29 de octubre de 2020, 13:55:10
Mundo

concentración el 1 de febrero


“Tenemos la exigencia moral de gritar ‘libertad para Cuba’”



Son jóvenes, españoles, saben usar las nuevas tecnologías y creen en la democracia. Todos ellos aman Cuba y consideran una exigencia moral gritar “libertad” para la isla. Por ello, los miembros de la Asociación Española Cuba en Transición han convocado una concentración durante el mediodía del domingo 1 de febrero en la Puerta del Sol para protestar contra los 50 años de dictadura castrista.

Web de la Convocatoria


Su director ejecutivo, Matías Jove, con el que ha contactado EL IMPARCIAL, ha expuesto los motivos de esta convocatoria que lleva por lema “Medio siglo sin libertad”: “Queremos presionar al Gobierno de España para que tenga un diálogo continuo con el pueblo cubano, algo que pretenden evitar los hermanos Castro que no quieren que España tenga una relación abierta y transparente con su pueblo. No podemos ceder a la presión de los hermanos Castro y debemos de apostar abiertamente por la libertad”.

Desde el centro de Madrid los concentrados quieren mandar un mensaje a la isla: “Preferimos la democracia y si una Cuba democrática nos lo pide, estamos dispuestos a ayudarles en todo lo que sea necesario”. Jove ha añadido que, “como españoles, conocemos los peligros de la falta de libertad y de democracia. Cuba es ahora mismo el ejemplo por antonomasia de una sociedad donde no existe la ley, ni los derechos humanos y donde el caudillo es capaz de llevar a cualquier ciudadano a donde se propone”.

Las herramientas de Internet han sido una de las claves del éxito de esta convocatoria. La creación de un evento en Facebook y de una página web ha difundido la convocatoria de una forma sorprendente para los organizadores que reconocen que “las redes sociales han roto cualquier tipo de expectativas”. Los miembros de la Asociación han visto cómo se han ido incorporando a su iniciativa colectivos de diferentes tendencias: “Hemos recibido el apoyo de UPyD, Convergencia i Unió, UPN y del Colectivo de Gays y Lebianas (Colegas)”, que denuncia la persecución de homosexuales por parte del régimen dictatorial.

Con satisfacción, Jove asegura que “hemos visto cómo con un ordenador y organización podemos llegar a muchos colectivos que de otra forma sería muy complicado. En ese sentido son herramientas muy buenas para profundizar en la democracia”.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es