14 de julio de 2020, 12:32:56
Deportes

alavés 0 castellón 1


El Alavés ve cada vez más cerca el descenso ante un Castellón práctico


El Alavés se acerca a Segunda B después de encajar una nueva derrota en su campo ante un Castellón que fue uno de los rivales más amables que han visitado Mendizorroza esta campaña, y que con el mínimo esfuerzo se llevo los tres puntos.


La derrota deja al Alavés en descenso y a cinco puntos de la salvación, sin saber aprovechar una ocasión de haberse situado a sólo dos ante los resultados favorables de los equipos implicados en la pelea por el descenso.

No le hizo falta al equipo de Paco Herrera desplegar un gran fútbol ni avasallar al Alavés. La indolencia y falta de tensión de los locales, unido a la endeblez defensiva hicieron el resto para poner en bandeja la victoria a los castellonenses. Un balón suelto en el área vitoriano lo empujó Nsue para llevarse los tres puntos y certificar la tranquilidad definitiva para los de la Plana hasta final de temporada.

Kalderon ocupó el lateral zurdo como solución de urgencia en el Alavés y el Castellón cargó el ataque por esa banda. Arana encontró un filón en ese carril y de sus botas nacieron las ocasiones visitantes.

Un centro mal rematado por Ulloa, una llegada hasta línea de fondo o un centro chut de Arana fueron los avisos de los de Paco Herrera. El Alavés no encontraba la manera de enlazar más de ocho pases seguidos para presentarse ante la meta castellonense, ni era capaz de poner la tensión necesaria ante un equipo que se jugaba la vida.

A la media hora, Javi Guerra tuvo las primeras ocasiones del Alavés con un remate, tras jugada de estrategia, y en un mano a mano ante Sánchez que no pudo precisar. Antes del descanso, Arana tuvo la mejor ocasión del Castellón con un zurdazo desde la frontal del área que Bernardo pudo rechazar.

El Alavés volvió de los vestuarios con más tensión, pero esa intensidad se agotó a los cinco minutos. La entrada de Igor y de Pery Martínez buscó mantener esa mordiente para ir a por tres puntos vitales. El Castellón no volvió a presentarse ante la portería cuando, superada la hora de partido, Ulloa se revolvió en el área y su disparo lo desvió Casar a saque de esquina.

El Alavés parecía que no era consciente de la importancia de la victoria y no ofreció la tensión de tardes anteriores. Javi Guerra tuvo un remate de cabeza que no pudo ajustar a los tres palos, a falta de quince minutos. El Castellón comenzó a dar por bueno el punto, ante un Alavés que lo intentaba con más voluntad que acierto, fútbol y ocasiones.

Todo se les puso de cara a los visitantes cuando Nsue aprovechó el enésimo fallo de contundencia de la defensa vitoriana, para empujar a las redes un balón suelto en el área pequeña, tras el saque de una falta, que no acertaron a despejar los centrales vitorianos.

Todo fueron prisas para el Alavés en los minutos finales y para cuando se quiso poner no acertó a superar el miedo y tensión de un resultado que le acerca a Segunda B. Ya con el tiempo cumplido, Javi Guerra pudo salvar un punto, pero su remate se fue por muy pocos centímetros.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es