28 de octubre de 2021, 16:57:09
Nacional

los ha relacionado Iñigo Urkullu, del PNV


Zapatero tacha de "infundio" el rumor de contactos entre PSE y Batasuna


El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, calificó de "infundio" las afirmaciones realizadas por el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, de que ha habido contactos entre el PSE y Batasuna y de que incluso se habrían producido la misma noche electoral.


El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, calificó de "infundio" las afirmaciones realizadas por el presidente del PNV de que ha habido contactos entre el PSE y Batasuna y de que incluso se habrían producido la misma noche electoral del uno de marzo.

Zapatero dijo: "Me parece absolutamente un infundio". Tras esta afirmación, recordó que sus compañeros en el País Vasco ya habían desmentido estas afirmaciones del dirigente del PNV. También, la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, aseguró que es "rotundamente falso" que los socialistas vascos hayan establecido contactos con representantes de la antigua Batasuna para desalojar al PNV del Gobierno vasco y atribuyó esas informaciones al "nerviosismo" de los nacionalistas.

Bastante fiabilidad
El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, defendió que hay rumores de "bastante fiabilidad" que apuntan a que socialistas y representantes de la antigua Batasuna están iniciando contactos para desalojar a su partido del Gobierno vasco. "Son rumores que existen e incluso llamadas del mismo domingo por la noche. Cuando hago referencia a la pinza entre PP, PSOE y también a ese mundo de la izquierda abertzale me refiero a ese único propósito de desalojar al PNV de las instituciones", aseveró.

Urkullu denunció que se produjo un "pacto tácito" entre PSOE y PP en la campaña electoral con el objeto de "desplazar" al PNV del Ejecutivo vasco, y explicó que a este hecho se refería cuando hablaba de "golpe institucional". "Ha podido sonar duro pero detrás de todo lo que estamos viviendo ha habido una ocultación del PSOE a la ciudadanía que se ha visto claramente manifestada en la misma noche del domingo electoral", remachó.

Tras apuntar que el PP centraba su atención, antes de la cita electoral, en los intereses del partido en el ámbito nacional, criticó que no existe ningún proyecto común entre 'populares' y socialistas a parte del que pasa por desalojar a la formación de Juan José Ibarretxe de las instituciones. "El único objetivo es desplazar al PNV haciendo caso omiso a su propio discurso de transversalidad, de acuerdo por la pluralidad", criticó.

El presidente del PNV rechazó hablar de ilegitimidad en referencia a las posibles alianzas políticas, y prefirió hacerlo de "golpe institucional" porque el PSOE y el PP miran, en su opinión, sólo a los intereses de sus formaciones a nivel nacional. "Las elecciones no reflejan el mapa sociopolítico del País Vasco", indicó, para arremeter contra "quien se autodenomina" izquierda abertzale y pretende "hacer una pinza" para lograr el abandono del PNV de la Lehendakaritza.

"El diseño de nuevos modelos de pacificación"
Por su parte, el presidente del PNV de Guipúzcoa, Joseba Egibar, ha advertido del "silencio clamoroso" que guarda la izquierda abertzale ante un posible Gobierno vasco del PSE y ha vaticinado que dentro de los socialistas vascos "alguien estará ya diseñando" un nuevo escenario para "la exploración de vías o modelos de pacificación".

Egibar ha asegurado no tener "ninguna duda" de que PSE y PP "van a sumar" sus votos en el Parlamento para lograr que el candidato socialista llegue a la Lehendakaritza. Según ha vaticinado, el PP acudirá este luners a Sabin Etxea dentro de la ronda de contactos del PNV en aras a recabar respaldos para la designación de Ibarretxe y poco después los socialistas "expondrán que el PNV no ha conseguido apoyos para reelegir a su candidato".

De esta forma, el PSE establecerá "mañana mismo" sus propios contactos "y en 24 horas anunciarán que ya tienen garantizada esa votación". Por ello, Egibar ha dicho que "se acelerarán todos los plazos para precipitar la decisión ya tomada entre PSE y PP".

En cualquier caso, ha opinado que el texto para el acuerdo "de estabilidad política e institucional" que presentó el PNV al PSE les sorprendió a los socialistas hasta el punto de que se quedaron "unos segundos en silencio". Sin embargo, el acuerdo no prosperó por la "obsesión" de los socialistas por llegar a Ajuria Enea, que para Egibar "es un ejercicio de irresponsabilidad".

Para lograrlo, el PSE cuenta con "el silencio clamoroso" de la izquierda abertzale, que, ha dicho, "sigue asestando críticas al PNV" a pesar de que las elecciones "se han producido en un contexto en que la aplicación de la Ley de Partidos que no ha permitido que toda la sociedad vasca esté presente en el Parlamento". Egibar ha analizado que "si la izquierda abertzale hubiera estado presente, ninguna opción hubiera sumado mayoría absoluta" y ha considerado que "su silencio llama la atención" porque "a corto o medio plazo" pueden darse "movimientos para que ETA desaparezca del escenario y todas las expresiones políticas puedan estar presentes en próximas convocatorias electorales".

Según ha considerado, "entre socialistas y la izquierda abertzale tienen que existir puentes" y esa puede ser "una de las bazas políticas que puede tener el PSE para los próximos meses, porque empieza a gobernar con el apoyo directo del PP", en un escenario parlamentario "muy difícil". Por ello, Egibar ha opinado que dentro del PSE "alguien ya estará diseñando un escenario de esa naturaleza" para que se desarrolle fuera del Parlamento Vasco.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es