22 de octubre de 2019, 16:54:37
Nacional

ambos quieren la presidencia


PSE y PNV salen de su reunión sin visos de llegar a un acuerdo de Gobierno


El PSE ha abandonado la sede del PNV sin que los 40 minutos que ha durado la reunión hayan resultado en acuerdo. Éste era difícil, ya que los dos partidos ponen como condición que su candidato sea el lendakari.


La reunión entre los dirigentes del PNV y del PSE-EE para intentar recabar apoyos para la investidura del candidato nacionalista, Juan José Ibarreche, como lendakari ha concluido cuarenta minutos después de su inicio. La comisión negociadora del PSE-EE ha llegado a las 10.40 horas de la mañana a la sede del PNV en Bilbao, Sabin Etxea, y la ha abandonado a las 11.20.

El PSE-EE ha respondido a la propuesta de acuerdo que le ha planteado hoy el PNV que su objetivo es trabajar para "constituir el gobierno de cambio que los ciudadanos han avalado en las urnas" y que sólo un lendakari socialista será "la garantía" para "abrir un nuevo tiempo en la política vasca".

Los miembros de la comisión negociadora del PSE-EE que se han reunido con los representantes del PNV en Bilbao han escuchado esta mañana la propuesta de los nacionalistas de alcanzar "un acuerdo que dé estabilidad institucional no sólo a Euskadi, sino que también tenga su correspondencia en la estabilidad de otras instituciones, incluso del Estado".

Tras escuchar ese ofrecimiento los socialistas han concluido, según han expuesto en un comunicado, que "después de las elecciones del domingo sigue habiendo dos concepciones: la de quienes quieren mantener un lehendakari del PNV para dar continuidad a las políticas que hemos conocido en los últimos diez años" y "el cambio" representado por el PSE. Han explicado que quieren "abrir un nuevo tiempo, con un nuevo liderazgo, para unir al país, respetar su pluralidad y hacer las cosas de otra manera".

En esa cita, el PSE-EE ha manifestado su respeto a que sea el PNV, como partido más votado, el que tome la iniciativa para recabar apoyos para la investidura del próximo lendakari. Sin embargo, los socialistas han expresado "su inequívoco compromiso con una política de cambio, comprometida con la ciudadanía y con nuestro electorado, que abra un nuevo tiempo donde la política vasca no esté escorada y bloqueada por el frentismo, sino que propicie el encuentro y el acuerdo entre diferentes".

Ese nuevo tiempo en la política vasca deberá hacerse, según han sostenido los socialistas, "desde el respeto al pluralismo y el fortalecimiento de la tolerancia y la convivencia". Con este objetivo, el PSE-EE ha anunciado que iniciará "una ronda de contactos para conformar un Gobierno Vasco" con el que abrir esa etapa "de estabilidad, seguridad y confianza en la política vasca, para reforzar nuestra democracia y nuestro autogobierno".

El PSE también trabajará por "avanzar en la modernización de Euskadi, en la apuesta clara por su desarrollo, en el diálogo social para hacer frente a la crisis y en la unidad de todas las fuerzas políticas para acabar juntos con el terrorismo". El gobierno que lidere un lehendakari socialista defenderá cuatro objetivos "muy claros": acabar con el terrorismo y consolidar la paz y la libertad; hacer frente a la crisis económica y recuperar el empleo; asentar la convivencia desde el respeto a la pluralidad; y reforzar el autogobierno al servicio de la ciudadanía.

Según PSE, un lendakari socialista será "la única garantía" para "avanzar con seguridad en políticas de diálogo y acuerdos que unan al país, y para abrir un nuevo tiempo en la política vasca", porque, "hasta ahora, el PNV ha demostrado lo contrario". Por tanto, "después de escuchar y conocer la propuesta del PNV, el PSE-EE mantiene su propósito de hablar con todas las fuerzas políticas para recabar los apoyos que permitan constituir el gobierno de cambio que los ciudadanos han avalado en las urnas, con un liderazgo renovado, nuevas ideas y nuevas personas".

Por parte del PSE han acudido a Sabin Etxea -sede central del PNV en Bilbao- el presidente del partido, Jesús Eguiguren; el secretario de Organización, Rodolfo Ares, y los secretarios generales de Guipúzcoa y Álava, Iñaki Arriola y Txarli Prieto, respectivamente. Durante casi 45 minutos, los socialistas vascos han conversado con la delegación del PNV, formada por su candidato a la reelección como lehendakari, Juan José Ibarretxe, además del presidente del partido Iñigo Urkullu, y los presidentes de las ejecutivas de Guipúzcoa, Álava y Vizcaya, Joseba Egibar, Iñaki Gerenabarrena y Andoni Ortuzar, respectivamente.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es