21 de octubre de 2020, 21:02:22
Comunicación

un juzgado impidió la emisión


Un juzgado prohibió a Telecinco emitir "El precio del paraíso"



Finalmente, "El precio del paraíso", reportaje de El Mundo TV, no se emitió en Telecinco. El motivo de estas medidas es que Marta Chamorro, una joven que aparecía en el reportaje, denunció que la cinta contenía injurias contra su persona y una intromisión en su honor.

El reportaje encontraba similitudes entre algunas jóvenes y Catalina, el personaje protagonista de la serie Sin tetas no hay paraíso."Chamorro se presentó a un casting en una productora ficticia, People TV, especializada en descubrir nuevos rostros para la televisión" se asegura en la web perteneciente a la cadena, donde se cita a Chamorro: "Mi novio no sabe que voy a la caza y captura. A mí no me interesa tener sólo a uno, sino a varios que sean mi fuente de ingresos".

Al parecer, la juez encargada del caso, y según la versión de la cadena "no recibió a los representantes de la cadena y de El Mundo TV desplazados hasta el juzgado de instrucción para ofrecer su punto de vista sobre los hechos y aportar la documentación que desmontaba la versión de la denunciante".

El reportaje encontraba similitudes entre algunas jóvenes y Catalina, el personaje protagonista de la serie de Telecinco Sin tetas no hay paraíso, en la que éste personaje y sus amigas se meten en la prostitución de lujo y operan sus pechos con la intención de ganar dinero fácil.

Mundo TV dice que no se ha vulnerado el honor de nadie
En su nota, esta productora señala que la realidad es que Marta Chamorro acordó que su participación en el reportaje "consistirá en manifestar voluntaria y espontáneamente sus experiencias en relación con el tema objeto del reportaje, sin que exista ningún guión o instrucción previa por parte de El Mundo TV".

También se señala en el acuerdo con la citada joven que "la entrevista será grabada mediante videocámara, tanto la colaboradora como sus visitas a distintos locales y centros médicos en relación con este tema", según se constata en el contrato suscrito entre ambas partes. La nota señala que "en consecuencia, el reportaje se limita a recoger las manifestaciones realizadas libre, espontánea y voluntariamente por dicha señora relativas a sus experiencias y vivencias personales, por lo que no es posible que se haya vulnerado su derecho al honor".

Afirma también que, además de la interposición de recursos contra esta resolución, "la suspensión acordada ha producido importantes perjuicios de todo orden, por lo que se va a exigir el resarcimiento de los mismos".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es