5 de abril de 2020, 2:48:33
Deportes

los valencianos aguantaron hasta el último cuarto


El TAU será el segundo semifinalista tras doblegar al Pamesa


El TAU Vitoria se convirtió en el segundo semifinalista de la Copa del Rey después de derrotar al Pamesa Valencia (82-66) en un partido tremendamente igualado que sólo se resolvió gracias a un parcial de 10-0 en el ecuador del último periodo como consecuencia de los imponentes recursos ofensivos del equipo de Ivanovic.


El Pamesa Valencia soñó con protagonizar la sorpresa de la Copa del Rey en el primer asalto por el título del gran favorito, el Tau Vitoria, pero la fortaleza del cuadro vitoriano, liberado de las tinieblas con la eclosión de Tiago Splitter, sepultó la ensoñación valenciana y otorgó un nuevo récord al equipo vasco: ocho clasificaciones consecutivas para las semifinales del torneo.

Dos hombres marcaron la senda de la eliminatoria a golpe de inspiración y buen hacer individual. El georgiano-estadounidense Shammond Williams abrió la puerta de la esperanza para el Pamesa con una eficacia demoledora desde el arco de triples cuando el quinteto alavés todavía desentumecía los músculos y ajustaba las tuercas de la defensa que, tras el amago de infarto esbozado por el base de origen norteamericano (8-20 m.7), redujo el ardor 'toronja' al alimón con Splitter.

Williams arrancó con un tres de tres en triples (4-13) y calentó los ánimos del Pamesa ante la estupefacta mirada de la afición vitoriana, que confiaba en ver a los suyos pasearse de principio a fin y dejar el sufrimiento y la frustración enteras en manos del rival. Splitter aún andaba en el limbo.

El pívot baskonista salió de la pista a los cinco minutos con un cero de valoración y uno cero de uno en lanzamientos de dos para regresar escasos segundos antes del final del primer asalto. El ingreso en el partido del bosnio Mirza Teletovic y la paulatina subida de vueltas de la defensa alavesa preparó el terreno para el excelente trabajo del internacional brasileño.

El impacto de Splitter empezó a conducir al cuadro valenciano a errores en la selección del tiro y a reducir la brecha del tanteador. La calificación numérica del jugador del Tau pasó de cero a catorce y su anotación de la nada a registrar diez puntos y cinco rebotes cuando la bocina clausuró el primer tiempo.

El Tau completó un parcial de 14-4 (22-24 m.13) y rebasó finalmente al Pamesa a cuatro minutos del intermedio, cuando la racha señalaba un 21-8 (29-28). Desde ese momento, el choque abandonó las marcas personales para entrar de lleno en una confrontación general al más puro estilo copero.

Sólo el serbio Kosta Perovic y sus 217 centímetros siguieron un camino constante y sin baches en esa mitad (siete y seis puntos en el primer y segundo tramos respectivamente). Pero la resurrección del Tau ya había echado raíces y el 33-35 previo a la segunda entrega de la eliminatoria creció al unísono hasta el inesperado 54-53 que el turco Ermal Kugo firmó desde los 6,25 metros en la salida de la última fase.

Un triple del esloveno Vlado Ilievski y una canasta del serbio Igor Rakocevic, el máximo anotador de la Liga ACB, tragado por la pizarra del técnico croata Neven Spahija en la noche madrileña, sacaron del nuevo embrollo al Tau (59-53), aunque de forma provisional porque el Pamesa derrochó confianza en sus posibilidades sin prestar atención a las camisetas que tenía enfrente, capaces de paralizar las mentes y las muñecas de muchos equipos (61-59).

El Pamesa creía, pero los alaveses habían acariciado demasiadas veces la escapada decisiva como para abandonarla sólo por afrontar otra grave amenaza. Una falta antideportiva señalada a Kugo, un tiro libre producto de esa acción aprovechado por Splitter, dos cestas del estadounidense Pete Mickeal, con otra diana del pívot hispano-brasileño y un triple de Sergi Vidal dieron por fin carpetazo a la eliminatoria y al merecido sueño valenciano al cabo de 37 minutos (71-59).
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es