30 de noviembre de 2020, 19:03:27
Sociedad

EPIDEMIA


Paraguay decreta el estado de emergencia por fiebre amarilla



El decreto, firmado por el jefe de Estado Nicanor Duarte, precisa que la medida durará 90 días y permitirá el desembolso excepcional de recursos para que el ministerio de salud intensifique las tareas de prevención.

Las autoridades sanitarias han confirmado que la enfermedad, que no se registraba en el país desde hace 34 años, se ha extendido a la localidad de Luque, donde está el aeropuerto internacional Silvio Pettirossi.

Hay indicios de la muerte de un joven la semana en el vecino municipio de San Lorenzo probablemente por fiebre amarilla.

Las autoridades yahan informado de tres casos sospechosos en Luque y otros dos en la vecina San Lorenzo, a 20 kilómetros de Asunción.

Además, en la últimas horas se han registrado dos enfermos con síntomas de esta enfermedad en el municipio J. Augusto Zaldivar, a unos 30 kilómetros al sur de la capital.

Por otro lado, un campesino de 25 años residente en un pueblo del departamento de San Pedro, en el centro del país, murió el 1 de febrero en un hospital de Asunción con síntomas de fiebre amarilla. Es uno de los seis casos confirmados en esa región.

El decreto presidencial faculta al Gobierno a solicitar ayuda internacional para el envío de vacunas, ya que este país se ha quedado casi sin reservas, en medio de la alarma de los habitantes de Asunción, que desde hace días acuden en masa a los centros de salud para inmunizarse.

Poco antes de firmar el decreto, Duarte ha dicho en un acto público que en los países de la región están faltando vacunas "contra una enfermedad que se creía que ya no necesitaba una vacunación sistemática".

Hasta el momento han llegado 50.000 dosis procedentes de Brasil y se está a la espera de un nuevo cargamento de medicamentos, ya que en Paraguay sólo quedan una reserva de unas 30.000, tras inmunizar a más de 35.000 habitantes del centro del país y a unos 10.000 habitantes de San Lorenzo.

No obstante ante la alarma social, las autoridades insisten en que sólo vacunarán a los residentes de las áreas de riesgo y a los que deben viajar a regiones de países donde la enfermedad es endémica.

Por su parte, el ministro de Salud, Óscar Martinez, ha anunciado que este fin de semana deben llegar unas 144.000 dosis de las partida de 200.000 ofrecida por el Gobierno peruano, así como expertos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para evaluar la situación.

Este organismo ha prometido un total de 600.000 vacunas de su fondo rotario que llegarán al país hasta marzo próximo.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es