12 de noviembre de 2019, 17:47:42
Sociedad

sentencia


Una sentencia impide a un padre "duplicar" en su casa los juguetes de los hijos



En la resolución, a la que ha tenido acceso Efe, se insta al padre a que intensifique su trabajo y obtenga más beneficios "para que sus hijos no pierdan el confort y las posibilidades que tenían económicamente cuando sus progenitores vivían juntos".

El padre, que prefiere permanecer en el anonimato, ha expresado a Efe su sorpresa por los términos de la sentencia y su malestar por la falta de explicaciones del juez para obligarle a que sus hijos no pueden tener en su domicilio los mismos juguetes que en el de su ex compañera.

"Los niños están confiados a la madre y con ella deben vivir y pernoctar todas las noches excepto los que en el fin de semana estén con el padre", señala la sentencia, que indica que los menores "precisan de una estabilidad en cuanto a su dormitorio, su mesa de estudio y sus juguetes y enseres particulares".

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Málaga desestima con esta resolución el recurso de apelación presentado contra la sentencia dictada en marzo de 2007 por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Málaga.

En los fundamentos de derecho, se rechaza la petición del padre de custodia compartida y de que, subsidiariamente, le amplíen el tiempo que permanece con sus hijos, para que puedan pernoctar con él los días laborables que le corresponden.

El progenitor también había solicitado una reducción de la pensión alimenticia para los menores, de los 1.500 euros asignados, a 600 euros mensuales.

En este sentido, el tribunal considera "contradictorio y paradójico que el padre no haga el mismo esfuerzo en materia económica y escatime recursos para sus hijos, pues la dedicación a la empresa familiar le permite intensificar su trabajo".

El padre ha asegurado a Efe que sus dos hijos, mellizos y que actualmente tienen 9 años, están "muy encariñados" con él, y pide que la Justicia no le hable del bienestar de éstos, sino de derecho.

La madre denunció a su ex pareja el 1 de agosto de 2006 por amenazas en una piscina ante un Juzgado de Violencia Doméstica, pero el denunciado fue absuelto porque en el lugar de los hechos había dos policías que corroboraron la versión de éste.

Posteriormente, el hombre interpuso una denuncia contra su ex compañera sentimental por denuncias falsas, que se tramita en un juzgado malagueño y por la que ella ha declarado en calidad de imputada.

Varios abogados y fiscales consultados por Efe se han pronunciado en el sentido de que al juez le corresponde aplicar el Derecho y no valorar o criticar ni dar lecciones de comportamiento.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es