27 de octubre de 2020, 19:36:41

entrevista


Sergio Mur (actor): "En cualquier oficina hay tanto cambio de pareja como aquí, pero a nosotros se nos ve más"



¿Cómo es ese gran rival del Duque?
Soy un nuevo policía que entra a formar parte del departamento de inspector Torres. Tiene veintiocho años y entró en la policía en delitos económicos así que lleva cuatro años entre papeleo y está muy necesitado de acción. Es un tío con muchas ganas de demostrar lo que vale y de que le den una oportunidad, es un tanto impulsivo y bastante ambicioso. No le gusta seguir las normas, se deja llevar por sus sensaciones y genera algún que otro conflicto en comisaría...

¿Se parece en algo a él?
Poco, soy ambicioso y lucho por conseguir lo que quiero tanto como él, pero por lo demás somos muy diferentes. Cuanto más diferencias tienes con tu personaje más divertido es el juego, lo estoy disfrutando mucho.

¿Le preocupaba entrar a formar parte de un equipo ya consolidado?
Al principio me imponía, es una sensación muy extraña eso de incorporarse a una serie de tanto éxito que lleva ya una temporada en marcha pero hasta ahora estoy trabajando con la gente de la comisaría y la verdad es que me están tratando muy bien.

A los niños ya les tiene ganados desde su participación en Los Lunnis...
Sí, pero los niños se fijaban sobre todo en los muñecos, aquel trabajo me dio mucho, ha sido uno de los proyectos que mejor sabor de boca me ha dejado. Los niños son muy honestos, si les gustas, les gustas y si no, no hay nada que hacer; es muy gratificante trabajar para ellos.

¿Qué estaría haciendo ahora si no fuera actor?
Dejé la carrera de Químicas a falta de siete asignaturas pero no creo que hubiera llegado a ser químico, tal vez estaría trabajando con las manos en alguna playa recóndita.

¿No impone el hecho de tener que medirse con 'El Duque'?
La verdad es que no lo he pensado mucho, para gustos colores, ha tenido una gran acogida pero se trata de un personaje, esto es televisión y un día estas aquí y otro allí. No puedes pararte a pensar en ese tipo de cosas, tiene que centrarte en tu trabajo y seguir adelante. Necesitaría muchas horas de gimnasio para ser como 'El Duque'.

En altura ya le gana...
Sí, pero no te creas que es una suerte, he perdido trabajos por el tema de la altura y tampoco es que sea tan alto, mido 1,89, sólo un poco más que la media nacional.

¿Qué personajes cree que se le daría mejor?
Me suelo quedar con los que he interpretado pero me vuelve loco la comedia, creo que es una de las mejores maneras de ganarse la vida.

¿Qué recuerdos le dejó 'Closer'?
No se trataba de una compañía de teatro al uso, aquello era gente del cine haciendo teatro. Belén llenaba el teatro y la obra tuvo una gran repercusión gracias a ella. Ha sido la oportunidad más grande que me han dado hasta ahora, aquel proyecto marcó un antes y un después en mi carrera, fue una gran experiencia y aprendí muchísimo con aquel montaje.

¿Se confiesa tímido?
Muchísimo.

Y además de tímido, ¿cómo cree ser?
Muy positivo, intento siempre esbozar una sonrisa ante las cosas malas de la vida.

¿Qué hay que hacer para ponerle de mal humor?
La verdad es que no mucho, soy bastante enfadica, tengo un desagradable punto de niño mimado que hace que me enfade cuando las cosas no me cuadran.

¿Qué busca en una mujer?
Que juegue el rol de compañera de viaje, que sea una persona con la que pueda contar para todo, desde tomar unas cervezas hasta ir de viaje y llorar en los ratos amargos. Eso el lo principal para mí, eso y que me haga sonreír con facilidad.

¿Es difícil mantener una relación de pareja estable en el mundo de la interpretación?
Eso es un bulo, en cualquier oficina hay tanto cambio de pareja como en esta profesión, la diferencia es que a nosotros se nos ve más. Disiento mucho de esa imagen carnavalera y festiva de los actores. Yo he trabajado de camarero y ahí había un intercambio tremendo.

¿Cuál ha sido el peor trabajo al que se ha tenido que enfrentar en la vida?
Transportar maquinas recreativas, aquello fue horrible. Pagaban poquísimo, pesaban mucho y se trabajaba de madrugada, no se lo recomiendo a nadie.

¿Cómo sobrelleva la inestabilidad de la profesión?
Fatal, es una manera de malvivir como cualquier otra, yo la supero a base de actividad física, siempre me ha gustado mucho el deporte y lo uso para desconectar. Es una profesión muy complicada en ese sentido, la gente sólo conoce a los cuatro que no tienen problemas pero el ochenta por ciento de la profesión trabaja poniendo copas.

Y con esa inestabilidad, ¿se ve formando una familia?
Sí, la vida es para vivirla, hay experiencias de las que no puedes prescindir en la vida y yo desde luego quiero ser padre.

¿Está preparado para que le persigan las niñas por la calle?
Estando Miguel Ángel Silvestre en la serie no creo que vayan detrás de mí; la verdad es que no me lo he planteado.

¿Reaccionaría mal si le sucede?
No, claro que no, un actor se debe a su público, sin la gente que nos ve no somos nada.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es