5 de diciembre de 2019, 16:52:42
Nacional

Aguirre tilda de "feo" a las víctimas la ausencia del psoe en el homenaje de la CAM


El 11-M sigue dividiendo a la clase política cinco años después


El V Aniversario de la tragedia del 11-M ha puesto de relieve una vez más la división de la clase política. A lo largo del día, se suceden decenas de actos institucionales que homenajean a las 191 víctimas de los atentados de Madrid en los que los líderes políticos destacan bien por su asistencia bien por su ausencia. Tomás Gómez, por ejemplo, ha decidido no hacerse la foto con Esperanza Aguirre pero sí con Alberto Ruiz Gallardón que, por otra parte, estuvo acompañado por Magdalena Álvarez y Soledad Mestre.


11-M de 2009. Cinco años después de la mayor tragedia terrorista de la historia de la democracia la clase política sigue mostrándose enfrentada. Es Día Europeo de la Víctimas del Terrorismo pero la unión de los demócratas no se puede fotografiar. La clase política ha decidido que lo importante es dónde es conveniente homenajear a las víctimas.

El Partido Socialista de Madrid (PSM) ordenó este martes a sus cargos públicos no asistir al homenaje a las víctimas del 11-M presidido por la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre. El porqué de su ausencia: la protesta por el cierre de la Comisión de Investigación de espionaje. Los socialistas madrileños recibieron esta indicación a través de mensajes y llamadas de teléfono, lo que ha provocado el "malestar de muchos", que consideran que "los homenajes que honran a las víctimas del 11-M no tienen que forman parte del veto de la dirección del partido a los actos institucionales de Aguirre".

La presidenta de la Comunidad de Madrid saluda a las fuerzas de seguridad que intervinieron en el atentado. (Manuel Engo)


Aún así, esta mañana, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, no acudió esta mañana a la Puerta del Sol. Junto a Esperanza Aguirre, el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, la delegada del Gobierno en la región, Soledad Mestre y la líder madrileña de Izquierda Unida, Inés Sabanés. Tampoco asistió a la Puerta del Sol, la portavoz del grupo socialista de la Asamblea ha confirmado que su portavoz, Maru Menéndez. Se ha unido a esta peculiar protesta, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas, que tampoco ha acudido al acto que presidido por Esperanza Aguirre, aunque en su agenda pública estaba prevista su asistencia.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha declarado que le parece "muy mal" que los socialistas hayan "mezclado las discrepancias políticas" por el cierre anticipado de la comisión de espionaje con los actos de recuerdo a las víctimas del 11-M. "Cada uno es responsable de sus actos", ha señalado Aguirre, para quien los socialistas madrileños deberán "responder ante sus electores" por no haber asistido al acto institucional de la Comunidad , algo que considera "un feo" a las víctimas.

La ofrenda de la Comunidad de Madrid ha sido el primer acto de la mañana en memoria de los atentados del 11-M ha consistido en la colocación de una corona de laurel ante la placa que, en la fachada de la presidencia del Gobierno regional, rinde homenaje a quienes participaron de manera voluntaria y solidaria en la ayuda a las víctimas de aquella jornada trágica.

Para evitar la mala imagen que estas ausencias pudieran generar, desde el partido socialista se recalca que "los socialistas no dejaremos de asistir a los actos de homenaje a las víctimas del 11-M" por lo que muchos de estos políticos no han destacado por su ausencia en la Puerta del Sol han acudido a la Estación de Atocha, al acto organizado por el Ayuntamiento de Alberto Ruiz Gallardón bajo el monumento a las víctimas del atentado.

Alberto Ruiz Gallardón depositó junto a Magdalena Álvarez una corona de laurel en homenaje a las victimas del 11m en el monumento conmemorativo de la Estación de Atocha de Madrid. (Manuel Engo)Junto al alcalde, la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, la delegada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre, el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, el portavoz socialista en el Consitorio, David Lucas, entre otros cargos públicos.

Álvarez ha colocado junto a Gallardón una corona de laurel. Después, todos los asistentes han guardado cinco minutos de silencio. Ha sido un sencillo acto de apenas unos minutos en la cripta del monumento. En un principio, se trataba de un acto estrictamente municipal por lo que no ha contado con representación de asociaciones de víctimas pero el propio David Lucas ha querido darle una relevancia mayor y se ha referido a él como un "acto conjunto del Gobierno de España y de la corporación municipal" y se ha atrevido incluso a reprochar la ausencia de representantes del Gobierno autonómico al afirmar "a quien se ha echado de menos es a la Comunidad de Madrid".

Silencio y flores en el Corredor del Henares
Decenas de personas han participado este mediodía en los actos de homenaje a las víctimas del 11-M celebrados en los municipios del Corredor del Henares, una de las zonas más afectadas por la tragedia, a la que se ha hecho memoria con flores y silencio.

En este quinto aniversario, la declaración institucional del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, leída en el monumento a las víctimas en la plaza de la Estación, próxima a la estación de Cercanías de Renfe, ha hecho referencia a las víctimas del terrorismo como "la imagen más nítida que actualmente tiene nuestra sociedad para mostrar la lucha por la libertad, por los derechos humanos y por la democracia".

Esta declaración ha defendido la Constitución y el Estado de Derecho "como marco esencial de la convivencia de todos los españoles" y ha abogado por el entendimiento, "esencial para trazar un camino en el que los terroristas y los bárbaros no tienen cabida".

Por otra parte, el Ayuntamiento de Coslada ha celebrado una ofrenda floral al lado del monumento a las víctimas, en el recinto ferial, y el alcalde, Ángel Viveros, ha expresado su solidaridad para con las familias y ha manifestado que "es un día muy triste para todos". En los principales municipios del Corredor del Henares, el 11-M ocasionó 70 muertos y decenas de heridos.

Las víctimas reprochan la división
Ante esta situación, varias víctimas de 11-M han mostrado su indignación por la división entre los partidos políticos en los homenajes programados para este 11-M con motivo del quinto aniversario de los atentados, en un acto que ha reunido esta mañana en Madrid a víctimas del terrorismo de toda Europa. "Es una pena y una vergüenza que una vez más los políticos hayan antepuesto sus intereses al apoyo a las víctimas", ha apuntado en la sede de la Comisión Europea en Madrid la vicepresidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, que hace cinco años perdió a su hija en los atentados.

En este Día Europeo en recuerdo de las víctimas del terrorismo, Pedraza ha subrayado que la sociedad "no quiere tolerar, ni amparar de ninguna manera comportamientos terroristas" y ha subrayado el "objetivo irrenunciable" de todas ellas: "la verdad, memoria, dignidad y justicia".

Derecho a la verdad, ha dicho, porque "no puede ser de otra forma y reconocimiento de lo ilícito y perverso de los actos que nos convirtieron en víctimas". "Memoria", ha añadido, "como requisito indispensable para salvaguardar la dignidad de las víctimas del terrorismo, ciudadanos y ciudadanas inocentes sacrificados por los grupos terroristas para atemorizar a nuestra sociedad e imponernos sus criterios totalitarios".

Y la justicia, "sin venganza", como "reparación necesaria por el terrible daño ocasionado a las víctimas y la aplicación de la ley como única herramienta posible e irrenunciable".




Además, Pedraza ha pedido que todos los actos de terrorismo sean considerados como delitos de lesa humanidad para que no puedan quedar impunes con el paso del tiempo, y que la voz de las víctimas sea escuchada en la lucha contra el terrorismo.

Al acto se han sumado la presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Ángeles Domínguez; el presidente de la AVT, Juan Antonio Garcia Casquero; el presidente de la Asociación Francesa de Víctimas del Terrorismo, Guillaume Denoix, y el de la Asociación Italiana, Dante Notaristefano. También dos presidentes de asociaciones irlandesas de víctimas, Michael Gallagher, del grupo de apoyo a las víctimas de Omagh, y William Frazer, de la FAIR.

Pero además de las víctimas europeas, han asistido igualmente algunos representantes políticos, como la diputada de UPyD Rosa Díez, quien considera una "obligación democrática" asistir a estos actos, de ahí que le resulte "inexplicable" las ausencias que se han apreciado.

"Es algo que no me entra en la cabeza, que en solo cinco años haya quien ha pensado que se puede pasar página porque quizá institucionalmente no interesaba en este momento", ha señalado Díez.

"Terrible e inexplicable en términos humanos -ha continuado-, y en términos políticos, una cuestión bastante grave que no haya habido un acto institucional único de recuerdo de lo que fue el atentado más grave que sufrió España por el número de víctimas en un sólo día".

También han asistido Ignacio Cosido y Alfonso Alonso, del PP, quien cree que las víctimas "tienen que ser las protagonistas" en este día, con lo que, a su juicio, "no puede ser que se le dé protagonismo a dificultades políticas o a rencillas entre los partidos políticos". No obstante, ha ahondado en la necesidad de que las instituciones muestren de forma explícita su apoyo a las víctimas.

El presidente de la AVT tampoco ha entendido las "ausencias" en este acto porque las víctimas son "de todos" y "no son de ningún partido político". Por ello, dijo no entender "cómo el Gobierno no se ha volcado en un acto hacia las víctimas" en este día.

También ha querido mostrar su "incomprensión" ante la actitud de la clase política la directora de la Fundación Miguel Ángel Blanco, Cristina Cuesta: "No entiendo que no se haya hecho un homenaje compartido y que los políticos no hayan podido aparcar sus diferencias".

Los representantes de las asociaciones de víctimas de Irlanda, Francia e Italia se han sumado a estas críticas y han mostrado su rechazo a la falta de ayuda, por parte de los diferentes Gobiernos, a las víctimas del terrorismo. Frente a estas "promesas vacías" de una clase política divida, las víctimas de toda Europa se han mostrado unidas ante un problema que, han repetido, "no tiene fronteras".

La presidenta de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, Pilar Manjón, también ha reprochado el olvido institucional de las víctimas de los atentados del 11 de marzo en el quinto aniversario de la masacre. "El olvido sería su segunda muerte", ha subrayado Manjón durante el acto de homenaje organizado por la asociación que preside en la calle Téllez, junto a las vías del tren en el que fallecieron 64 personas.

Tras denunciar las "mentiras interesadas" que han surgido durante todo este tiempo, Manjón ha explicado que su asociación había invitado a este homenaje a las diferentes instituciones, pero no ha obtenido respuesta alguna.

"Dieron la vida por la democracia. El Estado les debe un reconocimiento. Si no lo hacen, estaremos nosotros", ha destacado Manjón, que ha insistido en que el olvido de las víctimas del 11-M supondría "su segunda muerte".

Sí han acudido al acto el director de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, José Manuel Rodríguez Uribes; la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundúa; así como el coordinador general de IU, Cayo Lara.

En un ambiente de dolor y recogimiento sólo roto por el rumor sordo de los trenes que pasan despacio camino de la estación de Atocha, un centenar de familiares y víctimas del 11-M han realizado un sencillo homenaje de recuerdo de las 191 víctimas de los atentados.

En silencio, familiares y amigos han depositado cada una de las 191 rosas en una estructura de hierro en la que podía leerse la palabra "11-M", y tras la lectura de un poema han dejado volar los 191 globos blancos que se han elevado libres en el cielo de Madrid.

"Sacaremos fuerzas de donde no las tenemos para buscar Justicia", ha proclamado Pilar Manjón, quien ha abrazado una por una al centenar de víctimas y familiares que se han acercado hasta el número 30 de la calle Téllez, justo enfrente de donde estalló uno de los trenes.

Dos heridos en aquel tren también han leído sendos manifiestos en los que se ha pedido Justicia y recuerdo para las víctimas y un mundo en paz y sin violencia. También ha habido reproches para aquellos "innombrables que se han ganado a pulso nuestro desprecio", y para aquellos que "se bajaron del tren" del 11-M "con rapidez". "Nosotros seguiremos", han alertado.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es