18 de octubre de 2019, 11:09:33
Economía

Previsiones


El BCE rebaja el crecimiento hasta el 1,8%



Asimismo, de cara a 2009 el promedio de los encuestados anticipa que la inflación se situará en el 2%, idéntico nivel al sondeo anterior, mientras que en sus estimaciones a más largo plazo ( a cinco años vista) las expectativas de inflación se han elevado al 2%, una décima más que en el cuarto trimestre de 2007. Respecto al crecimiento económico de la zona euro, los participantes en la EPE han revisado a la baja, en 0,3 puntos porcentuales para el 2008 y 0,2 puntos porcentuales para el 2008 y el 2% para el 2009. Estas revisiones a la baja reflejan la preocupación por la desaceleración de la economía de EEUU, que podría tener repercusiones mundiales.

Estas expectativas están sujetas a los riesgos relacionados con el aumento de los precios del petróleo, la continúa incertidumbre en tomo a la evolución de los mercados financieros y una corrección desordenada de los desequilibrios mundiales, con posibles efectos sobre el tipo de cambio del euro. Además, los encuestados señalan como principales causas que podrían mejorar las previsiones, la relajación de la política económica en Estados Unidos y el dinamismo del consumo privado y del empleo en la zona del euro. En este sentido, las expectativas de crecimiento a más largo plazo (es decir, para el 2012) se han revisado también a la baja, en 0,1 puntos porcentuales, y se sitúan ahora en el 2,1%.

Por otro lado, las expectativas referidas a la tasa de desempleo en la eurozona para el 2008 y 2009 se sitúan actualmente en el 7,1% y el 7%, respectivamente, lo que supone un empeoramiento de 0,4 puntos porcentuales tanto para el 2008 como para el 2009. Algunos de los encuestados consideran que a pesar de que la tasa de desempleo ha caído de forma significativa en la zona del euro en los últimos años debido a las reformas de los mercados de trabajo, la movilidad laboral y el reducido poder de negociación de los sindicatos, se espera que, de producirse algún descenso de la tasa de paro, éste sea moderado.

Asimismo, las expectativas a más largo plazo respecto a la tasa de desempleo se han revisado al alza en 0,3 puntos porcentuales y se sitúan en el 6,7% para el 2012. Se considera que existe algún riesgo en estas previsiones. Los encuestados siguen indicando que el descenso de la tasa de paro en un horizonte temporal más dilatado depende, en gran medida, de que se realicen reformas adicionales y más profundas de los mercados de trabajo.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es