la que iba a analizarse la situación financiera internacional y, según algunos, a refundar el capitalismo. Francia nos abrió el paso -"como octava economía del mundo"- a esa reunión y el presidente del Gobierno se apuntó uno de los mayores tantos en política exterior de todo su mandato.

Mientras la economía seguía acaparando cada vez más portadas y minutos en los informativos, las fuerzas de seguridad españolas y francesas se dedicaban a ir asestando golpe tras golpe a ETA, que, no obstante, consiguió asesinar a cuatro personas en 2008. En mayo cayó en Burdeos (Francia) el supuesto jefe político de la banda, Francisco Javier López Peña "Thierry"; en julio se desmantelaba el "comando Vizcaya", en octubre, el "Nafarroa", y a mediados de noviembre era arrestado en Cauterets (Francia) el objetivo número uno de las fuerzas de seguridad: Mikel Garikoitz Aspiazu "Txeroki", el jefe militar de ETA. Los éxitos de la lucha antiterrorista parecían difícilmente superables, pero se superaron en diciembre con la detención de Aitzol Iriondo, el hombre encargado de sustituir a "Txeroki" al frente de ETA y que sólo pudo desempeñar esa macabra responsabilidad durante apenas tres semanas.

Este también ha sido el año en el que los españoles han descubierto dónde está Somalia, debido al secuestro durante ocho días de abril del pesquero "Playa de Bakio" en aguas del Índico, y al que aún se mantiene desde finales de noviembre del fotógrafo gallego José Cendón.

Los Reyes tuvieron un año más tranquilo que el anterior y en 2008, tanto Don Juan Carlos como Doña Sofía, cumplieron 70 años, aunque lo hicieron con suerte dispar. Así, mientras el Rey recibía el homenaje y el reconocimiento de representantes de todos los sectores sociales con motivo de su cumpleaños, el de la Reina se vio empañado por la polémica en torno al libro que, sobre ella, ha escrito la periodista Pilar Urbano. Unas supuestas palabras de la Reina sobre la homosexualidad, la eutanasia y el aborto, entre otras cuestiones, incluidas en ese libro pero que Zarzuela tacha de inexactas, provocaron un gran revuelo a costa de la presunta quiebra de la neutralidad de Doña Sofía.

Hubo más cosas, como el follón de la Justicia que acaba el año con los jueces amenazando con ir a la huelga, el Óscar de Javier Bardem, o la cúpula de Barceló en Ginebra, pero es que, por flacas que sean las vacas, su sombra lo ha cubierto casi todo en 2008 y amenaza con seguir.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es