30 de noviembre de 2020, 21:31:49
América

Se reunirá con Sarkozy


Morales visita París con una cargada agenda política y económica


El presidente de Bolivia, Evo Morales, visitará París, por primera vez desde que accedió al cargo, con una apretada agenda política y econ'omica, que incluye una reunión con su colega francés, Nicolas Sarkozy y encuentros con directivos de diferentes empresas.


Morales, que viaja acompañado de los ministros de Hidrocarburos y Energía, Óscar Coca, y de Defensa, Wálker San Miguel, y de su portavoz, Iván Canelas, llegará a la capital francesa procedente de Moscú y será recibido a primera hora de la tarde por Sarkozy en el palacio del Elíseo. Ambos mandatarios abordarán diversos temas de la agenda bilateral, pero también las negociaciones entre la Unión Europea (UE) y la Comunidad Andina de Naciones (CAN). Morales no está de acuerdo con las actuales negociaciones comerciales que mantiene la UE con Colombia, Ecuador y Perú y apuesta por un diálogo en bloque a través de la CAN. Otra de las cuestiones que pueden estar sobre la mesa es la directiva europea de expulsión de extranjeros, muy criticada por el presidente boliviano.

Fuentes francesas indicaron que abordarán también la seguridad jurídica en Bolivia, la protección de las inversiones extranjeras, la crisis económica y la necesidad de una mayor regulación de los flujos financieros. Las inversiones francesas en Bolivia y la posible puesta en marcha de una escuela de administración pública en el país, a imagen de la francesa, son otros de los asuntos que están en la agenda.

El presidente boliviano se reunirá también con el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Koichiro Matsuura, con quien abordará diversos temas de cooperación en el terreno cultural y de patrimonio. La parte económica de su viaje incluye reuniones con directivos de las empresas Bolloré, Total y Airbus.

En el primer caso, el presidente se interesará en el proyecto de inversor del grupo galo en la explotación del litio del salar de Uyuni. Bolivia tiene en su suelo la mitad de las reservas mundiales de litio y Bolloré mostró en octubre pasado su voluntad de colaborar en la explotación de este producto. Además, Morales probará en la empresa francesa los prototipos de automóviles eléctricos, que funcionan con baterías de litio. La planta, situada en Río Grande, entrará en funcionamiento en 2010 y tiene una producción estimada de unas 40 toneladas de carbonato de litio anuales.

Morales se reunirá también con directivos de la petrolera franco-belga Total, que tiene intereses comerciales en la explotación el gas boliviano, al igual que con representantes del fabricante de aviones Airbus. La visita de Morales se cerrará con una conferencia ante la prestigiosa Universidad de Ciencias Políticas de París. Con motivo de la visita de Morales a París, el Colectivo Nacional de Apoyo a Bolivia, que agrupa a diversas asociaciones de derechos humanos, ha convocado una manifestación de "apoyo al proceso democrático profundo" iniciado con su elección en enero de 2006.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es