26 de noviembre de 2020, 5:01:22
Nacional

UN GRUPO DE RADICALES


Un grupo de radicales insulta e intenta boicotear una conferencia de Rosa Díez



Rosa Díez, que llegó a las doce del mediodía al campus de Somosaguas, tuvo que acceder al interior de la facultad, entre insultos, con la ayuda de la Policía y de los servicios de seguridad de la institución.




Para evitar males mayores, una vez que la ponente había conseguido entrar, la seguridad de la Facultad tomó la decisión de cerrar las puertas del Salón Polivalente, donde se celebró la conferencia titulada "Regeneración Democrática". A pesar de estas medidas, el comienzo de la conferencia tuvo que retrasarse durante unos minutos en los que los jóvenes radicales gritaron desde el exterior consignas contra Rosa Díez y Francisco Aldecoa, decano de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología, que fueron calificados de "fascistas" y "asesinos". Los asistentes, unos cuatrocientos, rompieron a aplaudir como muestra de solidaridad arropando a la conferenciante y acallando el ruido de los violentos. Fueron más los interesados en escuchar a Rosa Díez los que tuvieron que quedarse fuera que la minoría que intentó boicotear el acto.




Una vez dentro, algunos alumnos increparon a Rosa Díez acusándola de "impedir la libertad expresión" de aquellos a los que se había impedido entrar en el acto y no "predicar con el ejemplo". La portavoz de UPyD respondió, con la valentía que le ha caracterizado durante su carrera política, que "predica con el ejemplo, practica la libertad de expresión en una tierra donde te matan por ello". Rosa Díez añadió que la verdadera libertad de expresión consiste en el respeto mutuo y permitir el uso de la palabra para aquellos que "jamás han utilizado la violencia". Para la líder de UPyD, los verdaderos fascistas se encontraban detrás de las puertas y su agresiva actuación deslegitima cualquier tipo de reivindicación.




Rosa Díez volvió a ser insultada al término del acto por algunos de los jóvenes radicales que todavía permanecían en el lugar. Estos violentos fueron reconocidos por algunos de los presentes como miembros de la llamada "Aula Social" y no sería la primera vez que llevan a cabo actos violentos dentro de la propia Facultad. De hecho, algunos alumnos afirmaron que "son los de siempre, un grupo de alumnos e incluso personas que no están matriculadas" que se dedican organizar huelgas y otras actividades políticas que, en muchos casos, terminan de forma violenta.




Radicalismo en el seno de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología
Según ha podido saber EL IMPARCIAL, el grupo que conforma el "Aula Social" reivindica la autogestión de los espacios públicos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología, y desde hace varios años mantiene un aula "okupada" en el mismo edificio. En este espacio, no rige la autoridad del decanato y estos jóvenes radicales actúan con total libertad.




El grupo autodenominado "Aula Social" se define como anarquista y actualmente se encuentra dividido en tres facciones conocidas como "Asamblea", "Asamblea Anarquista" y "Contrapoder". El cabecilla que aúna a estos radicales se encuentra actualmente cursando un cuatrimestre en Los Ángeles y es un reconocido líder dentro de los movimientos radicales estudiantiles. Estos individuos causan gran rechazo entre la mayor parte del alumnado y el profesorado, que se encuentra cansado de la impunidad con la que agreden y menoscaban los derechos de quienes no comparten sus ideas. Es más, durante el acto de hoy, la ira de este grupo extremista no ha ido dirigida sólo contra Rosa Díez, sino que también ha llegado a herir a otros alumnos que forman parte de movimientos de izquierdas pero que no comparten su intolerancia.



Sobre estas líneas, uno de los carteles que daban la "bienvenida" a Rosa Díez.

Oleada de agresiones de radicales para impedir la libertad de expresión
Este suceso se produce un día después de que un grupo de independentistas catalanes intentara agredir a la cabeza de lista del PP por Barcelona, Dolors Nadal, cuando acudió a pronunciar una conferencia a la Universidad Pompeu Fabra (UPF) de la capital catalana.

Otro suceso similar se produjo la semana pasada, cuando un grupo de radicales gallegos insultó e intentó agredir en Santiago de Compostela a la líder del PP vasco, María San Gil.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es