30 de julio de 2021, 2:18:43
Deportes

1-1


El Tenerife se topó contra el muro albaceteño


El Tenerife se topó contra el entramado defensivo del Albacete Balompié, que acabó el partido con diez jugadores, y no pudo pasar de un empate (1-1) que ralentiza su paso, pero que no le desvía del camino hacia la Primera División.


Un discutido penalti al poco del 1-0 transformado por Toché consolidó la apuesta inicial de Juan Ignacio Martínez, sobre todo cuanto en la recta final su equipo se quedó en inferioridad numérica por la expulsión de Diego Costa.

El conjunto chicharrero salió en tromba y asedió la meta defendida por Cabrero, uno de los grandes responsables del resultado final.

Ya en el minuto cinco Ayoze estuvo a punto de dar un serio disgusto al cuadro manchego al rematar a placer un pase de Alfaro, pero el zurdo no encontró la dirección adecuada, y en el doce fue Ricardo el que soltó un zapatazo desde fuera del área que el meta visitante envió con muchos apuros a córner.

Cumplido el cuarto de hora los manchegos tantearon por primera vez a Luis García mediante un disparo a media altura de Merino, pero el cancerbero local atajó el balón sin problemas.

Atenuado el ímpetu inicial de los locales, el Albacete empezó a sentirse más cómodo sobre el terreno de juego, no sólo taponando cualquier intento de salida de su opositor sino presionando su engranaje creativo.

Eso no impidió que cerca de la media hora Juanlu encontrara una autopista por la banda derecha y asistiese a Alfaro, quien con un remate de cabeza a ras de suelo alojó el balón en el marco de Cabrero.

A renglón seguido, y con muy poco tiempo de celebraciones, llegó el tanto manchego, esta vez desde el punto de penalti por mediación de Toché, tras un discutida entrada de Ricardo sobre el mismo delantero.

El equipo visitante pudo incluso marcharse a vestuarios en franquicia de no ser por dos espléndidas intervenciones de Luis García ante sendos remates de Tarantino a la salida de un córner ejecutado por Merino.

Los primeros minutos de la segunda mitad fueron de auténtico vértigo, sobre todo para Cabrero, puesto que el peligro rondó continuamente su marco, primero al ver cómo el colegiado invalidaba un tanto a Nino, luego con un peligroso disparo de Alfaro, y después en un remate en solitario de Sicilia.

Como sucedió en el primer acto, en cuanto languideció el fragor del conjunto chicharrero los visitantes empezaron a aproximarse al área contraria y en una de esas ocasiones Toché, tras controlar un balón en el área, intentó colocar el balón con sutileza entre los tres palos pero se le fue por encima del larguero.

La fatiga y la ansiedad del Tenerife se convirtieron en los mejores aliados de los manchegos que, junto a su buen oficio, supieron conservar el 1-1, pese a jugar en el tramo final con un efectivo menos.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es