22 de noviembre de 2019, 21:37:51
Cultura

ha compartido cartel con Eugenio de Mora y "Joselillo"


Emilio de Justo corta la primera oreja de la Feria de San Isidro de Las Ventas


Emilio de Justo ha cortado la primera oreja de la Feria de San Isidro al mejor toro de un encierro de Martelilla que en general careció de raza y empuje. El torero extremeño aprovechó la condición del sexto y se convirtió en el primer triunfador de un ciclo en el que no pudieron aprovechar su oportunidad Eugenio de Mora y Joselillo, que cumplieron esta tarde su único paseíllo en el ciclo.


La tarde discurría sin apenas notas de interés hasta que apareció el sexto, un colorado de Casa de los Toreros - segundo hierro de Gonzalo Domecq - acapachado de cuerna y armónico de hechuras que, dentro de su medida fortaleza, acomete con clase y temple a la muleta de Emilio de Justo quien trató de componer con estética y destaca en dos series con la mano derecha así como en varios detalles sueltos y sobre todo en una estocada de efecto fulminante que canjeó por la primera oreja del ciclo.

Antes, con su primero, un sobrero de María Cascón de casi seis años que acometió al paso y de manera anodina, no tuvo opción. También Joselillo ofreció buena imagen con un lote de estrechas posibilidades. Su primero tendió a reponer y a quedarse corto en el último tercio y el torero estuvo digno y serio e incluso le robó muletazos con la derecha de importancia, pero ni en éste ni en el deslucido quinto, que protestó con mal estilo, consiguió llegar al tendido. Por su parte Eugenio de Mora anduvo templado con el primero que tuvo buen son y se acabó muy pronto. El molesto cuarto no le dio opción.Emilio de Justo ha cortado la primera oreja de la Feria de San Isidro al mejor toro de un encierro de Martelilla que en general careció de raza y empuje. El torero extremeño aprovechó la condición del sexto y se convirtió en el primer triunfador de un ciclo en el que no pudieron aprovechar su oportunidad Eugenio de Mora y Joselillo, que cumplieron esta tarde su único paseíllo en el ciclo.

La tarde discurría sin apenas notas de interés hasta que apareció el sexto, un colorado de Casa de los Toreros - segundo hierro de Gonzalo Domecq - acapachado de cuerna y armónico de hechuras que, dentro de su medida fortaleza, acomete con clase y temple a la muleta de Emilio de Justo quien trató de componer con estética y destaca en dos series con la mano derecha así como en varios detalles sueltos y sobre todo en una estocada de efecto fulminante que canjeó por la primera oreja del ciclo.

Antes, con su primero, un sobrero de María Cascón de casi seis años que acometió al paso y de manera anodina, no tuvo opción. También Joselillo ofreció buena imagen con un lote de estrechas posibilidades. Su primero tendió a reponer y a quedarse corto en el último tercio y el torero estuvo digno y serio e incluso le robó muletazos con la derecha de importancia, pero ni en éste ni en el deslucido quinto, que protestó con mal estilo, consiguió llegar al tendido. Por su parte Eugenio de Mora anduvo templado con el primero que tuvo buen son y se acabó muy pronto. El molesto cuarto no le dio opción.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es