3 de marzo de 2021, 9:21:47
Nacional

Mítines PSOE Y PP


Zapatero llama xenófobo al PP y éste tilda al PSOE de demagogo



Con un tono muy optimista y alejado de la autocrítica, Zapatero ha pronunciado en Madrid un mitin cargado de frases laudatorias a su gestión económica sin especificar proyectos. El candidato socialista ha centrado más de la mitad de su discurso en formular agrías críticas al PP al que ha tildado de xenófobo y cenizo. Por su parte, El candidato presidencial de los populares, Mariano Rajoy, ha rechazado la campaña del PSOE "basada en el miedo y demagogia".

El líder del PSOE saludó a los congregados, con frases del tipo: "Gracias por defender la alegria y la victoria del 9 de marzo, que va a ser de progreso", o "gracias por soñar España con los ojos abiertos". Zapatero habló de unidad y comparó está con la España del siglo XXI. "Este partido recorre los cuatro puntos cardinales de nuestro país, y desemboca aquí para unir lenguas, acentos, esperanza y progreso tras el 9 de marzo", afirmó.

El dirigente socialista subrayó "tener un proyecto de progreso y de solidaridad que no permite el mal gesto de doña Cuaresma". Zapatero reiteró "el mal gesto de los populares que no entendienden la alegría de la España democrática del siglo XXI".

Además, intentó mencionar los propósitos del Gobierno socialista, agradeciendo el apoyo de sus votantes "frente a tanto insulto y desagravio de la derecha".

Reiterando la consigna de la "mirada positiva", el candidato del PSOE remarcó que para él "España está por encima de las actividades políticas pequeñas y mezquinas".

Los de la incertidumbre
En clara alusión a Manuel Pizarro y entre reiterados vítores a Felipe a González, que fue ampliamente jaleado, preguntó al público: ¿sábeis quien siembra al incertidumbre? Son aquellos que siempre han tenido asegurado su bienestar personal. Ahora van a los mercados los que han tenido indemnizaciones millonarias".

"Hace cuatro años éramos ese país pequeño de las Azores y ahora somos el país de la esperanza. Ahora hay mas prosperidad, igualdad de derechos y democracia. Nuestra economía se ha fortalecido. Hemos crecido más que las grandes potencias, nunca han trabajado más españoles y más de la mitad de esos trabajos son para mujeres. Y un millón de empleos han pasado a ser estables e indefinidos, eso es lo que necesitamos para los jóvenes, la emancipación", abundó entre las reiteradas críticas de su discurso dirigidas al principal grupo de la oposición.

En cuanto a la gestión económica, insistió en el crecimiento y la renta per capita, "que supera la media de la UE, adelantando a Italia". "Y eso que no ha habido ningún milagro", dijo jocosamente. "Nuestra economía es fuerte porque hemos gestionado muy bien. Y podemos decir que hemos sabido cuidar sus recursos, para estar a la cabeza de los paises de mejores cuentas públicas".

En el terreno de las promesas, Zapatero avanzó la posibilidad de vencer el drama histórico del paro "en los próximos cuatro años", pero no explicó cómo. "Sabéis que cuando hay que afrontar alguna dificultad hay dos modelos de reaccionar: Uno el decretazo, que costó una huelga general, y el otro, apoyar a las familias subiendo pensiones, ayudando a los jóvenes, elaborando más becas y políticas de vivienda". "La derecha no gobierna bien cuando hay prosperidad, porque no reparte beneficios", aseveró.

En materia de vivienda, mencionó la construcción de 100.000 casas y de las últimas medidas de alquiler. "Mirando al futuro -explicó- hemos invertido más en investigación". "Y en la emisión de gases, nuestra llegada al Gobierno ha supuesto la reducción de éstos afrontando la lucha del cambio climático".

"Recordar que la derecha es fría con los trabajadores, porque ellos congelaron los salarios y no hicieron esfuezos sociales cuando estaban en el Gobierno. Son fríos con la gente", dijo en un momento de su intervención, en la que también presumió de las ideas claras del PSOE, el mismo eslogan que el del Partido Popular.

"Se que están hartos de esta derecha cada vez más radical y de derechas, pero no basta con estar hartos -comentó entre sus parroquianos-. Hay que movilizarse y llevar una amplia mayoría a las urnas el próximo 9 de marzo, una mayoría que derrote el cinismo y afirme la confianza en España, y no una mayoría que quiere hacernos ir hacia atrás, como antes, dice Cañete. Porque los españoles queremos ir hacia delante, con ganas y con fuerza".

"No me callo"
En el capítulo de "no me callo", Zapatero afirmó: "Sabéis que soy una persona tranquila y serena, pero ni me callo ni me enfado -la misma frase que pronuncio ante el nuncio el pasado miércoles-. No me callo ante quienes quieren practicar la xenofibia, los que mercadean con el dolor de las víctimas. Y siempre estaré comprometido con los decentes y con los valientes. No me calló ante el rencor, ante aquellos que quieren llenar de chapapote la vida pública. Me siento al lado de los pacíficos... Antes quienes impiden la investigación biomédica, me siento al lado de los que sufren y me comprometo a que tengan ese servicio. No me calló ante quienes cobran indemninzaciones. Quiero un país decente. No me callo ante quienes quieren callar a la gente de la cultura y el desarrollo, estaré a su lado. No me callo. Que de este espíritu de Vistalegre, que de esta fuerza de unir, salga una voz contundente para ganar en favor de los jóvenes, de la igualdad y de los trabajadores.

Los teloneros de Zapatero
Con una puesta en escena propia de los actos de campaña americanos, entre miles de asistentes, vestidos de banderas constitucionalistas, socialistas y alguna republicana, emulaciones de mitras de obispos pidiendo el voto y muchos videos en apoyo a Zapatero, como el protagonizado por una flamante plataforma de artistas, De la Vega calentó las emociones del respetable afirmando que los socialistas son "un gran motor de progreso". "Lo hicimos con Felipe González -presente en la primera fila, acompañado de varios ministros- y ahora con José Luis-. La vicepresidenta primera del Gobierno habló de proyecto, pero no detalló ningún punto, y pidió a los miles de afiliados y simpatizantes "mirar a adelante" y trabajar por "una mayoría holgada".

Por su parte, Pedro Solbes echó mano de las críticas a Pizarro para argumentar una intervención en la que aseguró que el Gobierno de Rodríguez Zapatero sabía "que se iba a producir una desaceleración". Sin embargo -añadió-, habíamos tomado medidas", de las que tampoco hizo mención.

Chaves arremetió por otro lado contra el PP que "está en contra de la Igualdad, frente a la defensa por la paridad". El secretario del PSOE sacó una vez más el tema de la guerra en Irak y habló del compromiso de José Luis Rodríguez Zapatero, el de que "ningun soldado participe jamás en una guerra injusta e ilegal".

"Entre el progreso y la reacción, entre la solidaridad del PSOE o el desprecio del PP, entre el diáoogo de las CCAA y la prepotencia del PP, entre la verdad y la mentira, entre el futuro y el pasado, eso es lo que nos jugamos el próximo 9 de marzo", afirmó en tono mitinero.

También se refirió a la Conferencia Episcopal -con los gritos y los pitos de la platea enardecida-. Chaves pidió permiso a la institución eclesial y les aseguró que los socialistas "tienen más razón que un santo, porque lo mejor para España y para Andalucía es un Gobierno de progreso".


RAJOY RECHAZA LA CAMPAÑA "DE MIEDO Y DEMAGOGIA DEL PSOE"
El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado hoy que él está "con los artistas que tienen que hacer mucho arte para poder llegar a final de mes", y aseguró que "ya no cuela" la "campaña del miedo" que llevan a cabo el Gobierno y "tres o cuatro caras conocidas".

En un acto de precampaña celebrado en el Pabellón Municipal de Don Benito (Badajoz) ante unas 5.000 personas, Rajoy respondió así a la Plataforma de Apoyo a Zapatero, formada por artistas españoles, y opinó que todos los que ayer apoyaron al presidente del Gobierno "lo que quieren es que les garanticen sus privilegios a costa del dinero que tienen que pagar todos los españoles".

El presidente de los populares afirmó que la "campaña del miedo" y de "demagogia" que pretende llevar a cabo el Gobierno utilizando a "tres o cuatro caras conocidas a los que tienen bien untados" ya "no cuela" porque, explicó, el PP es el partido "de Angela Merkel y Nicolás Sarkozy, el partido del corazón de Europa".

"Yo estoy con los artistas que tienen que hacer mucho arte para poder llegar a final de mes, con los artistas que pagan una hipoteca, con los artistas que se levantan a las siete de la mañana para trabajar y dar de comer a sus hijos y con los artistas que hacen números todos los días con la pensión, pero no con los artistas que apoyan a Zapatero para que garantice el cobro de un canon digital que pagamos todos los españoles", añadió.

Peor gobierno de la democracia
Rajoy dijo que el PP se enfrentará en la campaña al "peor Gobierno de la democracia" que, además, "ha traicionado a sus propios votantes con lo que ha hecho con España, en la negociación con ETA y no abordando los problemas reales de las personas".

Así, en materia antiterrorista, afirmó que la política del Gobierno ha sido la de la "debilidad, el engaño y el oportunismo" y ha asegurado que esa responsabilidad se la exigirán los populares en las urnas el próximo 9 de marzo.

Tras defender a España como una nación de ciudadanos libres e iguales en derechos, oportunidades, deberes y obligaciones y asegurar que no aceptará que "nadie sea discriminado por su condición económica, social o porque resida en uno u otro lugar", garantizó que a partir del 9 de marzo ofrecerá un consenso sobre España y un importante paquete de medidas económicas.

En este asunto, criticó la "ocurrencia" de Zapateroo de dar 400 euros a todos los españoles pero, explicó, "no es a todos, sino a los que ganen más dinero". "Es la medida más antisocial que yo he visto en 26 años que llevo de vida política", agregó Mariano Rajoy.

"Zapatero le tiene alergia a hablar de economía y le produce urticaria intentar resolver los problemas de los españoles", dijo, antes de apuntar que este asunto se puede resolver y "si ellos se resignan, que se vayan y, si no, que los echen los españoles".

Así, manifestó que, como ya hicieron en 1996 cuando comenzó a gobernar José María Aznar, ahora de nuevo cogerán "el toro por los cuernos" y harán una política económica "fiable".

Recordó la rebaja fiscal que llevará a cabo el PP si gana las elecciones, la reducción del impuesto de sociedades, las medidas de conciliación de la vida laboral y familiar y la necesidad de tener un sistema educativo basado en el mérito, el esfuerzo y el trabajo.

En inmigración, Rajoy volvió a defender el contrato de integración que ha propuesto el PP, advirtió de que no piensa callarse en este asunto ni en otros y abogó por una inmigración "ordenada y legal" y no por la política del "papeles para todos".

Rajoy prometió que el PP luchará contra la inmigración ilegal y contra las mafias, que expulsará de España a los extranjeros que cometan delitos y que pondrá todo su empeño, sus fuerzas y sus energías por una "verdadera integración y una convivencia ordenada".

El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, arropado por los números uno de la lista al Congreso por Cáceres y Badajoz, Carlos Floriano y Mariano Gallego, respectivamente, garantizó que si gana las elecciones traerá el AVE a Extremadura y se ocupará del campo, algo que, a su juicio, no hace Zapatero
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es